COMENTARIO

¿No asistirá a la American Society of Clinical Oncology (ASCO) 2018? No está solo (y aquí explicamos el por qué)

Dra. Lidia Schapira

Conflictos de interés

28 de mayo de 2018

Tradicionalmente, los oncólogos han contado con asistir en persona a las reuniones de la sociedad para mantenerse al día sobre los avances en la investigación y la práctica clínicas. Pero ahora que están disponibles recursos educativos basados en la web, así como la transmisión de contenido en directo de las principales reuniones, incluida la American Society of Clinical Oncology (ASCO), me pregunté: ¿Cómo se sienten los oncólogos acerca de la necesidad de viajar o no a Chicago para asistir a la reunión anual de ASCO este año?

Empecé a pensar en esto hace unos años, cuando un colega de Boston desafió mi suposición de que asistir a la reunión anual de ASCO era un "hecho", un evento importante que no se podía perder bajo ninguna circunstancia.

Habló sobre la creciente presión para mantener nuestra práctica clínica funcionando, el gasto y la molestia asociados con viajar, y la abrumadora cantidad de sesiones científicas y educativas que ahora se ofrecen en ASCO. Luego, con calma, explicó que le resultaba mucho más productivo quedarse en casa y ver el contenido relevante para su trabajo en la computadora o en la tableta.

Normalmente veía las sesiones orales en su hotel en Chicago, horas después del evento en directo.

Otro colega señaló que tenía un horario tan ocupado durante la reunión, que normalmente veía las sesiones orales en su hotel en Chicago, horas después del evento en directo.

Entonces, ¿para quién es realmente la reunión anual de la ASCO, y vale la pena viajar? En las últimas semanas me comuniqué con mis colegas oncólogos para saber por qué asisten a la reunión, e igualmente importante, por qué no lo hacen.

Un colega me dijo: "Es una buena idea saltarse una reunión ocasionalmente para contar con una nueva perspectiva de lo que se busca obtener de la 'experiencia de la reunión', y cómo abordar la planificación para la próxima. Al principio de la carrera deseamos ver y aprender TODO, pero rápidamente entendemos que esto no es posible, y mientras uno se centra en su profesión, aprende cómo navegar y enfocarse en algo en la reunión, y obtener más de ella".

Otros hicieron eco de su consejo. La reunión puede ser abrumadora, por lo que es útil preparar la agenda con mucha anticipación, y tomarse un tiempo para reflexionar sobre los temas principales. La reunión de este año seguirá teniendo temas de prevención de toxicidades a través del manejo oportuno de los síntomas, desescalar los tratamientos, y usar biomarcadores predictivos y otras herramientas novedosas para guiar la elección de los tratamientos adyuvantes.

Lo que uno extraña es el análisis de los resultados por los pasillos, y las discusiones.

Otro colega agregó: "Cuando tuve que preparar una 'actualización de ASCO' para mi grupo, me di cuenta de que si le dedicaba suficiente tiempo podría obtener mucho más de las charlas si las seguía en línea. Pero lo que uno extraña es el análisis de los resultados por los pasillos, y las discusiones".

También escuché a muchos colegas comentar que realmente disfrutan la oportunidad de interactuar con los presentadores, ya que esto hace que la reunión sea memorable. Y también hay beneficios sociales: "La ciencia definitivamente vale la pena, pero disfruto más ver a los amigos". Personalmente, siempre paso por las sesiones de carteles, y trato de saludar a antiguos compañeros y amigos.

La reunión quizá ha perdido su atractivo para los colegas de las prácticas comunitarias, que la consideran abrumadora e improductiva. Un médico en práctica solitaria me dijo: "Solo asistí a una reunión de la ASCO uno o dos años después de comenzar mi práctica privada. Fue en ese momento cuando me di cuenta de que ya no quería acudir. Sentí que me era imposible extraer de la reunión lo que necesitaba desesperadamente: Conocer los nuevos datos clínicamente relevantes con implicaciones que cambian la práctica. No importa a qué sesión asistía, sentía que me estaba perdiendo otras sesiones simultáneas de interés. Y muchas de las presentaciones, aunque importantes e interesantes, no son clínicamente relevantes. Desde entonces he asistido a Best of ASCO (y Highlights of ASH) cada año, y estoy muy agradecido por estas conferencias. El material presentado es clínicamente relevante, y se entrega en un contexto que permite incorporar la nueva información al mundo real de la atención al paciente. Generalmente procuro estar al día con los nuevos medicamentos, nuevos datos, nuevas aprobaciones de la Food and Drug Administration (FDA), y un entorno de atención al paciente cada vez más difícil".

No importa a qué sesión asistía, sentía que me estaba perdiendo otras sesiones simultáneas de interés.

El éxito de ASCO en atraer multitudes nacionales e internacionales que típicamente superan los 30.000 asistentes, lo ha hecho muy impersonal. Ante la pregunta: "¿Para quién es realmente la reunión?", un amigo respondió: "No estoy seguro. Se siente como si fuera una reunión internacional con muchos inversores, y recordatorios constantes de que la oncología es un gran negocio". Otra persona indicó: "Es para médicos e investigadores, dándonos la oportunidad de conectarnos con viejos amigos y hacer contactos". Parece que ambos tienen razón, por lo que el desafío para los asistentes consiste en trazar su camino en la carrera de obstáculos que significa el centro de convenciones, mediante la planificación de algunos descansos sociales, y el uso de calzado cómodo.

Tenía curiosidad por saber qué recordaban amigos y colegas de las reuniones anteriores, y específicamente sobre momentos especiales de ASCO. Lo que percibí fue que los momentos especiales implican una conexión personal con un experto, un tema, o una oportunidad para una reunión, como "escuchar a un amigo o un compañero dar una charla importante", o "estar presente cuando se produjo un gran avance, y cuando se presentó y se discutió”, o “tener una cena de cumpleaños con amigos de diferentes países".

¿Acaso se preocuparon por discutir sus "peores" recuerdos de ASCO? Escuché muchos problemas de viaje y frustración por tener que elegir entre eventos que se dan al mismo tiempo. Por ejemplo: "Cuando dos eventos o sesiones a los que realmente deseas asistir ocurren simultáneamente, o están muy lejos uno del otro, no puedes llegar a ambos".

Ahora que mis colegas más cercanos y yo somos profesores sénior, el consejo que damos a los colegas jóvenes es: Concéntrense en una o dos áreas, y programen su tiempo para reunirse con amigos y colaboradores. Prepárense y sean curiosos, y no pierdan la oportunidad de visitar los increíbles museos de arte en Chicago.

¿Siente que todavía es relevante asistir a ASCO en persona? ¿Cuáles son los mejores y los peores aspectos de asistir a ASCO y otras de las grandes reuniones de la sociedad? Déjenos conocer su opinión en la sección para comentarios.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....