COMENTARIO

Estudio VEST: Sin beneficio para pacientes posinfarto con fracción de eyección baja

Dr. Daniel Micher

Conflictos de interés

30 de marzo de 2018

Hola qué tal, mi nombre es Daniel Micher, y tengo el honor de saludarlos desde el congreso del American College of Cardiology en Orlando, Estados Unidos.

En esta ocasión me gustaría hablar con ustedes sobre el estudio VEST. Este estudio se presentó durante los Late Breaking Clinical Trials del congreso, y su objetivo era demostrar que el uso de un chaleco con desfibrilador ponible (wearable) podría reducir la muerte súbita cardiaca en los primeros 90 días, en pacientes con antecedente de infarto, y fracción de eyección baja.

Sabemos, por estudios previos, que en este grupo de pacientes, el colocar un desfibrilador no ha mostrado tener un impacto a largo plazo en la mortalidad, y también es conocido que parte de estas muertes en etapa temprana no es secundaria a una arritmia y, por tanto, en ocasiones no son prevenibles con un desfibrilador.

Para la realización de este estudio se utilizó un método aleatorizado de etiqueta abierta, multicéntrico, donde se trató de reclutar a cerca de 4500 pacientes, sin embargo, existieron dificultades para tener una muestra significativa, por lo que fue necesario redefinir el número de participantes.

Se aleatorizaron de forma 2:1, para tener en un grupo el tratamiento médico solo apegado a las guías, y en el otro a los pacientes que tendrían el chaleco más tratamiento médico. Cabe resaltar que eran pacientes que tenían un evento coronario agudo, se les reclutaba a los 7 días de haber tenido este evento, y debían presentar una fracción de eyección igual o menor a 35%.

El seguimiento se hizo al mes y a los 3 meses posteriores al inicio del estudio, el objetivo primario era la reducción de la muerte súbita cardiaca secundaria a arritmias ventriculares. Como objetivos secundarios también se tomaron en cuenta la mortalidad total, o la muerte súbita no cardiaca, entre otro tipo de medidas.

Como mencioné, fue un estudio que tuvo mucha dificultad en reclutar pacientes, tardó casi 10 años en reunir una muestra, dentro de la cual se aleatorizó a 2302 pacientes, de estos, 1524 se asignaron al grupo del chaleco, y 778 al de tratamiento médico.

Los resultados, pese a lo que habían pensado los investigadores, fueron muy desalentadores, no hubo realmente una reducción en la muerte súbita, se logró ver una disminución en la muerte por cualquier causa, pero con una reducción relativa de 35%, y aquí es importante mencionar que no era exactamente el resultado que se esperaba, y esta intervención ataca directamente a la muerte arrítmica. Entonces, habrá que realizar más análisis de todos estos datos, para saber exactamente cuál fue la razón por la que se obtuvo ese resultado.

A manera de conclusión, el estudio no encontró una reducción significativa de la muerte súbita cardiaca, pero sí hubo reducción significativa dentro de los primeros 90 días posinfarto en pacientes que tenían menos de 35% de fracción de eyección.

Quizá lo más importante del estudio se resume en que existe un grupo de pacientes considerados de muy alto riesgo, que en un momento dado podrían beneficiarse de terapias no invasivas, y que ayuden a salir adelante a pacientes que están en un riesgo muy elevado de sufrir muerte súbita por arritmia posterior a un evento coronario.

Como siempre, un gusto saludarles, para Medscape en Español, Daniel Micher.

Recomendaciones del editor

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....