COMENTARIO

Por mejores razones, el impacto de la serie 13 Reasons Why en la salud mental de los adolescentes

Dr. José J. Mendoza Velásquez

Conflictos de interés

11 de mayo de 2018

Es indiscutible el impacto de la serie 13 Reasons Why en el mundo actual. Ante el lanzamiento de su segunda temporada, traeré a cuenta nuevamente el tema.

Cuando en marzo de 2017 se estrenaba la serie, Netflix se enfrentaba a un fenómeno que era difícil de prever.

La población adolescente se mostraba absolutamente interesada en la vida del personaje Hannah Baker, una adolescente que se suicida en la serie. Y ante este contenido, gran parte de los profesionales de la salud mental interrogaban el impacto real que tendría en la población vulnerable el observar estas posiciones y estos personajes tan similares a los adolescentes actuales como para promover conductas suicidas.

Para contribuir al debate, un equipo de científicos en Estados Unidos comparó la cantidad de búsquedas en internet relacionadas con el suicidio que se registraron en ese país después del estreno de la serie, con las que se habrían esperado en caso no se hubiera difundido. El equipo, dirigido por John W. Ayers, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Estatal de San Diego, en Estados Unidos, utilizó la herramienta Google Trends así como un algoritmo llamado ARIMA.

Los científicos encontraron que, en los 19 días posteriores al lanzamiento de la serie, las búsquedas sobre suicidio en la red mostraron un aumento acumulado de 19%, lo que representa de 900.000 a 1,5 millones más de lo esperado. Y en 12 de esos 19 días, el aumento fue de 15% a 44%. Si bien parte de esas búsquedas eran sobre información para prevenir conductas suicidas, la mayoría se enfocaron en cómo quitarse la vida.

Ante la nueva temporada, los resultados de investigaciones de incremento de búsquedas sobre el suicidio y para informar a la audiencia, Netflix ha implementado la aparición de un mensaje de advertencia previo a cada episodio, con el fin de alertar a la población vulnerable sobre el contenido de la serie.[1] Situación sin precedentes claros en un acceso autodeterminado como Netflix.

Esta decisión ha sido tomada después de encargar un estudio a la Northwestern University sobre el impacto de la serie que informó que 71% de los adolescentes y jóvenes encontraron que se sienten relacionados con el programa, y tras el cual, al parecer, se ha tomado esta decisión.

"Por trece razones" trajo a la mesa temas difíciles de hablar de manera abierta incluyendo: el suicidio, el abuso sexual, el bullying y el cyber bullying. Así como temas —de manera "velada y a veces confusa"— sobre ansiedad, depresión y violencia de genero.

Ante la exposición de los medios de entretenimiento a temas de salud, ¿cuál es nuestro papel como profesionales de la salud?

Esta oportunidad puede ser tomada por los profesionales de la salud mental para considerar cómo incrementar la participación médica en el desarrollo de contenidos relacionados a nuestras áreas.

Actualmente los medios de entretenimiento tienen un gran impacto en la salud, en general.

En primer lugar, incrementan el sedentarismo; es indudable el tiempo invertido en los mismos en la vida diaria.

En segundo lugar, más allá de la adicción al internet o a los videojuegos como posible trastorno, su exceso de uso conlleva cambios del estado de ánimo, disminución de las interacciones sociales y, en ocasiones, incluso síntomas similares a la supresión en la conducta adictiva. Aplicado a las plataformas de programas, una gran mayoría de observadores de series disponibles en múltiples capítulos-temporadas en línea, las ven en forma continua, disminuyendo su capacidad de interacción social y tolerancia a la frustración al no tener que esperar el siguiente episodio.

Por último, aunque la audiencia de las plataformas en línea es abierta, la población adolescente, a la que está dirigido este contenido, es vulnerable. Lo anterior es debido a que el adolescente, cuya corteza prefrontal aun se encuentra en desarrollo, se encuentra estableciendo su identidad. Resulta entonces necesario verificar la importancia que estos personajes tienen en la modelación de la personalidad de nuestra población adolescente.

El suicidio en adolescentes es un problema serio en nuestro país y a nivel mundial.

No podemos permanecer aislados como profesionales ante el impacto de estos contenidos en nuestra población y debemos formar parte activa en el desarrollo de estos, o estar dispuestos a educar a nuestros pacientes que han estado en contacto con este contenido y nos preguntan acerca de los temas enumerados anteriormente, sean adolescentes o padres de adolescentes.

Nuestra labor es educar y prevenir. En el caso de estas conductas es importante saber cómo actuar.

En la Ciudad de México existen algunas instancias que pueden proporcionar ayuda telefónica como Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono (SAPTEL) de Cruz roja, la Línea Universidad Autónoma Metropolitana de apoyo Psicológico, y el Programa de Intervención en Crisis, de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México. En caso de intento suicida se considera como urgencia para reportar al 911.

Tras esta experiencia, es importante como profesionales conceptualizar el impacto que los medios y el uso de las redes sociales afecta a nuestra salud, nuestra salud mental y cómo los médicos debemos formar parte de la respuesta.

Muchas gracias por su atención, desde la Ciudad de México, para Medscape en Español, José J. Mendoza Velásquez.

Contenidos Relacionados

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....