Los drones con mosquitos podrían asistir en la lucha contra el virus de Zika

Sophie Hares

Conflictos de interés

26 de enero de 2018

TEPIC, MEX. Rociar miles de mosquitos estériles refrigerados desde drones especialmente adaptados podría ser una forma costo-efectiva de reducir el número de insectos y frenar la propagación del virus de Zika y otras enfermedades transmitidas por mosquitos, según quienes apoyan esta tecnología.

WeRobotics, una organización sin fines de lucro que está probando el método, planea iniciar pronto pruebas de liberación de mosquitos en América Latina.

Recientemente, ha probado formas de transportar medicinas y muestras médicas en la región amazónica de Perú y en República Dominicana utilizando drones. Pero esta vez el cargamento será de insectos sensibles que deberán sobrevivir al proceso.

"No tiene sentido liberar mosquitos que estén muertos o dañados en un 90%; tenemos que asegurarnos de que la calidad del mosquito sea muy alta para que puedan competir por las hembras", dijo el fabricante de drones Adam Klaptocz, cofundador de WeRobotics, con sede en Suiza y Estados Unidos.

"El objetivo final es integrar a los drones en futuras campañas de control de vectores", dijo a Reuters.

Los programas de control de mosquitos que utilizan insectos estériles a menudo dependen de camiones para dispersar a los insectos, o de personas que los liberen de mochilas. Ambos son métodos que consumen tiempo y que no son adecuados para lugares difíciles de alcanzar.

Con la diseminación aérea, los insectos esterilizados deben enfriarse antes de empacarlos en el contenedor del dron, que luego los expulsaría en las alturas, dijo Klaptocz.

En el ensayo, los mosquitos serán marcados, atrapados e inspeccionados para ver cómo les va y qué tan lejos se dispersan, dijo. Los drones cuestan alrededor de $5.000,00 USD cada uno.

Si se liberan con éxito, los mosquitos machos Aedes aegypti estériles competirían con los insectos silvestres para reproducirse con las hembras, eventualmente disminuyendo los números y ayudando a detener la propagación de enfermedades, incluido el virus de Zika, explicó Klaptocz.

Las mujeres embarazadas infectadas con el virus de Zika corren el riesgo de tener lactantes con microcefalia, un defecto de nacimiento que se define por una cabeza inusualmente pequeña y puede ocasionar problemas de desarrollo y otras anormalidades cerebrales graves. La epidemia de Zika que golpeó a Brasil en 2015 afectó a miles de bebés.

El mosquito Aedes aegypti también transmite dengue, chikungunya y fiebre amarilla, usualmente se encuentra en áreas urbanas y semiurbanas.

Dos o tres drones podrían controlar los mosquitos de una ciudad entera, reemplazando a cientos de camiones y el personal necesario para llevar a cabo la operación, dijo Klaptocz.

"Es benéfico para una población más grande si tienen la tecnología (de drones)", dijo.

WeRobotics, que está trabajando con la agencia de desarrollo estadounidense USAID y la International Atomic Energy Agency (AIEA), está a la espera de la aprobación final para su próxima prueba de drones, antes de anunciar dónde se llevará a cabo, agregó.

Preguntar primero

Además del permiso legal, se necesita un laboratorio local para esterilizar a los insectos usando radiación. La obtención de la "aceptación" de la comunidad también es clave, al explicar el método a los líderes locales y las autoridades sanitarias, dijo Klaptocz.

"Uno nunca entra, vuela drones, deja caer mosquitos y hace las preguntas después", dijo. "No se trata de tecnología, no se trata de drones, se trata de que las personas se enfermen menos, y las comunidades lo entienden muy bien".

La repetición de la diseminación de mosquitos estériles en un área podría ayudar a suprimir las poblaciones en cuestión de meses, dijeron los expertos.

Cuando se introducen machos estériles, "son como pequeños misiles que buscan calor, buscando hembras, lo que luego provocaría un colapso de la población", dijo Conor McMeniman, profesor asistente de la Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, y que no está involucrado en el proyecto.

Liberar insectos estériles ha ayudado previamente a eliminar las plagas, incluidas las moscas, dijo la IAEA, que también está trabajando con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura para reducir la malaria con mosquitos Anopheles estériles.

Pero el método de drones debería combinarse con otros controles como la fumigación y la eliminación del agua estancada, ya que el Aedes aegypti puede depositar sus huevos en cualquier fuente de agua estancada, desde neumáticos usados, hasta basura e incluso tapas de botellas de refrescos, dijo McMeniman.

Análisis de sangre

Además de la dispersión de mosquitos, los drones tienen un gran potencial para ayudar a las personas que viven en lugares remotos con acceso limitado a los hospitales, dijo Klaptocz de WeRobotics.

En la región amazónica de Perú, ensayos recientes han utilizado drones para transportar suministros (incluyendo antídoto para mordeduras de serpientes) a comunidades aisladas, y transportar muestras de sangre de pacientes que de otra manera tendrían que viajar horas por río hasta el hospital.

"Si en cambio pudieras tomar su sangre, ponerla en un dron y luego enviarla a un hospital a 50 km (30 millas) de distancia, llega en una hora, la sangre se analiza y los resultados se envían por SMS", dijo Klaptocz.

En República Dominicana, WeRobotics y sus socios locales han utilizado drones para probar entregas de suministros médicos.

En otros lugares, los drones han mapeado e identificado partes propensas a desastres en Haití, Nepal y Tanzania.

Capacitar a los pilotos locales es esencial para la viabilidad a largo plazo de cualquier programa de drones, dijo Klaptocz.

"Estamos muy enfocados en la tecnología que tiene sentido y que dure más allá del final de nuestro proyecto", agregó.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....