COMENTARIO

Radioterapia al tumor primario para el cáncer de próstata metastásico recién diagnosticado

Dr. Miguel Ángel Álvarez Avitia

Conflictos de interés

13 de noviembre de 2018

COLABORACIÓN EDITORIAL

Medscape &

Nota de la editora:

Como parte de la alianza entre Medscape en Español y la Sociedad Mexicana de Oncología (SMeO), el Dr. Miguel Ángel Álvarez Avitia resume los resultados del estudios STAMPEDE, presentado en ESMO 2018. El Dr. Álvarez Avitia es adscrito en el Departamento de Urología, del Instituto Nacional de Cancerología (INCan) en la Ciudad de México, México.

Antecedentes

Los pacientes con cáncer de próstata típicamente reciben tratamiento sistémico para enfermedad metastásica, y tratamiento local solo para paliación sintomática. El tratamiento para el tumor primario posiblemente tenga mayor beneficio de lo esperado, ya que de manera experimental se había mostrado beneficio en modelos animales, y por otro lado, en estudios previos se observó que en ciertos subgrupos de buen pronóstico existía beneficio al adicionar radioterapia al tumor primario en el escenario metastásico.

El estudio STAMPEDE se llevó a cabo bajo la hipótesis de que la radioterapia mejora la sobrevida global en pacientes con cáncer de próstata metastásico de reciente diagnóstico, y que este beneficio puede ser aún mayor en pacientes con bajo volumen tumoral.[1]

Se realiza un estudio fase 3, multicéntrico internacional, en pacientes con cáncer de próstata metastásico confirmado por imagen convencional (gammagrafía ósea y tomografía computarizada y/o imagen por resonancia magnética) dentro de las primeras 12 semanas de iniciada la terapia de privación androgénica.

Los pacientes fueron estratificados por edad (≥ 70 años frente a ≤ 70 años), enfermedad ganglionar y estado funcional; se aleatorizaron al tratamiento estándar frente a tratamiento estándar y radioterapia.

Se definió enfermedad de alto volumen con 4 o más lesiones óseas, o enfermedad ósea fuera del esqueleto axial o enfermedad visceral, o ambos.

Resultados

Se aleatorizaron 2.061 pacientes; en el tratamiento estándar 18% de los pacientes recibió docetaxel como parte del tratamiento. La mediana de seguimiento fue de 37 meses.

Comparada con los controles de sobrevida global, no hubo ventajas de adicionar radioterapia en toda la población estudiada (HR: 0,92; IC 95%: 0,80 - 1,06), y tampoco en pacientes con alto volumen (HR: 0,54; IC 95%: 0,90 - 1,28), y en los pacientes de bajo volumen sí hubo beneficio contundente (HR: 0,68; IC 95%: 0,52 - 0,90), y en sobrevida libre de falla al tratamiento, el beneficio se limitó a la población en general (HR: 0,76; IC 95%: 0,68 -1,84), y pacientes de bajo volumen (HR: 0,59; IC 95%: 0,49 - 0,72), no habiendo beneficio en los pacientes de alto volumen (HR: 0,88; IC 95%: 0,77 - 1,01). Y lo más importante, disminuyendo en los pacientes con bajo volumen la muerte específica por cáncer de próstata (HR: 0,65; IC 95%: 0,47 - 0,90), no encontrándose diferencias entre los factores de estratificación.

Punto de vista

La selección del paciente es el factor más importante para el beneficio y éxito de la radioterapia como parte del tratamiento multimodal en enfermedad metastásica de novo, particularmente beneficiando a los pacientes de bajo volumen, aunque no en la población general.

Este estudio resalta la importancia del trabajo multidisciplinario para el manejo adecuado de los pacientes, y en particular para este subgrupo considerado como oligometastásico, donde existe un claro beneficio de la radioterapia en cuanto a sobrevida libre de falla, y muerte por cáncer específica.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....