ECG: Palpitaciones de inicio repentino en una paciente joven

Philip J. Podrid

Conflictos de interés

20 de diciembre de 2017

Comentario

El diagnóstico es fibrilación auricular, síndrome de Wolff-Parkinson-White y pseudoinfarto de miocardio de la pared inferior.

Figura 2. Cortesía del Dr. Podrid.

El ritmo es irregularmente irregular. La frecuencia cardiaca media es de 90 latidos por minuto. Solo hay tres ritmos supraventriculares que sean irregularmente irregulares, a saber:

  • Arritmia sinusal (una morfología de onda P e intervalo PR estable).

  • Ritmo auricular multifocal con una frecuencia <100 latidos por minuto, y taquicardia auricular multifocal con una frecuencia >100 latidos por minuto (tres o más morfologías diferentes de ondas P, y de intervalos PR sin una morfología de onda P dominante).

  • Fibrilación auricular sin ondas P organizadas.

Por estas razones, esta es una fibrilación auricular. Los complejos QRS tienen dos anchuras y morfologías diferentes. Los dos complejos QRS estrechos (+) tienen una duración (0,08 segundos), y una morfología normal, aunque hay una onda R’ en la derivación V1 (←), y una onda R alta en la derivación V2 (→), compatibles con una transición prematura o una rotación antihoraria. Esta es una desviación del eje eléctrico en el plano horizontal, determinada mediante una imagen del corazón como si se viera desde debajo del diafragma. En la rotación antihoraria, las fuerzas ventriculares izquierdas aparecen antes, y se ven en las derivaciones precordiales derechas. Los intervalos QT/QTc son normales (320/390 milisegundos). Los complejos QRS anchos (0,16 segundos) tienen una morfología de bloqueo de rama izquierda, pero el ensanchamiento del complejo QRS se localiza principalmente en la base, mientras que el resto del complejo QRS es estrecho. Se observa una alteración en el impulso ascendente del complejo QRS (↑), que es compatible con una onda delta y un patrón de Wolff-Parkinson-White. Otro signo a favor del síndrome de Wolff-Parkinson-White es la ausencia de relación entre la anchura del complejo QRS, y la frecuencia cardiaca (o intervalos RR). Se observan complejos QRS estrechos con frecuencias más rápidas o intervalos RR más cortos (∩), y complejos QRS más anchos con frecuencias más lentas o intervalos RR más largos (↔). Este no es el patrón de las aberraciones relacionadas con la frecuencia, en la que los complejos QRS más anchos o aberrantes se ven a frecuencias más rápidas. Este patrón es característico de síndrome de Wolff-Parkinson-White. Se puede apreciar que los complejos Wolff-Parkinson-White tienen una morfología QS en las derivaciones inferiores (^), compatible con un pseudoinfarto de la pared inferior del miocardio. La onda Q no está presente en aVF cuando el complejo es estrecho. No es posible diagnosticar con fiabilidad anomalías del ventrículo izquierdo en presencia de un síndrome de Wolff-Parkinson-White, debido a que la activación inicial se realiza directamente a través del miocardio, y no a través del sistema de His-Purkinje normal. Este es un patrón de pseudoinfarto de miocardio de la pared inferior, que es compatible con una vía accesoria posteroseptal (o inferospetal).

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....