COMENTARIO

Lo más relevante en tumores gastrointestinales, con la Dra. Díaz y el Dr. Gómez desde el Congreso Anual de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) de 2018

Dr. Henry Gómez; Dra. Consuelo Díaz

Conflictos de interés

20 de junio de 2018

COLABORACIÓN EDITORIAL

Medscape &

Hola, bienvenidos a Medscape en Español. Soy Henry Gómez, oncólogo, médico de Lima, Perú. Nos encontramos grabando desde Chicago, en el Congreso de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) 2018.

En esta ocasión tenemos la presencia de una destacada oncóloga, la Dra. Consuelo Díaz, médica de la Unidad de Tumores Gastrointestinales del Instituto Nacional de Cancerología, en la Ciudad de México, México. Bienvenida, doctora. El día de hoy va a abordar los highlights de tubo digestivo.

Dra. Consuelo Díaz: Gracias, doctor. Para mí es un placer estar con ustedes, y de alguna forma introducir cuáles han sido los puntos más sobresalientes de este congreso de ASCO en el área de tumores gastrointestinales.

En primer lugar, voy a considerar el tratamiento del cáncer de páncreas avanzado metastásico.

Ya todos sabemos que es una neoplasia con un pronóstico pobre, y que el manejo sistémico tiene el objetivo de paliar la enfermedad, así como disminuir siempre la sintomatología secundaria (efectos adversos). También sabemos que el estudio de folfirinox demostró una superioridad con respecto a gemcitabina en el beneficio clínico, pero siempre nos vamos a enfrentar a la neurotoxicidad, que en este estudio generalmente fue de 10%. Para ello se hizo el estudio PRODIGE 35-PANOPTIMOX que se presentó en este ASCO 2018, el cual intenta transpolar el mantenimiento para el cáncer de colon.[1]

Este fue un estudio de fase 2 donde se evaluó dar la inducción con folfirinox cuatro ciclos, seguido de mantenimiento con 5-fluorouracilo y ácido folínico, o bien folfirinox hasta la progresión, y en otro brazo de tratamiento daban 2 meses de folfirinox seguido de gemcitabina. Realmente mostró resultados muy buenos. En el grupo que recibió el mantenimiento con 5-fluorouracilo y ácido folínico fueron 11 meses de sobrevida, comparados contra 17 meses en otros estudios. Si bien es un estudio de fase 2, creo que nos abre puertas para considerar esto en una mayor población de pacientes.

Algo muy importante es que al implementar esta estrategia de mantenimiento, también la mediana de duración del tratamiento es de aproximadamente 7 meses. Siguiendo en este mismo tenor en el cáncer de páncreas, pero ahora en el escenario adyuvante, se evaluaron los resultados de dar folfirinox adyuvante por 6 meses, contra gemcitabina. Y realmente los resultados fueron sorprendentes. En el esquema de folfirinox hay una disminución del riesgo de muerte de 61%, y 20 meses de diferencia a favor de folfirinox (54 meses contra 34 meses de gemcitabina). Entonces, creo que para el cáncer de páncreas, que tiene un pronóstico muy pobre, estos son muy buenos resultados. Esperemos que nos ayuden a nuestra práctica clínica.

Dr. Henry Gómez: Muchos oncólogos tienen temor a usar folfirinox porque sospechan que no es tóxico. ¿Qué les diría usted?

Dra. Consuelo Díaz: Vuelvo a comentar, en este sentido para el cáncer avanzado, que sobre todo continuamos el tratamiento hasta máxima toxicidad o progresión, creo que esta estrategia de mantenimiento nos abre puertas para poder limitar la toxicidad sin comprometer el beneficio.

Dr. Henry Gómez: En relación al cáncer hepático, ¿qué novedades tiene ?

Dra. Consuelo Díaz: Sí, el estudio REACH-2 abre las puertas a una oportunidad con la segunda línea con ramucirumab.[2] Sabemos que tenemos estudios con regorafenib y lenvatinib en segunda línea. En este estudio los pacientes recibieron ramucirumab en segunda línea. Sin embargo, algo que el estudio agrega a los ya previos, es que se incluyeron solamente pacientes con alfafetoproteína arriba de 200 ng/ml. Entonces, para mí es algo importante porque, de cierta manera, de no tener un biomarcador con los otros dos estudios, parecería que esto puede ser un biomarcador, y que estos son los pacientes a los que se va a ofrecer un mayor beneficio.

Dr. Henry Gómez: En relación a la inmunoterapia, ¿alguna innovación?

Dra. Consuelo Díaz: En inmunoterapia, uno de los estudios más reconocidos fue el KEYNOTE-061, que es sobre el uso de pembrolizumab en segunda línea para pacientes de adenocarcinoma gástrico, y de la unión esofagogástrica.[3] Sabemos que estos pacientes representan 40% que puede recibir una segunda línea, son pacientes con compromiso del estado funcional. Aquí, si bien ellos evaluaron en segunda línea pembrolizumab contra paclitaxel, que es el estándar de tratamiento actual, básicamente no hubo gran diferencia en cuanto a sobrevida libre de progresión, y sobrevida media. Sin embargo, hay una proporción de pacientes que están vivos a 18 meses, lo cual es muy rescatable, porque fue de 34% para el grupo de la inmunoterapia, y de 14% para el grupo de paclitaxel.

Dr. Henry Gómez: Es más prolongada.

Dra. Consuelo Díaz: Es más prolongada, y la toxicidad fue más flexible en el grupo de pembrolizumab, fue de 14% contra 25% de paclitaxel. Entonces, creo que es una oportunidad para pacientes, sobre todo con compromiso del estado funcional.

Dr. Henry Gómez: Doctora, estos últimos segundos para despedirse de los oncólogos de Sudamérica.

Dra. Consuelo Díaz: Tenemos cosas interesantes y resultados más alentadores, por ejemplo, en el cáncer de páncreas. En estómago es una puerta; yo me quedaría con la inmunoterapia en pacientes más limitados, donde debemos determinar ese pequeño grupo de pacientes más respondedores. Pero sobre todo, algo muy importante es que debemos seguir investigando y consiguiendo buenos resultados en un equipo multidisciplinario.

Dr. Henry Gómez: Muchas gracias por seguir a Medscape en Español desde ASCO 2018. Mucha suerte.

Contenidos relacionados

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....