El estado de la política de vacunación en México

Nelly Toche

Conflictos de interés

22 de diciembre de 2017

CIUDAD DE MÉXICO, MEX. México es reconocido por su Programa de Vacunación Universal, el cual es público y gratuito.[1] A nivel mundial, es uno de los esquemas más completos, lo que ha permitido hacer frente a amenazas de enfermedades prevenibles por vacunación. Sin embargo, México es un país extremadamente complejo por su amplia población objetivo, el esquema de vacunación es diferente para cada enfermedad y existe el riesgo de pérdida de biológicos.

Con el objetivo de evaluar los avances y prioridades en términos de vacunación al cierre del año y frente a otro año lleno de retos en el ámbito político que afectan directamente al sistema de salud, titulares y representantes de las principales instituciones de salud en México se reunieron durante el Simposio Interinstitucional “Vacunar para dar Oportunidades”. En esta reunión, el Dr. Luis Durán Arenas, director del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia (CeNSIA), compartió datos relevantes y un panorama actual sobre la cobertura de inmunización en este país.[2]

Dr. Luis Durán Arenas

Sobre el programa de vacunación, dijo que tiene varias características que sobresalen en la región. La primera, es considerar a la población como una sola, niños, adolescentes y población vulnerable se protegen de enfermedades prevenibles por vacunación alcanzando grandes índices de cobertura.[3]

Agregó que es probablemente el programa más exitoso de todos los que existen en salud pública de México: “Hemos logrado alcanzar lo que se llama equidad inmunológica, lo que implica cuidar la salud de todos y lograr la igualdad en la sociedad sobre las enfermedades que tienen una vacuna”.

Igualmente, el Dr. Durán Arenas destacó que el Consejo Nacional de Vacunación (CONAVA) comenzó hace más de tres décadas para trabajar un esquema de vacunación que promoviera las acciones de prevención, protección y erradicación de enfermedades, algunas que ya han sido erradicadas como la viruela y otras que representan todavía un reto, como el sarampión.[4]

Programa Nacional de Vacunación

Lo que en México hace a este programa verdaderamente universal es la coordinación de acciones entre las diferentes dependencias de la organización pública, aseguró el representante del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia.  

Los objetivos del Programa Nacional de Vacunación son muy ambiciosos:[] 5]

  • Alcanzar y mantener el 90% de cobertura de vacunación con el Esquema Básico de Vacunación: BCG (una dosis), Hepatitis B (3 dosis) Pentavalente acelular (4 dosis), triple viral SRP (una dosis), rotavirus (3 dosis), neumocócica (3 dosis), triple bacteriana DPT (una dosis) en menores de cinco años de edad en cada entidad federativa.

  • Alcanzar y mantener el 95% de cobertura de vacunación para cada uno de los biológicos del esquema en menores de 5 años de edad, en cada entidad federativa.

  • Mantener la erradicación de la poliomielitis por el polio virus silvestre, prevenir brotes de poliomielitis por virus derivado de vacuna.

  • Mantener el control epidemiológico de la difteria (último caso en 1991), y la tos ferina.

  • Mantener la eliminación del tétanos neonatal, como problema de salud pública y mantener el control epidemiológico del tétanos no neonatal.

  • Mantener la eliminación del sarampión, la rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita (SRC).

  • Prevención de las formas graves de tuberculosis (tuberculosis meníngea y miliar).

  • Prevenir infecciones invasivas por Haemophilus influenzae tipo b (meningitis, neumonía y artritis séptica) y por neumococo.

  • Control epidemiológico de la parotiditis.

  • Disminuir la severidad de la gastroenteritis causada por rotavirus.

  • Prevenir las complicaciones de las infecciones respiratorias agudas por el virus de la influenza.

  • Reducir la incidencia de infección por el Virus del Papiloma Humano.

  • Asegurar el manejo adecuado de biológicos e insumos del Programa.

  • Asegurar la detección, notificación, estudio y seguimiento oportunos de los Eventos Supuestamente Atribuibles a Vacunación o Inmunización (ESAVI).[6]

  • Asegurar la disponibilidad continua de vacunas del Esquema Nacional de Vacunación mediante la adecuada programación y abasto.

  • Apoyar con información técnico-científica para la introducción de biológicos de importancia en salud pública.

 

En 1976, el esquema de vacunación contaba con la cobertura de seis enfermedades (tuberculosis, polio, difteria, tos ferina, tétanos, y sarampión). Para 1998, había aumentado a ocho (rubéola y parotiditis) que en el año 1999 se sumaron a 10 enfermedades con la inclusión de la vacuna pentavalente de células completas (DPT, Haemophilus influenzae tipo b y hepatitis B). Para el nuevo siglo se sumaron 6 más (influenza, hepatitis, rotavirus, neumococo, virus del papiloma humano y neumococo para adultos) para un total de 14 vacunas en el esquema de vacunación. Con ello se tiene una cobertura en el periodo de 2013 a 2017 de 345 millones de dosis de vacunas.

Semanas Nacionales de Salud

El Dr. Durán asegura que la Semana Nacional de Salud (SNS) ha aumentado sus objetivos con el tiempo, primero mediante la ruptura en corto tiempo de la cadena de transmisión de algunos padecimientos, después manteniendo eliminada la transmisión autóctona de los mismos, y otorgando acciones simultáneas e integrales para la prevención de enfermedades evitables por vacunación, enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias.

Hoy con el Seguro Popular sumado a la integración y la cooperación entre las instituciones de salud se realizan más acciones coordinadas. Por ello, cada 1 de las 3 Semanas Nacionales de Salud es un complemento necesario para fortalecer las acciones que se llevan a cabo en los sistemas rutinarios de vacunación.

La primera Semana Nacional de Salud, que es en febrero, se enfoca a la aplicación de vacuna oral contra la poliomielitis (Sabin) en niños de 6 a 59 meses. En la segunda Semana Nacional de Salud, en mayo, se vacuna con segunda dosis contra virus del papiloma humano a las adolescentes de 5° grado de primaria y de 11 años no escolarizadas. En la tercera, que se lleva a cabo en octubre, se aplican las dos anteriores más la vacuna triple viral (SRP) a niños y niñas de nuevo ingreso a primarias y de 6 años no escolarizados.

El Dr. Durán aclaró que durante el año sí se vacuna contra estos padecimientos en otros momentos, pero que el esfuerzo específico a nivel nacional prioritario se realiza con estas vacunas.  

En cuestión de números, para cada Semana Nacional de Salud se utilizan 16.347 Unidades Médicas, 498.773 puestos de vacunación en sitios estratégicos, 543.543 brigadas, 969.000 voluntarios, 56.366 personal de salud, con lo que se benefician a 66 millones de niños y niñas menores de 10 años, y 16 millones de personas de 10 a 45 años.

Otros mensajes de salud a la población en estas semanas van dirigidos a madres de los menores de 5 años acerca de la prevención de enfermedades diarreicas y prevención de infecciones respiratorias, mensajes a mujeres en edad fértil acerca de la prevención de tétanos neonatal, entrega de sobres de suero oral, administración de vitamina A a mayores de 6 meses y menores de cinco años, administración de ácido fólico a mujeres en edad fértil.

Retos actuales

De acuerdo al funcionario, los datos sobre la cobertura de vacunación en México son dignos de competir con países como Finlandia o Noruega. Lo anterior, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, la cobertura con la vacuna triple viral a los escolares de 6 años es de 93,2%.[6] La encuesta serológica indica seropositividad en 1 a 4 años de 98,3% y 99,4% de 5 a 9 años.

Por otro lado, la cobertura es un tema que preocupa a las instituciones de salud de este país, pues se tiene referencia de la misma con base en el registro administrativo de vacunados, que es nominal (dosis administradas) y es una buena indicación. Sin embargo, todas estas coberturas son promedios nacionales, lo que preocupa, de acuerdo con el Dr. Durán es que haya una cobertura diferente en los estados de la República por sus propias características (geográficas, sociales, políticas, etc.). Es decir, mientras estados como Campeche presentan un 80,8% en esquemas completos de vacunación hasta los dos años, estados como Chiapas alcanzan apenas 41,6%.[7]

“Debemos ser más exigentes y analizar con mucho cuidado”, aseguró el funcionario, y para ello una de las estrategias es tratar de cambiar a la cartilla electrónica de vacunación, la cual también abarca diferentes retos.

Para lograr que funcione este Sistema Integral de Información de Vacunación (SIIVac), se cuenta con el respaldo de la iniciativa privada. Es un modelo que inició en el año 2011 y que para el año 2016 tuvo su versión 2.0, con una primera etapa en Toluca, Colima, Pachuca y León, en el año 2017 se integraron Querétaro, Hidalgo y Guanajuato. Actualmente se cuenta con más de 500 mil niños registrados, pero la meta de expansión nacional es lograr una cobertura es de 3,5 millones de niños menores de cinco años para diciembre del año 2018.

Por otro lado, otro desafío es contar con recursos humanos que cubran la heterogeneidad de la población, “en el tema de vacunación, la población no se puede adaptar a un esquema de trabajo con horarios de clínica, aquí nosotros buscamos a la gente alrededor del trabajo, de la escuela, en el transporte, aquí se buscan estrategias organizacionales para ofrecer la vacuna permanentemente y de manera efectiva”.

Otras acciones pendientes, dijo, son las estrategias para convencer a la población de que hay una corresponsabilidad con la vacunación, pues en este caso se busca proteger la inmunidad de grupo y para ello se necesita del esfuerzo de toda la población. “Afortunadamente en México no tenemos grupos antivacunas muy importantes, sin embargo, existen”.

Por último, señaló que en el abastecimiento completo y oportuno de biológicos hay una problemática. Por un lado, en el esfuerzo de traslados de las vacunas, con problemas de exposición a cambios de temperaturas, lo que ha complicado su distribución, y por otro, de corrupción a nivel mundial. “Parte de esta problemática responde, en términos de los economistas, a que la producción se da en un oligopolio, es un mercado poco competido, por lo que cada año nos enfrentamos con vacunas que no existen en suficiente cantidad”, advirtió el Dr. Durán. Por ejemplo, para hepatitis B, se está en el proceso de liberación 1 millón de vacunas, pero se necesitan 3,8 millones.

Ley General de Salud en materia de vacunación

En junio de este año, el Diario Oficial de la Federación dio a conocer las modificaciones y nuevas disposiciones jurídicas vigentes en la Ley de vacunación y la sistematización y difusión de la normatividad científica y técnica que rodean a todas estas vacunas que se están utilizando.[8]

A grandes rasgos, lo que implican estas modificaciones es el derecho a la vacunación y corresponsabilidad de la misma; vacunación para grupos cautivos; coordinación de las campañas de comunicación; se definen las atribuciones de la Secretaría de Salud y abroga el decreto del Consejo Nacional de Vacunación (CONAVA) y la creación del nuevo CONAVA con una estructura más ágil, dinámica y que pueda responder mejor a los retos de la vacunación.

Asimismo, define aspectos como los recursos humanos en salud (personal capacitado y educación continua), se habla de la Cartilla Nacional de Vacunación y de la necesidad de emigrar a una electrónica; además del control sanitario y penalizaciones varias.

El Dr. Durán concluyó que no se puede bajar la guardia, “será un año propicio para la colaboración” pues las amenazas del mundo globalizado son cada vez peores. Recordó el caso de Italia, donde los esfuerzos de vacunación se relajaron y tienen más de 5 mil casos de sarampión, y cada año muchos turistas italianos visitan el territorio mexicano.

El Dr. Durán es director general del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia de la Secretaría de Salud y es miembro del Consejo de la Red Internacional de Agencias de Evaluación de Tecnología.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....