Un análisis sanguíneo identifica a pacientes con alto riesgo de presentar tuberculosis activa

Dra. Veronica Hackethal

Conflictos de interés

12 de abril de 2018

Investigadores han detectado cuatro genes que podrían ayudar a identificar a personas que tienen alto riesgo de desarrollar tuberculosis (TB) activa hasta 2 años antes de que presenten síntomas clínicos. Los resultados fueron publicados el 6 de abril en la versión electrónica de American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.[1]

La prueba de cuatro genes podría desarrollarse y convertirse en un análisis sanguíneo instantáneo para utilizarse en regiones con tuberculosis endémica que tienen escasos recursos para la asistencia sanitaria, lo que ayudaría a identificar a los individuos que más se pudieran beneficiar del tratamiento preventivo.

"En general, nuestro estudio identifica y valida una prueba simple y accesible, basada en la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) de muestras sanguíneas, que predice tuberculosis en poblaciones africanas heterogéneas con cargas de la enfermedad, de intermedias a altas", escriben Sara Suliman, Ph. D., maestra en salud pública, de la University of Cape Town, Sudáfrica, y sus colaboradores. "La prueba puede desarrollarse para convertirse en una prueba de cribado del riesgo de progresión durante la investigación diagnóstica del contacto con tuberculosis, que sea implementada por las estructuras de salud pública nacionales".

Para desarrollar una prueba sanguínea que pudiera predecir mejor quién presentará tuberculosis activa, los investigadores llevaron a cabo un estudio de casos y controles en Sudáfrica, Gambia, Etiopía, y Uganda. En el estudio se incluyó a 79 personas que avanzaron a la enfermedad clínica 3 a 24 meses después de la exposición a tuberculosis activa con contactos domésticos. Estas personas que desarrollaron la enfermedad fueron equiparadas con 328 individuos expuestos a tuberculosis activa que no evolucionaron a la enfermedad clínica. Todos los participantes eran VIH-negativo, y provenían de un estudio más extenso de contactos domésticos, llamado Grand Challenges 6 - 74.

Inicialmente, los investigadores utilizaron los resultados de reacción en cadena de la polimerasa combinados de Sudáfrica y Gambia, para identificar cuatro genes predictores de progresión de la tuberculosis. Designaron este resultado como la firma del riesgo genético, o RISK4. Después evaluaron RISK4 en Sudáfrica, Gambia, y Etiopía (se contó con muy pocas muestras de Uganda para incluirlas en el análisis). Por último, compararon RISK4 con otras firmas de tuberculosis diagnósticas publicadas, incluyendo firmas de tres, cuatro, y 16 genes.

RISK4 predijo significativamente la progresión a tuberculosis hasta 2 años antes de que aparecieran los síntomas clínicos en la población combinada (p = 2,6 x 10-4). RISK4 también tuvo una precisión similar en análisis separados de Sudáfrica, Gambia, y Etiopía (p < 0,03 para todos).

Los investigadores confirmaron los resultados en una muestra independiente de adolescentes de Sudáfrica con tuberculosis latente, cuyo tiempo de exposición a la enfermedad se desconocía (p = 3,4 x 10-7).

El análisis de otras firmas de tuberculosis diagnósticas publicadas no confirmó su valor predictivo en algunos centros, lo que indicó que RISK4 puede generar resultados más consistentes en diferentes poblaciones.

Las limitaciones fueron el tamaño pequeño de la muestra, y la restricción geográfica a solo tres regiones en África. Se necesitan más estudios multicéntricos a gran escala en África y en otras zonas con tuberculosis endémica para confirmar los hallazgos. También se requiere más investigación para desarrollar tecnologías de reacción en cadena de la polimerasa instantáneas, que se puedan utilizar en contextos con escasos recursos.

Solo alrededor de 5% a 10% de pacientes infectados con tuberculosis desarrolla la enfermedad clínica. Sin embargo, se considera que cerca de 1700 millones de personas en todo el mundo están infectadas por el microorganismo de la tuberculosis, de manera que el número de individuos asintomáticos es considerable.

Identificar a las personas asintomáticas que tienen más probabilidades de desarrollar síntomas sería un paso importante para mejorar el control de la tuberculosis. Aunque pruebas actuales, como las pruebas cutáneas de tuberculina y los ensayos de liberación de interferón gamma permiten detectar la tuberculosis asintomática (o latente), tienen utilidad limitada para predecir la progresión a la tuberculosis activa.

"Imaginamos, y deseamos, plataformas en las que la sangre obtenida mediante punción digital se pueda procesar a través de instrumentos de reacción en cadena de la polimerasa portátiles, fáciles de utilizar para interpretar las puntuaciones. Así, el personal de campo efectuaría cribado de contactos de pacientes cercanos en grupos con bajo y alto riesgo para evaluación adicional, y tratamiento potencial de la tuberculosis asintomática o activa", concluyen los autores.

El estudio fue respaldado por apoyos económicos de la Bill & Melinda Foundation, el National Institutes of Health, y el South Africa Medical Research Council. Un coautor de la Dra. Suliman informa apoyo de la Carnegie Corporation of New York. La Dra.Suliman recibió respaldo de la South African National Research Foundation. El coautor también fue apoyado por la Claude Leon Foundation, y la Columbia University-Southern African Fogarty AIDS International Training and Research Program. Otros dos coautores refieren recibir apoyos económicos de la Comisión Europea.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....