COMENTARIO

Revisión de Artículos: Trastorno de estrés postraumático

Dr. José J. Mendoza Velásquez

Conflictos de interés

12 de octubre de 2017

En este contenido

Novedades en el tratamiento farmacológico en el trastorno de estrés postraumático

Aun cuando el trastorno de estrés  postraumático es una condición que afecta a una gran parte de la población, la  variabilidad de su presentación y las diferencias en el origen del mismo  obligan a un estudio muy particularizado. La exposición a terremotos, violaciones,  guerras, catástrofes naturales, o hechos de violencia, puede generar  condiciones crónicas y discapacitantes que merecen ser estudiadas.

La intervención médica es necesaria, sin  embargo, hasta el momento no existen guías claras en la intervención  farmacológica, ya que gran parte de la intervención como primera línea de  tratamiento en el trastorno de estrés postraumático es la psicoterapia,  específicamente la cognitivo-conductual; el uso correcto de fármacos podría ser  una línea adecuada en el tratamiento y la prevención del impacto de este  trastorno.

Aun cuando la principal línea de tratamiento  se enfoca en los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, y  estos han mostrado eficacia en el control de los síntomas del trastorno de  estrés postraumático, existe poca evidencia escrita sobre el uso de beta  bloqueantes y antipsicóticos de segunda generación, comúnmente utilizados para  la resolución de los síntomas.

En otras revisiones de tratamientos, tanto  farmacológicos como no farmacológicos, a los que de acuerdo con la situación  actual me di a la tarea de investigar, encontré algunos datos interesantes que  deseo comentar a manera de discusión:

Tratamientos no  farmacológicos

El uso internacional de la terapia  cognitivo-conductual ha dado a esta la mayor evidencia en la resolución de  síntomas como primera línea. Es segura, puede ser útil en todo momento de la  sintomatología, y ha sido probada en cualquier evento estresante, ya se trate  de guerras, asaltos, o terremotos, sin embargo, requiere entrenamiento y  personal capacitado para aplicarla.

Desensibilización y reprocesamiento de los  movimientos oculares. Esta controversial terapia ha sido frecuentemente  utilizada, sin embargo, su efectividad es poco clara. El tratamiento está  basado en el reprocesamiento de la información que causa el estrés  postraumático a través de la reexposición, y la guía especializada para  realizar movimientos oculares, y generar experiencias que permitan controlar el  estrés asociado a los recuerdos.

Tratamientos  farmacológicos

Aun cuando no son la primera línea de  tratamiento, tras la valoración del riesgo individual y la persistencia o  intensidad de los síntomas, podemos utilizar:

Inhibidores selectivos de la recaptación de  serotonina: Han mostrado eficacia y respuesta estadísticamente significativa,  en comparación con otros medicamentos en la disminución de los síntomas del  trastorno de estrés postraumático, síntomas depresivos y ansiosos en pacientes  expuestos a eventos estresantes. Sin embargo, la investigación no ha sido  concluyente.

Lo más importante:

La variabilidad de presentación y las diferencias en el origen del trastorno de estrés postraumático obligan a un estudio muy particularizado, que igualmente se relaciona con la manera en la que debe ser abordado para su tratamiento, principalmente no farmacológico.


REFERENCIAS

Foa EB, Keane TM, Friedman MJ, Cohen JA, editors. Effective  Treatments for PTSD: Practice Guidelines of the International Society for  Traumatic Stress Studies. New York, New York: Guilford Press; 2009

Puetz TW, Youngstedt SD,  Herring MP. Effects of Pharmacotherapy on Combat-Related PTSD, Anxiety, and  Depression: A Systematic Review and Meta-Regression Analysis. PLoS One. 28 May 2015;10(5):e0126529. doi:  10.1371/journal.pone.0126529. eCollection 2015. PMID: 26020791. Artículo

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....