Una dieta baja en carbohidratos fermentables de cadena corta ante la sensibilidad al gluten ¿el siguiente paso?

Dr. William F. Balistreri

Conflictos de interés

18 de octubre de 2017

En este contenido

Más allá del gluten

En la última década, la dieta sin gluten se ha convertido en la tendencia alimentaria más popular en Estados Unidos, con más de 100 millones de estadounidenses que consumen productos sin gluten, aunque la mayoría de ellos no padece enfermedad celiaca.[1]

De hecho, sensibilidad al gluten no celiaca fue un término que se introdujo para describir a las personas que presentan un trastorno clínico relacionado con la ingesta de gluten.[2] La sensibilidad al gluten no celiaca se caracteriza por una serie de síntomas gastrointestinales autonotificados, parecidos a los del síndrome de intestino irritable (dolor abdominal, flatos y meteorismo, diarrea o estreñimiento).[2,3,4,5,6]

Aunque los datos parecían demostrar convincentemente la implicación del gluten como causa de muchos de estos síntomas gastrointestinales, algunos estudios recientes han sugerido que hay más en esta historia.[7,8]

Puede ser incorrecto atribuir una respuesta clínica a la presencia o ausencia de gluten, porque también puede estar causada por las diferencias en el contenido de otros componentes alimentarios (por ejemplo, proteínas del trigo o carbohidratos de cadena corta poco absorbibles). Esto lo demostraron con claridad Biesiekierski y colaboradores en un estudio con doble enmascaramiento y grupos cruzados, en el que se incluyó a pacientes con sensibilidad al gluten no celiaca autonotificada, que se sentían mejor con una dieta sin gluten.[9] Estos pacientes mejoraron todavía más con una dieta en la que se eliminaron los oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables (carbohidratos fermentables de cadena corta o FODMAP). Los síntomas gastrointestinales mejoraron de manera uniforme y considerable en todos los participantes del estudio durante la fase de ingesta reducida de carbohidratos fermentables de cadena corta. Cuando a los pacientes se les volvió a retar, al reintroducir el gluten en la dieta reducida en carbohidratos fermentables de cadena corta, no sufrieron una recaída específica ni dependiente de la dosis.

Posibles explicaciones de la sensibilidad a los carbohidratos fermentables de cadena corta

Desde hace tiempo se reconoce que los pacientes con síndrome de intestino irritable pueden presentar dolor abdominal y meteorismo repentinos, o empeoramiento de estos después de comer ciertos alimentos, entre los que destacan algunos desencadenantes reconocidos históricamente, como la leche y otros productos lácteos, legumbres, y algunas frutas.[10]

Los mecanismos propuestos han incluido la activación inmunitaria y de los mastocitos, la estimulación de mecanorreceptores y la activación quimiosensible.[10,11] Los desencadenantes citados más recientemente son los carbohidratos de cadena corta, agrupados bajo el término colectivo de carbohidratos fermentables de cadena corta . Se ha observado que una dieta baja en carbohidratos fermentables de cadena corta produce una respuesta clínica en 50 a 80% de los pacientes con síndrome de intestino irritable, con una mejoría específica del meteorismo, la flatulencia, la diarrea y los síntomas globales.[12,13,14]

Los componentes de los carbohidratos fermentables de cadena corta están presentes en muchos alimentos, e incluyen a la fructosa (presente en frutas con hueso y edulcorantes), la lactosa (productos lácteos), los fructanos (agave, alcachofa, productos basados en el trigo), los galacto-oligosacáridos (legumbres), y los polioles como el xilitol y el manitol (frutas y edulcorantes artificiales).[15] Estos carbohidratos altamente fermentables se absorben de manera deficiente por el intestino delgado y por lo tanto pasan al colon, donde aumentan osmóticamente el volumen luminal de agua, estimulan la producción de gas y de ácidos grasos de cadena corta mediante la fermentación por las bacterias del colon, y aumentan la motilidad intestinal. Esto provoca distensión luminal, meteorismo y diarrea. Los carbohidratos fermentables de cadena corta pueden afectar también a la microbiota intestinal, a la función inmunitaria intestinal y a la barrera mucosa intestinal; todos ellos, factores que pueden estar implicados en la aparición de síntomas gastrointestinales en los pacientes con hipersensibilidad visceral.[12,13]

 
 
 La restricción puede tener consecuencias indeseables, porque los carbohidratos fermentables de cadena corta aumentan el volumen de las heces y la absorción de calcio, y regulan la función inmunitaria. Dr. William F. Balistreri   
 

Gibson y colaboradores propusieron que la disminución del consumo alimentario de estos carbohidratos de cadena corta indigeribles o de absorción lenta, mejoraría el meteorismo y la distensión de la pared intestinal, disminuyendo de este modo las contracciones intestinales y el dolor.[16] Este método de disminución amplia era diferente de las medidas dietéticas previas en las que se limitaba el consumo de una o dos especies específicas de carbohidratos (por ejemplo, lactosa, fructosa o sorbitol).[11]

El éxito inicial ha hecho que la dieta baja en carbohidratos fermentables de cadena corta se convierta en una opción muy popular, y es fácil acceder a fuentes de información que describen la composición de los carbohidratos fermentables de cadena corta de distintos alimentos.[10,17]

Los pacientes que sufren flatulencia y meteorismo excesivos evitan los "alimentos productores de flatos". Esta puede ser una opción terapéutica viable, pero la restricción tiene consecuencias indeseadas importantes, porque los carbohidratos fermentables de cadena corta tienen diversos efectos fisiológicos importantes: 1) aumentan el volumen de las heces, 2) incrementan la absorción de calcio, 3) regulan la función inmunitaria, 4) bajan la concentración sérica de colesterol y 5) estimulan el crecimiento de determinadas especies bacterianas como las Bifidobacteria (un efecto prebiótico).[13] Además, la fermentación bacteriana de los carbohidratos de cadena corta produce ácidos grasos de cadena corta que ejercen un efecto trófico en el metabolismo de los colonocitos.[13]

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....