COMENTARIO

Nueva secuencia terapéutica de éxito: Quimioradioterapia seguida de inmunoterapia en cáncer de pulmón irresecable en etapa clínica III

Dr. Henry Gómez Moreno, PhD

Conflictos de interés

5 de octubre de 2017

Hola, soy el Dr. Henry Gómez Moreno, oncólogo médico de Lima, Perú, para Medscape en Español. El día de hoy les quiero comentar sobre una nueva estrategia terapéutica de éxito en el campo del cáncer de pulmón, cuyos resultados fueron presentados en el Congreso de la European Society for Medical Oncology (ESMO) 2017.[1]

Con el tratamiento convencional el cáncer de pulmón localmente avanzado irresecable solía ser de mal pronóstico. Sin embargo, de acuerdo con los resultados del estudio PACIFIC, un ensayo de fase 3 que incluyó pacientes con cáncer de pulmón e inducción mediante radioterapia más quimioterapia concomitantes, y antecedente de por lo menos 2 o más ciclos de terapia basada en platino, seguida de durvalumab en mantenimiento, se está cambiando la forma de tratar el cáncer de pulmón localmente avanzado.

Los pacientes fueron aleatorizados en una relación de 2 a 1, a recibir durvalumab endovenoso (dosis 10 mg/kg), o placebo, cada 2 semanas hasta los 12 meses. El tratamiento anti-PD-L1 después de 1 a 42 días de terminada la quimioradioterapia, sin haber progresado durante la inducción.

Dos objetivos primarios fueron seleccionados: 1) sobrevida libre de progresión (SLP), evaluada por un comité revisor independiente; y 2) sobrevida global (SG), sin reporte aún. Los objetivos secundarios incluyen, a los 12 y 18 meses, la sobrevida libre de progresión, la tasa de respuesta objetiva, la duración de la respuesta, el tiempo a metástasis a distancia o muerte, y la seguridad.

De los 713 pacientes, 709 fueron aleatorizados y a 473 se les asignó a terapia de consolidación con darvalumab, mientras que a 236 a placebo. La mediana de sobrevida libre de progresión para durvalumab fue de 16,8 meses frente a 5,6 meses con placebo, con hazard ratio [HR] de 0,52. La tasa a 12 meses de sobrevida libre de progresión fue de 55,9% frente a 35,3%, y a 18 meses de 44,2% frente a 27,0%, favoreciendo a durvalumab. La tasa de respuesta fue de 28,4% frente a 16,0% (p < 0,001). Sin embargo, la duración de la respuesta a los 18 meses fue de 72,8% frente a 46,8%, favoreciendo al mantenimiento con anti-PD-L1.

Además, se evaluaron los niveles de expresión de PD-L1, sin encontrarles como factor predictivo de respuesta. Los efectos adversos grado 3/4 fueron de 29,9% frente a 26,1%; la diferencia se relacionó con la presencia de neumonitis. El 15,4% de los pacientes con durvalumab suspendieron el tratamiento por eventos adversos, frente al 9,8% con placebo.

Punto de vista

Este estudio, publicado en The New England Journal of Medicine comparando el uso de un anticuerpo anti-PD-L1 frente a placebo como terapia de mantenimiento con durvalumab, genera mucha esperanza en el manejo de las neoplasias, en especial en cáncer de pulmón localmente avanzado irresecable, con la secuencia de quimioradioterapia seguida de durvalumab, incrementando significativamente el periodo libre de progresión y los otros objetivos secundarios.

Sin embargo, estos resultados también generan múltiples interrogantes, por ejemplo: ¿La eficacia está relacionada a la terapia anti-PD-L1 o al tratamiento previo que sensibilizó al tumor para un mejor resultado con durvalumab?; con respecto a la toxicidad a nivel pulmonar vinculada a la radioterapia y uso de inmunoterapia, surge otra pregunta con relación a los biomarcadores, como PD-L1, ¿estos pierden valor cuando existe un tratamiento previo?

A pesar de las nuevas preguntas, el resultado positivo de este estudio es un avance para los pacientes con cáncer de pulmón y enfermedad irresecable.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....