COMENTARIO

Revisión de Artículos: Cribado por oximetría para detectar cardiopatía congénita, guías de hipertensión arterial, y ayuno presedación para procedimientos en el servicio de urgencias

Dr. Jesús Hernández Tiscareño

Conflictos de interés

18 de mayo de 2018

En este contenido

Prevalencia y severidad de la presión arterial elevada en pacientes pediátricos, de acuerdo con las guías pediátricas de la American Academy of Pediatrics (AAP) de 2017.

La American Academy of Pediatrics, en conjunto con la American Heart Association, en el año 2017 publicó nuevas guías de práctica clínica para el diagnóstico y tratamiento de la presión arterial elevada en pacientes pediátricos, para reemplazar las desarrolladas previamente en el cuarto informe del National Institute of Health y National Heart Lung and Blood Institute (NIH/NHLBI) en 2004.

Las definiciones de hipertensión en etapas 1 y 2 se eligieron específicamente para alinearse con las nuevas pautas para adultos de 2017 del American College of Cardiology. En consecuencia, el objetivo principal de este estudio fue evaluar los resultados de las nuevas guías sobre prevalencia y severidad de hipertensión arterial en pacientes pediátricos estadounidenses de entre 5 y 18 años de edad.

Se realizó un estudio amplio en Estados Unidos, cuyos datos fueron extraídos del National Health and Nutrition Examination Surveys (NHANES) del 1 de enero de 1999 al 31 de diciembre de 2014, de la base de datos de Centers for Disease Control and Prevention, que incluye datos sobre demografía, dieta, exploración física y valores de laboratorio. Las encuestas contienen datos sobre 82.091 personas de 2 a 90 años, con 21.895 menores con edades de 5 a 18 años.

Después de eliminar a 6.248 niños que carecían de datos sobre estatura, presión arterial sistólica (PAS) o presión arterial diastólica (PAD), la muestra final consistió en 15.647 participantes. La prevalencia estimada de la población aumentó de 11,8% (IC 95%: 11,1% - 13,0%) a 14,2% (IC 95%: 13,4% - 15,0%). En general, 905 participantes de la cohorte se reclasificaron hacia arriba según las nuevas guías de la American Academy of Pediatrics, en comparación con el informe de 2004 NIH/NHLBI. De estos, 381 fueron clasificados como normotensos por NIH/NHLBI, pero ahora se considera que tienen niveles elevados (n = 368) o etapa 1 (n = 13) según los nuevos criterios. Además, 470 menores con prehipertensión fueron reclasificados como etapa 1 por las guías de la American Academy of Pediatrics, y 54 cuyas lecturas de presión arterial fueron previamente consistentes con los niveles de la etapa 1 se reclasificaron como etapa 2. Un total de 13.207 (84,8%) pacientes pediátricos se consideró normotenso por ambos criterios. La edad media de los reclasificados al alza fue de 12,2 años frente a 13,2 años para los controles (p < 0,001). La proporción de pacientes que tenían sobrepeso u obesidad (puntaje Z del índice de masa corporal [IMC] > 1) fue de 55,9% entre los reclasificados al alza (504 de 901) frente a 35% entre los controles (315 de 901) (p < 0,001), y la proporción con obesidad (puntaje Z del índice de masa corporal > 2) fue de 23,5% entre los reclasificados hacia arriba (212 de 901) frente a 11,6% entre los controles (105 de 901) (p < 0,001).

En general, las nuevas guías han aumento la prevalencia estimada de la población, de 11,8% (IC 95%: 11,1% - 13,0%), a 14,2% (IC 95%: 13,4% - 15,0%). Aún más importante, 5,8% de pacientes pediátricos en la cohorte (905 de 15.584) ha sido reclasificado con hipertensión de nueva aparición o una etapa clínica más severa de hipertensión.

Lo más importante
Este estudio mostró que los pacientes pediátricos que fueron reclasificados hacia arriba tenían más probabilidades de presentar sobrepeso u obesidad, así como de experimentar una mayor prevalencia de factores de riesgo. Estos datos sugieren que anteriormente podríamos haber estado subestimando el riesgo cardiovascular en pacientes que de otro modo estarían sanos. La agrupación de los factores de riesgo sugiere que los infantes reclasificados representan una población de alto riesgo, lo que sirve para validar las nuevas guías de 2017.
REFERENCIA
  • Sharma AK, Metzger DL, Celia J. Rodd CJ. Prevalence and Severity of High Blood Pressure Among Children Based on the 2017 American Academy of Pediatrics Guidelines. JAMA Pediatr. 23 Abr 2018. doi:10.1001/jamapediatrics.2018.0223. PMID: 29710187. Resumen

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....