Mini Examen Clínico: Características de las insulinas para el manejo de pacientes con diabetes

Dr. José Gotés Palazuelos

Conflictos de interés

6 de febrero de 2018

Perfiles farmacocinéticos de las insulinas

Para fines prácticos, las insulinas pueden dividirse en humanas y análogos. Estas últimas se caracterizan por la presencia de cambios en la secuencia de aminoácidos de alguna de las cadenas de la insulina o la unión de moléculas (por ejemplo, ácidos grasos) que permiten las diferencias en la absorción, distribución y acción de cada una de ellas. Por lo general, los análogos de insulina han mostrado menores picos de hiperglucemia posprandial y una reducción en la tasa de hipoglucemias, situación que las ha hecho atractivas para el manejo de pacientes con diabetes, sin dejar de lado la relevancia de las insulinas humanas (regular y NPH) por su bajo costo, la amplia experiencia en su uso y su efectividad cuando se utilizan de forma adecuada.

Con base en la duración de su acción, las insulinas se clasifican en acción prolongada (larga y ultralarga), intermedia o rápida. La selección del tipo de insulina se basa en las características de cada una de ellas y en los requerimientos individuales del paciente.

En la tabla 1 y en la imagen pueden observarse las características farmacocinéticas más relevantes de las insulinas que es necesario conocer para una adecuada prescripción. Como puede observarse en el cuadro, la glargina convencional (U-100) posee una duración de su efecto hasta 24 horas, que la hace adecuada para su uso como insulina basal, ya sea en pacientes con diabetes de tipo 1 o como terapia inicial en pacientes con diabetes de tipo 2. La glargina U-300 consiste en la molécula de glargina en una mayor concentración, lo que permite una liberación más lenta de la insulina depositada y con ello una duración más larga (hasta 36 h).

Tabla 1. Características farmacocinéticas claves de las insulinas

Agregado a estas preparaciones, existen insulinas premezcladas que contienen diferentes porcentajes de insulina NPH con insulina regular o rápida (lispro o aspart). Por ejemplo, la insulina NPH/regular 70/30 contiene un 70% de NPH y 30% de regular (de 10 U de insulina, 7 U son NPH y 3 U de regular). Este grupo de insulinas poseen la ventaja de que el paciente no requiere mayor cantidad de inyecciones y con ello es posible incrementar la adherencia al tratamiento. La desventaja primordial radica en la dificultad de hacer ajustes finos en el control glucémico, ya que, si se desea aumentar la dosis de insulina prandial, se tendría que modificar a su vez la dosis de insulina basal.

Para más información sobre el tratamiento con insulina de los pacientes con diabetes de tipo 2, lea aquí.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....