Propuestas de los candidatos a la presidencia, ¿alineadas con los problemas de salud en México?

Nelly Toche

Conflictos de interés

16 de mayo de 2018

ACTUALIZACIÓN: Desde la publicación de esta noticia, la candidata Margarita Zavala anunció su renuncia a la candidatura independiente. Hemos decidido mantener la parte del artículo que discute sus propuestas, para mantener la integridad de la obra original.  

CIUDAD DE MÉXICO, MEX. México celebrará elecciones presidenciales el primero de julio del año 2018, y pondrá en marcha un nuevo gobierno en diciembre. El mandato del próximo presidente se extenderá hasta el año 2024, por lo que conocer las propuestas de los actuales candidatos en materia de salud y su sistema, además de establecer si se alinean a los verdaderos problemas que enfrenta el país, parece un ejercicio fundamental.

México cuenta con casi 130 millones de habitantes, por lo que la discusión sobre el sistema de salud en México el país tendría que ser uno de los principales puntos de debate en las actuales campañas; sin embargo, la temática no ha estado del todo presente durante los discursos de los aspirantes a la presidencia, pero algunos aspectos están contenidos en sus plataformas. En cuanto a materia de salud, ¿cuál es el panorama al que se enfrentarían el candidato que llegue a ocupar la presidencia?

De acuerdo con el informe de 2016 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre los sistemas de salud en México, nuestro país se encuentra en una posición crítica.[1] Aunque algunos indicadores de salud y desempeño de dicho sistema han mejorado, otros aún son preocupantes. Por ejemplo, las tasas de sobrevida tras infarto de miocardio o accidente cerebrovascular son peores que en otros países de la OCDE. Las dificultades para modificar estilos de vida que dañan la salud son inquietantes, en particular, con 32% de habitantes adultos con obesidad. Así, México se ubica como la segunda nación con mayor sobrepeso entre los países de la OCDE, y casi uno de cada seis adultos tiene un diagnóstico de diabetes, más del doble del promedio de este grupo.

Otras métricas clave incluyen ineficiencias arraigadas en el sistema: Los costos administrativos (8,9% del gasto total en salud) son los más altos de la OCDE; asimismo, el gasto de bolsillo se ubica alrededor de 45% del gasto total en salud, constituyendo el más alto de este grupo de países.

El documento de la OCDE asegura que la inversión pública que ha hecho México (de 2,4% a 3,2% del producto interno bruto [PIB] de 2003 a 2103) no ha generado mejoras en la salud ni en el desempeño del sistema de salud deseado.

Esto no se logrará con la actual estructura de servicio médico, caracterizada por la fragmentación, donde se tienen distintos niveles de atención para diversos grupos, con una variación de costos, y diferentes resultados. Se requiere de un programa de reforma continua y amplia, con un sistema equitativo, eficiente, sustentable y de calidad. "Sin reformas de mayor alcance, México corre el riesgo de mantener un sistema de salud fragmentado con importantes deficiencias en el acceso a la calidad, lo que refuerza aún más la profunda inequidad socioeconómica", destaca el documento.

La OCDE advierte que, si no se toman las medidas pertinentes, el sistema de salud mexicano correrá el riesgo de sufrir una severa crisis. Actualmente se tiene la esperanza de vida más baja de todos los países de la OCDE: Mientras la esperanza de vida promedio de estos países se incrementó tres años entre 2000 y 2003 (de 77,1 años a 80,4), en México solo aumentó 1,3 años (de 73,3 a 74,6). Esto significa que la brecha de longevidad entre México y otros países de la OCDE se ha ampliado a seis años.

Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE, mencionaba en su momento los principales desafíos que debe enfrentar el país en temas de salud. México tiene 2,2 doctores por cada 1.000 habitantes, por debajo del promedio OCDE de 3,3, y solo una tercera parte del número de enfermeras por cada 1.000 habitantes, en comparación con la media.[2]

Asimismo, los pagos directos por servicios de salud, es decir, los que salen de los bolsillos de las personas, siguen siendo muy altos en México, con relación al promedio OCDE, lo cual refleja las dificultades para lograr un sistema de protección efectivo y con servicios de buena calidad.

Otro desafío fundamental radica en que el sistema mexicano de salud funciona como un grupo de subsistemas que opera de manera desconectada. Cada uno ofrece un nivel distinto de cobertura y precios, con resultados también muy desiguales. Asimismo, las personas no pueden elegir el tipo de seguro ni el proveedor de servicios, ya que estos son predeterminados por su empleo: público, privado, formal, informal o inexistente.

Cada año, alrededor de una tercera parte de los afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) se ve obligada a cambiar de proveedor, de institución y de doctor, sencillamente porque cambió su empleo. Esta situación afecta la continuidad del cuidado médico, que es especialmente importante para personas con enfermedades crónicas. También genera un desperdicio de recursos, ya que el mismo individuo debe recurrir a múltiples sistemas a lo largo de su vida o incluso durante un solo proceso de tratamiento. En pocas palabras, con la estructura actual, el sistema mexicano no logra una buena relación calidad/precio.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su informe de Salud de las Américas, asegura que México tiene grandes desafíos, entre los que destaca la implementación de un marco regulatorio adecuado para abordar la reducción de los principales factores de riesgo, por lo que es necesario crear el entorno propicio para el cambio de comportamiento, y la interferencia de la industria.[3]

También advierte sobre el aumento previsto de la frecuencia de brotes de enfermedades infecciosas, el cual requiere un nuevo enfoque en el programa de emergencias sanitarias de la Secretaría de Salud. "La salud universal sigue siendo una prioridad para asegurar que la población acceda a una atención de calidad en instalaciones mejoradas, prestada por personal capacitado con las habilidades apropiadas, con los niveles requeridos de equipo y productos farmacéuticos, suministros y protección financiera necesarios", por lo que preocupa que el gasto total en salud respecto al producto interno bruto represente 6,2% en 2012, y que en 2015 haya descendido a 5,6%.

Además, destaca que la población mexicana actualmente enfrenta una transición demográfica y epidemiológica, con un mayor envejecimiento de la población, y la carga sanitaria que eso implica. "El país asume una triple carga; las enfermedades crónicas no transmisibles, la violencia y las lesiones, y las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes", agrega el reporte.

Frente a este panorama, ¿cuáles son las propuestas que los candidatos a la presidencia de México han presentado en materia de salud? ¿Son suficientes para atacar los grandes desafíos que instituciones especializadas han presentado en diversos informes?

A continuación, se presentan sus propuestas:

Ricardo Anaya Cortés
Alianza electoral: "Por México al frente" (Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano (MC))

En su sitio web, en el capítulo "Un desarrollo económico con crecimiento, inclusión social y sostenibilidad", dedica el punto 8 del rubro de desarrollo humano a la salud:[4]

Consolidar un sistema de salud universal y de calidad internacional, mediante los siguientes mecanismos:

  • Promover una integración verdadera de las instituciones de salud, que elimine la actual fragmentación de la atención a la salud, constituyendo un Fondo Único para la Salud.

  • Transitar hacia un modelo que priorice la prevención de las enfermedades, fortaleciendo los programas de educación para la salud y prevención en la atención primaria, dotándolos de recursos suficientes.

  • Fortalecer la figura del médico general.

  • Establecer un programa integral de consulta y hospitalización en domicilio.

  • Crear condiciones para propiciar una mejor distribución regional de la infraestructura y los recursos profesionales para la atención a la salud.

  • Revisar el sistema de formación médica, buscando jornadas más humanas que reduzcan los riesgos asociados a la falta de descanso de los médicos internos de pregrado y los residentes médicos de especialidad.

  • Garantizar el abastecimiento de medicamentos en la red hospitalaria pública a partir de convenios con farmacéuticas, para crear un sistema de surtido por prescripción de dosis exactas, para eliminar desperdicios.

Su propuesta del "Fondo Único para la Salud", integrando el IMSS, el ISSSTE, y la Secretaría de Salud, busca establecer un programa integral de consulta y hospitalización en domicilio, e implementar el expediente clínico electrónico en todo el sector salud, mediante las tecnologías de información y comunicación, llevar a cabo una revisión fiscal a fondo del sistema de salud, y crear la figura del ombudsman de la salud, reordenar el funcionamiento de la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso en sintonía con las recomendaciones de la Organización Mundial de Comercio, no de la Organización Mundial de la Salud, además de crear la Cartilla del Diabético, para monitorear la atención que reciben los pacientes (cabe mencionar que México ya tiene antecedentes de algunos de estos aspectos).[5]

Andrés Manuel López Obrador
Alianza electoral: "Juntos haremos historia" (Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), Partido Encuentro Social (PES), Partido del Trabajo (PT))

En el Proyecto 18, presentado por el candidato, dentro de sus ejes y propuestas se puede observar el capítulo de desarrollo social, en el que se encuentra como uno de sus puntos garantizar el derecho a la salud.[6]

En dicho proyecto menciona:

  1. Transformar el modelo de atención sanitaria actual hacia uno basado en atención primaria integral, lo que resolvería 80% de los problemas de salud en el primer nivel.

  2. Fortalecer el trabajo transversal con otras instancias de gobierno y la industria, que modifique las malas condiciones de vida y trabajo, promueva un entorno que favorezca los ambientes y los hábitos colectivos saludables.

  3. Fortalecer y ampliar el sistema público de salud en lo que corresponde a recursos humanos y físicos, priorizando las unidades de primer nivel, y de mediana complejidad en las regiones desfavorecidas.

  4. Participación y control social. Un nuevo modelo requiere una nueva ética del servicio público que privilegie la atención digna, humana, eficiente, y técnicamente competente.

  5. Combatir la corrupción y mejorar la administración.

  6. Impulsar una política nacional de medicamentos y de otros insumos médicos que garantice la sustentabilidad, mediante el fomento de la producción nacional, pública y privada, e incorporando tecnología para la correcta prescripción y uso.

  7. Garantizar el financiamiento necesario y una nueva estructura del sector público de salud.

  8. Calidad y calidez de los servicios de salud.

  9. Implementar un sistema de urgencias efectivo que responda de manera eficaz ante cualquier necesidad impostergable de las personas, como son el infarto, los traumatismos por accidentes o violencia, o como resultado de desastres naturales, con la participación de todos los servicios públicos.

  10.  Establecer un pacto por la salud pública que siente las bases para el adecuado abordaje de las determinantes socio-económicas de la salud y los factores ambientales.

  11.  Investigación en salud. La investigación de las enfermedades crónico-degenerativas (en particular las de base neurofuncional), las afecciones musculoesqueléticas, la insuficiencia renal crónica, la nutrición materno-infantil, y las derivadas de los problemas ambientales y del cambio climático, son algunas de las más representativas.

  12.  Sistemas de información y evaluación.

 

José Antonio Meade Kuribreña
Alianza electoral: "Todos por México" (Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Nueva Alianza (PANAL))

En su plataforma en línea, dentro de los "7 compromisos por la nación" existe un apartado denominado "Hospitales públicos al cien para tu familia", asimismo, aborda el tema de "Seguro popular y hospitales públicos al cien" enfocados en el área de la salud, con las siguientes propuestas:[7]

  • Mejorar la coordinación de las instituciones públicas de salud para una portabilidad integral y completa, e intercambios de los servicios entre ellas.

  • Invertir más y mejor en salud para disminuir el gasto de bolsillo de las y los mexicanos.

  • Hospitales operativos las 24 horas del día, los 365 días de la semana, con infraestructura adecuada y recursos humanos suficientes, con buenas condiciones laborales y bien capacitados.

  • Construir un sistema de salud donde todos puedan elegir el hospital que les convenga.

  • Equipar hospitales y clínicas públicas, con una inversión de 30 mil millones de pesos, y 100% de abasto de medicinas.

  • Consolidar un "Sistema de Seguridad Social Integral" de acceso universal que incluya seguros de riesgos laborales, salud, invalidez, cesantía y pensiones.

  • Agregar a la cobertura del Seguro Popular al IMSS e ISSSTE, así como incluir al Seguro Popular a las Familias Prospera y a quienes reciben la Pensión de Adulto Mayor.

  • El Seguro Popular será una fuente de financiamiento y sustentabilidad para centros de atención de primer nivel en todo el país y tendrá un importante papel para acreditarlos, regularlos y supervisarlos.

  • Línea de atención especializada en mujeres y niñas promoviendo la detección temprana y tratamiento del cáncer mamario y cervicouterino; dando seguimiento durante el embarazo; disminuyendo el embarazo adolescente y la mortalidad materna; cero tolerancia a la violencia de género.

Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón
"A jalar que se ocupa" (Independiente)

En su espacio denominado "Cohesión Social: Por un México que reduzca la brecha de desigualdad y genere las condiciones óptimas para el Desarrollo", este candidato dedica el capítulo III a la salud, haciendo un breve diagnóstico de la situación mexicana, y lo acompaña de tres propuestas:[8]

  1. Promover la sinergia institucional entre la Secretaría de Educación Pública y la Secretaría de Salud, para la promoción de programas que incentiven la prevención de enfermedades como obesidad y diabetes.

  2. Implementar acciones integrales y coordinadas entre escuela, familia, empresarios de la industria alimentaria, organizaciones no gubernamentales, gobierno, academia y sociedad en general, para la prevención de sobrepeso y enfermedades crónicas, como la diabetes.

  3. Impulsar políticas públicas "saludables" en conjunto con las Secretarías de Estado, universidades públicas y privadas, organizaciones no gubernamentales, y empresas.

Margarita Ester Zavala Gómez del Campo
"Valor es Margarita Zavala" (Independiente)

En la plataforma de la candidata, "Por un México con Valores", en el capítulo "Un México Solidario", se dedica el punto dos a la salud, con tres propuestas básicas:[9]

  • Incrementar de manera sistemática el presupuesto que el gobierno destina a la salud.

  • Establecer un nuevo seguro de gastos médicos universal, esto es, un seguro médico asequible para todos los mexicanos, que les permita elegir dónde recibir el cuidado médico. Unificar los sistemas de seguridad social, y separar de las instituciones de gobierno las funciones de asegurador, pagador, y prestador de servicios médicos. Conforme a este esquema, incorporar a todos los mexicanos (independientemente si hoy están afiliados al IMSS, ISSSTE, Seguro Popular, o cualquier otro régimen de seguridad social, incluso si no cuentan con seguro) a una gran aseguradora nacional o grupo de aseguradoras. Estas ofrecerían un plan de beneficios que garantice servicios integrales de salud, con la ventaja de que el ciudadano podría elegir la red de servicios que incluya la clínica o el hospital donde desea recibir la atención médica. Esto no implica de ninguna manera desaparecer las clínicas u hospitales públicos.

  • Garantizar que los sistemas de información de todas las instituciones de salud del país (públicas y privadas) estén interconectados y lleven un registro homogéneo de los datos de los pacientes y su historial médico.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....