COMENTARIO

Revisión de Artículos: Cribado de enfermedad congénita cardiaca, fórmula y enfermedad celiaca, y distinción de infecciones

Dr. Jesús Hernández Tiscareño

Conflictos de interés

1 de noviembre de 2017

En este contenido

Evitar la fórmula basada en leche de vaca para lactantes en riesgo no reduce el desarrollo de enfermedad celiaca

La enfermedad celiaca es una enteropatía autoinmune inducida por el gluten, caracterizada por una inflamación crónica en el intestino delgado, que produce lesiones en la mucosa. La incidencia de la enfermedad celiaca está aumentando, lo que representa un problema creciente de salud pública y, en consecuencia, se justifican estrategias preventivas. Se sospecha que los factores ambientales, especialmente los patrones de alimentación infantil, desempeñan un papel importante en el desarrollo de la enfermedad celiaca y la diabetes.

Estudios previos sugieren que la introducción de gluten de forma temprana, así como el tiempo de exposición y la lactancia materna en la dieta, influyen en el riesgo de enfermedad celiaca. En un estudio se reporta que evitar la fórmula basada en leche de vaca en niños con riesgo de diabetes de tipo 1 confiere reducción de la incidencia acumulativa de auto-anticuerpos asociados a la diabetes a la edad de 10 años. Bajo tal premisa, este trabajo propone estudiar en esa misma población si el destete a una fórmula ampliamente hidrolizada también disminuiría el riesgo de autoinmunidad a la enfermedad celiaca.

El estudio se realizó en Finlandia entre febrero de 1995 y noviembre de 1997. La población de estudio es idéntica a la del estudio piloto TRIGR (Trial to Reduce Insulin-Dependent Diabetes Mellitus), que fue un estudio aleatorizado, con doble enmascaramiento, realizado en 15 hospitales que incluyeron recién nacidos que tenían un pariente de primer grado con diabetes de tipo 1. En la primera fase se identificó a 520 recién nacidos en un periodo de 34 meses, de los cuales 45 no cumplieron con los criterios de inclusión (recién nacidos pretérmino); se realizó la prueba de HLA a los 475 recién nacidos, de los cuales 230 presentaron un genotipo de riesgo HLA elegible (49% de los niños para los que se obtuvieron genotipos HLA), los lactantes fueron asignados aleatoriamente después del nacimiento para recibir fórmula ampliamente hidrolizada a base de caseína (grupo experimental: 113), o una fórmula de control basada en leche de vaca cuando la leche materna no estaba disponible (grupo de control: 117).

La adherencia al protocolo se controló mediante entrevistas familiares periódicas y análisis de anticuerpos de leche de vaca en muestras de suero. El análisis del genotipo HLA-DQB1 se realizó a partir de sangre de cordón umbilical, para identificar los alelos seleccionados que se sabe están asociados con la susceptibilidad, o protección contra la diabetes de tipo 1 y la enfermedad celiaca; se obtuvieron muestras de sangre a los 3, 6, 9, 22, 18 y 24 meses de vida para cuantificar los anticuerpos a las proteínas de la leche de vaca.

La edad en la seroconversión para detección de enfermedad celiaca autoinmune se definió como la edad en los primeros resultados positivos de anti-TG2A y anti-DGPA.

De los 230 participantes, se obtuvieron muestras para los análisis de 189 participantes, 25 (13,2%) dieron positivo para anti-TG2A.

El cociente de riesgo para positividad del anti-TG2A asociado con la intervención (fórmula de hidrolizado de caseína) fue de 1,14 (IC 95%: 0,51 - 2,54), 12 de 88 participantes (13,6%) fueron positivos a anti-TG2A, mientras que 13 de 101 (12,9%) en el grupo de control dieron positivo para anti-TG2A.

La mediana de edad de seroconversión a la positividad anti-TG2A fue de 2 años en el grupo experimental, y de 3 años en el grupo de control.

Basado en el análisis, no hubo diferencias en la frecuencia de positividad anti-TG2A entre el grupo de fórmula hidrolizada (11 de 76; 14,5%) y el grupo control (12 de 85; 14,1%). La relación de riesgo para la positividad anti-TG2A en el grupo de fórmula hidrolizada en comparación con el grupo control fue de 1,15 (IC 95%: 0,50 a 2,65).

Lo más importante
En este estudio no se encontró evidencia de que la alimentación con una fórmula de caseína ampliamente hidrolizada, en comparación con una basada en leche de vaca, disminuya el riesgo de seroconversión a la positividad para la autoinmunidad, o la presencia de enfermedad celiaca. El estudio se realizó en niños con un miembro de la familia afectado por diabetes de tipo 1, y con susceptibilidad conferida por HLA a la diabetes de tipo 1, lo que implica que los participantes también tenían una mayor predisposición a la enfermedad celiaca. En consecuencia, los resultados no se pueden aplicar directamente a la población general. Los hallazgos implican que la prevención dietética de la enfermedad celiaca sigue constituyendo un reto.
REFERENCIA
  • Hyytinen M, Savilahti E, Virtanen SM, Härkönen T, y cols. Avoidance of Cow’s Milk–Based Formula for At-Risk Infants Does Not Reduce Development of Celiac Disease: A Randomized Controlled Trial. Gastroenterology. Oct 2017;153(4):961-970.e3. doi: 10.1053/j.gastro.2017.06.049. PMID: 28687275. Resumen

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....