No hay pruebas científicas de que los multivitamínicos promuevan la salud cardiaca

Megan Brooks

Conflictos de interés

23 de julio de 2018

Tomar multivitamínicos y minerales en suplementos no previene infarto de miocardio, accidente cerebrovascular o muerte por una causa cardiovascular, de acuerdo con una revisión sistemática y metanálisis de investigación relevante.[1]

"El mensaje fundamental es simple: No hay evidencia científica de que los multivitamínicos y minerales en suplementos promuevan la salud cardiovascular. Esperamos que nuestro estudio ayude a resolver la controversia sobre el uso de este tipo de suplementos para la prevención de enfermedad cardiovascular", dijo a Medscape el Dr. Joonseok Kim, autor principal, de la University of Alabama, en Birmingham, Estados Unidos.

El estudio fue publicado el 10 de junio en la versión electrónica de Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes.

"Las vitaminas y minerales en suplementos se consumen diariamente por cerca de la mitad de los adultos estadounidenses, pero se han documentado escasos beneficios", dijo la Dra. JoAnn Manson, quien no intervino en el estudio y es jefa de medicina preventiva del Brigham and Women's Hospital y profesora de medicina en la Harvard Medical School, ambos en Boston, Estados Unidos.

    Los suplementos multivitamínicos nunca sustituirán una dieta saludable y equilibrada     Dra. JoAnn Manson

"Respecto a los multivitamínicos y enfermedad cardiovascular, específicamente, ni los estudios observacionales ni los estudios clínicos aleatorizados han demostrado beneficios claros para la prevención primaria o secundaria", dijo la Dra. Manson a Medscape.

"Es importante que los médicos resalten a sus pacientes que los multivitamínicos en suplementos nunca sustituirán una dieta saludable y equilibrada, que pueden tener muchos componentes beneficiosos para la salud vascular. Además, los micronutrimentos de los alimentos son mejor absorbidos por el cuerpo que los suplementos", señaló.

El Dr. Kim y sus colaboradores realizaron una revisión sistemática y metanálisis de 18 estudios con más de 2 millones de adultos (media de edad: 57,8 años) con media de seguimiento de 11,6 años. Once estudios fueron de Estados Unidos, cuatro de Europa y tres de Japón. Solo en cinco estudios se especificó la dosis y el tipo multivitamínicos y minerales en suplemento.

En general, no hubo ninguna relación entre el uso de suplementos y la mortalidad por enfermedad cardiovascular, informan los investigadores.

Tabla. Suplementos de multivitamínicos y minerales con los riesgos de desenlaces

Desenlace

Riesgo relativo (IC 95%)

Mortalidad por enfermedad cardiovascular

1,00 (0,97 - 1,04)

Mortalidad por enfermedad coronaria

1,02 (0,92 - 1,13)

Mortalidad por accidente cerebrovascular

0,95 (0,82 - 1,09)

Incidencia de accidente cerebrovascular

0,98 (0,91 - 1,05)

Tampoco hubo ningún vínculo entre los suplementos y enfermedad cardiovascular o mortalidad por enfermedad coronaria en subgrupos preespecificados clasificados según media de seguimiento; media de edad; periodo de uso de suplementos; género; tipo de población; exclusión de pacientes con antecedente de enfermedad coronaria; y ajuste con respecto a dieta, tabaquismo, actividad física y centro del estudio.

El uso de multivitamínicos y minerales en suplementos se relacionó aparentemente con una ligera disminución del riesgo de incidencia de enfermedad coronaria (riesgo relativo [RR]: 0,88; IC 95%: 0,79 - 0,97). Sin embargo, esta relación no se mantuvo significativa en el análisis de subgrupos combinado de estudios aleatorizados controlados (RR: 0,97; IC 95%: 0,80 - 1,19).

"Ha sido excepcionalmente difícil convencer a las personas, incluso a investigadores nutricionales, para que reconozcan que los multivitamínicos y minerales en suplementos no previenen las enfermedades cardiovasculares", dijo el Dr. Kim en un comunicado de prensa. "Espero que los hallazgos de nuestro estudio ayuden a disminuir la exageración en torno a los suplementos y alienten a las personas a utilizar métodos comprobados para reducir su riesgo de enfermedades cardiovasculares ¾como consumir más frutas y verduras, hacer ejercicio y evitar el tabaco¾".

La American Heart Association no recomienda el uso de multivitamínicos y minerales en suplementos para la prevención de enfermedad cardiovascular.

"Práctica plausible pero fallida"

En un editorial adjunto, la Dra. Alyson Haslam y el Dr. Vinay Prasad, ambos de la Oregon Health & Science University, en Portland, Estados Unidos, señalan que las prácticas en biomedicina a menudo se adoptan porque "resultan atractivas a nuestras esperanzas y hay una plausibilidad biológica".[2]

En el caso de los multivitamínicos, es lógico que algunas vitaminas puedan reducir los eventos cardiovasculares porque son antiinflamatorios o, en términos más generales, mejoran la salud y el bienestar general. Sin embargo, en este caso parece que no lo hacen y, por tanto, los multivitamínicos para la enfermedad cardiovascular se unen a la lista de prácticas plausibles, pero fallidas en cardiología", concluyen.

Aunque los multivitamínicos tienden a dosificarse en cantidades moderadas y probablemente sean más inocuas que las megadosis de suplementos dietéticos individuales, "no están completamente exentas de riesgo en todos los pacientes", dijo la Dra. Manson a Medscape.

Por ejemplo, los suplementos alimentarios pueden interactuar con algunos medicamentos, como la vitamina K y la warfarina, e interferir en la determinación de algunas pruebas de laboratorio clínico, como las concentraciones de biotina y troponina; también tienen efectos secundarios en algunos pacientes, incluyendo síntomas digestivos, explicó.

"En consecuencia, no se recomiendan el consumo sistemático de multivitamínicos en suplementos en la población general, sino que es adecuada una estrategia dirigida para determinadas etapas de la vida y grupos con alto riesgo", dijo la Dra. Manson.

Algunos ejemplos de etapas de la vida relevantes incluyen al embarazo, en el cual los suplementos de ácido fólico y vitaminas prenatales son útiles, y en adultos de mediana edad o de edad avanzada, algunos de los cuales pueden beneficiarse de los suplementos de vitamina B12, vitamina D o calcio. Los grupos con alto riesgo, como los que tienen síndromes de malabsorción, patrones de alimentación restringida, osteoporosis, anemia perniciosa, degeneración macular relacionada con la edad, y en aquellos que utilizan a largo plazo metformina o inhibidores de la bomba de protones, también les pueden ser útiles los suplementos alimentarios, dijo.

La Dra. Manson también destacó que el Physicians’ Health Study II, un estudio clínico aleatorizado a gran escala de multivitamínicos en hombres, demostró que estos suplementos pueden reducir moderadamente la incidencia de cáncer. Este hallazgo se está explorando más a fondo en el estudio COSMOS que actualmente se encuentra en curso y en el que se está evaluando si los multivitamínicos, con o sin flavonoles de cacao, pueden reducir el riesgo de cáncer y enfermedad cardiovascular en hombres y mujeres de edad avanzada.

"Los resultados del estudio COSMOS se esperan en dos años, así que hay que mantenerse pendiente", concluyó la Dra. Manson.

Los autores informan no tener ninguna financiación externa ni conflictos de interés económico relevantes. El Dr. Prasad ha recibido regalías por su libro Ending Medical Reversal y pagos por colaboraciones con Medscape.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....