Mini Examen Clínico: ¿Qué sabe del uso de probióticos?

Mary L. Windle, doctora en farmacia

Conflictos de interés

25 de julio de 2018

La evidencia de mayor calidad científica apoya principalmente el uso de probióticos para tratar distintos tipos de diarrea, en concreto, la diarrea asociada a antibióticos. Un estudio dejó de manifiesto que los pacientes pediátricos tratados con probióticos lograron un descenso de 11% de este tipo de diarrea. La evidencia científica a favor del uso de probióticos en la enfermedad de Crohn es bastante más débil, y la evidencia científica a favor del uso de probióticos en la pancreatitis aguda también es insuficiente.

Aunque algunos resultados preliminares indican un efecto beneficioso moderado de los probióticos para perder peso, es necesario realizar más investigación. Los estudios en los que se han observado efectos mínimos en la pérdida de peso están relacionados principalmente con probióticos lácteos.

Un resumen reciente de la evidencia científica disponible encontró que el uso de probióticos en la colitis ulcerativa tiene un nivel de evidencia A, mientras que en el síndrome de intestino irritable el nivel de evidencia es B. En pacientes con colitis ulcerativa se recomienda administrar probióticos al inicio de la enfermedad. En pacientes con síndrome de intestino irritable se ha observado que los probióticos mejoran la respuesta sintomática global, la calidad de vida, y la eficacia del tratamiento, aunque la evidencia científica no es tan sólida.

Para saber más de las características clínicas de la diarrea, lea aquí.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....