Lo mejor en cáncer ginecológico con la Dra. Morales, desde el Congreso Anual de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) de 2018

Dra. Flavia Morales Vázquez

Conflictos de interés

15 de junio de 2018

COLABORACIÓN EDITORIAL

Medscape &

Hola, desde ASCO 2018 para Medscape en Español, soy Flavia Morales Vázquez, soy ginecooncóloga en el Instituto Nacional de Cancerología, en la Ciudad de México y este congreso ha traído cosas muy interesantes en este campo.

Principalmente en la plenaria, donde el Dr. Douglas R. Lowy nos muestra un avance relevante en cuanto a la prevención del cáncer cervicouterino, y de todos los tumores relacionados con el virus del papiloma humano (VPH).[1] El Dr. Lowy fue el creador de estas vacunas, que han tenido sus variantes comerciales, y que realmente han impactado en reducir tanto la incidencia de los nuevos cánceres, como la mortalidad. De allí que es necesario retomar el papel de la vacunación, no dejarlo caer, y seguir impulsando estas campañas, ya que son de gran impacto para promover la prevención y la salud en general.

En cuanto al cáncer ginecológico, se destacan más de 134 trabajos en diferentes áreas: Cáncer epitelial de ovario y endometrio; sarcomas uterinos en vagina y vulva; y aspectos que van desde el manejo quirúrgico hasta las terapias innovadoras.

Sin duda, en estos trabajos se enfatiza la participación de los inhibidores PARP, y de los antiangiogénicos en el manejo del cáncer epitelial de ovario.

Inhibidores PARP

La Dra. Matulonis hace una revisión muy importante en un segmento educacional, donde señala que hay dos cuestiones todavía no resueltas, y relevantes en relación con el momento de introducir los inhibidores PARP en el manejo de estos tumores, por un lado, y por el otro, cómo identificar las resistencias para saber de qué manera podría ser la secuenciación.

Hay tres inhibidores PARP que van a la cabeza en cuanto a los ensayos clínicos y la utilidad, muy semejantes en eficacia y toxicidad.

¿Cirugía en cáncer ginecológico?

En los trabajos relacionados con el abordaje quirúrgico, por una parte se compara cirugía con quimioterapia neoadyuvante, y por otra, el impacto de la cirugía robótica, y quizá el estudio más relevante en el área quirúrgica sería el de Ana Fagoti, un estudio fase 3, el Scorpion,[2] que compara etapas localmente avanzadas en una sola institución, pacientes que se abordan primariamente con cirugía, contra aquellos que reciben quimioterapia neoadyuvante, que al final del seguimiento ninguna de ambas estrategias resultó superior, y únicamente podríamos decir que ante enfermedad localmente avanzada, quizá las complicaciones posquirúrgicas son mayores, y habría que seleccionar adecuadamente a las pacientes que van a beneficiarse primero de un abordaje con quimioterapia neoadyuvante por su estado general y etapa de la enfermedad.

Otras combinaciones

En otros rubros, también son importantes las comparaciones que se hacen con algunos ensayos de fase 1 y fase 2, de combinar inhibidores PARP con antiangiogénicos, inhibidores PARP con inmunoterapia, y en este sentido de inmunoterapia, la Dra. Matulonis presenta un trabajo, el Keynote-100,[3] donde en el cáncer epitelial de ovario evalúan, por un lado, la actividad de pembrolizumab, y por otro, la seguridad; aunque esto no es tan abundante en el rango de respuestas, sí es promisorio en el sentido de que podrían trabajarse varias combinaciones de estos nuevos agentes.

Para Medscape en Español, desde ASCO 2018.

Contenidos Relacionados

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....