COMENTARIO

Revisión de Artículos: Cribado por oximetría para detectar cardiopatía congénita, guías de hipertensión arterial, y ayuno presedación para procedimientos en el servicio de urgencias

Dr. Jesús Hernández Tiscareño

Conflictos de interés

18 de mayo de 2018

En este contenido

Asociación de ayuno previo al procedimiento, con los resultados de la sedación del departamento de urgencias en pacientes pediátricos

La sedación es un procedimiento que se considera seguro, aproximadamente 1% de pacientes pediátricos experimenta un evento adverso grave durante la misma, siendo el más temido la aspiración pulmonar; actualmente existen pautas que especifican un periodo mínimo de ayuno de 2 horas para líquidos claros, 4 para leche materna, 6 para fórmula infantil y comidas ligeras, y 8 para sólidos que contienen carne o alimentos grasos. Sin embargo, algunos expertos clínicos sostienen que las pautas de ayuno antes de la sedación, que originalmente estaban destinadas a pacientes sometidos a procedimientos electivos, no son directamente aplicables a la sedación de procedimiento en el departamento de urgencias, además, indican que el ayuno prolongado se ha vinculado con resultados menos favorables en algunos pacientes.

Este estudio examina la asociación entre la incidencia de los resultados adversos relacionados con la sedación y la duración del ayuno preoperatorio. Se realizó una cohorte prospectiva multicéntrica, de 6 centros de emergencias pediátricas en Canadá; los pacientes de 0 a 18 años que se sometieron a sedación vía parenteral para procedimiento doloroso fueron incluídos en el estudio. Se excluyeron aquellos que recibían fármacos ansiolíticos, o analgésicos sin la intención de sedación, o si existía barrera del lenguaje. Se examinaron cuatro resultados: 1) aspiración pulmonar clínicamente aparente; 2) aparición de cualquier evento adverso; 3) eventos adversos graves; y 4) vómito. El factor de riesgo de interés fue la duración del ayuno para sólidos y líquidos.

De las 9.650 sedaciones elegibles, 6.295 (65,2%) se incluyeron en el análisis. Se excluyeron 112 procedimientos que carecían de información sobre el momento de la última ingesta sólida o líquida antes de la sedación, dejando 6.183 sedaciones (98,2% de la cohorte original). De los 6.183 pacientes, 4.124 (66,7%) eran varones, y la edad media fue de 8,0 años (rango intercuartílico: 4,0 años - 12,0 años). La ketamina sola fue el medicamento de sedación más comúnmente usado (n = 3847; 62,2%), y la reducción ortopédica fue el procedimiento más frecuente (n = 4076; 65,9%).

En general, hubo 717 eventos adversos (11,6%, IC 95%: 10,8% - 12,4%). No hubo casos de aspiración pulmonar clínicamente aparente. La desaturación de oxígeno (n = 340; 5,5%; IC 95%: 5,0% - 6,1%) y el vómito (n = 315; 5,1%; IC 95%: 4,6% - 5,7%) fueron los eventos más comunes. De los 315 eventos de vómito, 6 (1,8%) ocurrieron durante la sedación, y el resto tuvo lugar en la etapa de recuperación. Todos los pacientes que cumplieron con las pautas tenían una duración de ayuno de al menos 10 horas. Se presentaron eventos adversos graves en 68 pacientes (1,1%; IC 95%: 0,9% - 1,3%).

Los resultados del análisis de regresión logística informan que las probabilidades de un evento adverso no cambiaron significativamente con cada hora adicional de ayuno para ambos grupos en cuanto a sólidos (odds ratio [OR]: 1,00; IC 95%: 0,98 - 1,02; p  = 0,91) ni líquidos (OR, 1,00; IC 95%: 0,98 - 1,02; p = 0,97). De manera similar, las probabilidades de vómito (sólidos: OR: 1,00; IC 95%: 0,97 - 1,03; p = 0,79; líquidos OR: 1,00; IC 95%: 0,96 - 1,03; = 0,81), y las posibilidades de un evento adverso grave (sólidos: OR: 1,01; IC 95%: 0,95 - 1,07; p = 0,64; líquidos: OR: 1,01; IC 95%: 0,95 - 1,07; p = 0,69) no aumentaron con la disminución de la duración del ayuno.

Lo más importante

El presente estudio respalda la idea de que el cumplimiento estricto de las pautas de ayuno no mejora los resultados del paciente en niños sometidos a sedación en un procedimiento en el servicio de urgencias. Retrasar la sedación para cumplir con las pautas de ayuno no parece disminuir las tasas de eventos adversos. Sin embargo, es necesaria la realización de investigaciones de cohorte que incluyan un mayor número de pacientes con periodos de ayuno cortos, que contengan datos más amplios con una metodología rigurosa, que permitan una determinación precisa de la tasa de aspiración real asociada con la sedación.

REFERENCIA
  • Bhatt M, Johnson DW, Taljaard M, Chan J, y cols. Association of Preprocedural Fasting With Outcomes of Emergency Department Sedation in Children. JAMA Pediatr. 7 May 2018. doi:10.1001/jamapediatrics.2018.0830. Resumen

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....