Mini Examen Clínico: Evalúe sus conocimientos sobre retinopatía del prematuro

Dr. Jesús Hernández Tiscareño

Conflictos de interés

30 de julio de 2018

La retinopatía del prematuro se caracteriza por una proliferación anormal de los vasos sanguíneos de la retina. Si no se trata, puede conducir a desprendimiento de retina y ceguera, siendo la principal causa de ceguera que afecta a los lactantes prematuros en todo el mundo. Su frecuencia está fuertemente asociada con la calidad de la atención médica.

En los países de altos ingresos, donde muchos lactantes prematuros sobreviven, la retinopatía del prematuro que pone en peligro la vista se explora de manera efectiva, lo que hace que la ceguera sea rara. Con la disminución de la edad gestacional y el peso al nacer en los países desarrollados, la retinopatía del prematuro es la segunda causa más común de ceguera en la infancia, después de la ceguera cortical.[1]

En los países de medianos ingresos se brinda atención médica para la supervivencia de algunos lactantes extremadamente prematuros, pero es menos efectiva para prevenir la retinopatía del prematuro; esto ha aumentado la prevalencia de retinopatía del prematuro en estos países.

Se ha informado que la retinopatía del prematuro conduce a la ceguera en aproximadamente 50.000 niños por año en todo el mundo.[2] En México, en una encuesta llevada a cabo durante el Congreso Nacional de Neonatología de 2007, 60% de los encuestados informaron que la detección de retinopatía del prematuro y el plan de tratamiento no se llevaron a cabo por no estar disponible en su unidad, los factores identificados fueron la falta de oftalmólogos calificados, los recursos económicos, el acceso a la tecnología/equipo y el apoyo institucional para el desarrollo de cuidados de la retinopatía del prematuro.[3]

En el 2009, una encuesta escolar en 2 instituciones en Guadalajara, México, encontró que la retinopatía del prematuro fue la principal causa de ceguera infantil (34,7%), y solo 53% de las unidades neonatal de cuidados intensivos de la ciudad había implementado un programa regular de examen y tratamiento de retinopatía del prematuro.[3]

La enfermedad fue descrita inicialmente como fibroplasia retrolental por Theodore Lasatar Terry en 1942. La primera epidemia de la enfermedad se produjo en la década de 1940 y 1950 con el advenimiento de la oxigenoterapia no controlada para el tratamiento de la insuficiencia respiratoria en los lactantes prematuros. En ese momento, la retinopatía del prematuro se convirtió en la causa más común de ceguera infantil en los países de altos ingresos. Como resultado, el uso de oxígeno se restringió drásticamente, lo que provocó una disminución brusca de la incidencia de retinopatía del prematuro. En 1951, el Dr. P. Heath introdujo por primera vez el término "retinopatía de la prematurez".[4]

Pruebe sus conocimientos sobre retinopatía del prematuro con nuestro Mini Examen Clínico.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....