El accidente cerebrovascular isquémico puede ser indicio de cáncer subyacente

Liam Davenport

Conflictos de interés

12 de septiembre de 2017

MADRID, ESP. Algunos pacientes con accidente cerebrovascular pueden tener cáncer no diagnosticado que contribuye a su riesgo de complicaciones cardiovasculares al inducir a un estado de hipercoagulabilidad, señalan los resultados de un estudio observacional español.[1]

La frecuencia de cáncer en sobrevivientes de accidente cerebrovascular fue casi el doble que la que se esperaría en la población general y se relacionó con un aumento en las concentraciones plasmáticas de fibrinógeno.

"Cuando se diagnosticó cáncer, por lo general fue en una etapa avanzada, y el diagnóstico se estableció en los primeros 6 meses después de un accidente cerebrovascular", dijo en una declaración el investigador principal, Dr. Jacobo Rogado, especialista en oncología médica, del Hospital de La Princesa, en Madrid, España.

"Esto indica que el cáncer ya estaba presente cuando ocurrió el accidente cerebrovascular, pero no había síntomas", añadió.

"Los sobrevivientes de accidente cerebrovascular deben ser objeto de seguimiento clínico por si desarrollan cáncer en los 18 meses subsiguientes al diagnóstico de accidente cerebrovascular. Esto es aplicable sobre todo a pacientes mayores que tuvieron cáncer con anterioridad o que tienen concentraciones de fibrinógeno elevadas o de hemoglobina bajas", dijo.

El estudio se presentó en el Congreso de la European Society for Medical Oncology (ESMO) 2017.

En su comentario a ESMO, el Dr. Fausto Roila, director de oncología médica, Hospital Santa Maria della Misericordia, en Perugia, Italia, emitió una nota de cautela en relación a la interpretación de los resultados.

Si bien la posible relación entre un accidente cerebrovascular y cáncer "es un problema interesante", dijo, los resultados actuales están entorpecidos por la falta de un grupo de control equiparado. "Un estudio de casos y controles habría sido más adecuado", dijo en una declaración.

El Dr. Roila también señaló que la diferencia en cifras absolutas entre los nuevos casos de cáncer y la esperada en la población es de sólo 12, "y esto podría deberse a la diferencia de edad entre los dos grupos".

Dijo: "La población general incluye personas de todas las edades, pero la población de casos (pacientes con accidente cerebrovascular) es principalmente de pacientes mayores. En consecuencia, se necesitan más estudios para poder establecer una relación firme entre el accidente cerebrovascular y el cáncer.

Detalles del estudio

Estudios posmortem previos han señalado que el cáncer puede relacionarse con accidente cerebrovascular, potencialmente como resultado de la hipercoagulabilidad causada por el tumor, "pero no se ha descrito la magnitud de esta relación ", dijo el Dr. Rogado.

Para investigar más la relación e identificar posibles factores predictivos, los investigadores analizaron los registros médicos de los 914 pacientes ingresados a un solo servicio de urgencias entre 2012 y 2014.

Excluyeron a los pacientes con, entre otros, cáncer activo o un cáncer en los 5 años previos, ataque isquémico transitorio o hemorragia cerebral. Incluyeron 381 pacientes con accidente cerebrovascular isquémico y les efectuaron seguimiento durante 18 meses a partir del diagnóstico, comparando datos demográficos y clínicos entre los que desarrollaron y los que no desarrollaron cáncer.

Durante el seguimiento, 29 pacientes con accidente cerebrovascular (7,6%) tuvieron diagnóstico de cáncer, en comparación con una tasa de fondo estimada en la población general de 17 (4,5%). Los diagnósticos de cáncer más frecuentes fueron de colon, pulmón y próstata, y 62% de los pacientes tenían metástasis o enfermedad localmente avanzada.

El intervalo medio entre el inicio del accidente cerebrovascular isquémico y el diagnóstico de cáncer fue 6 meses y 44,8% de las neoplasias malignas se diagnosticaron en los primeros 6 meses.

El análisis multivariado reveló que los factores predictores independientes de diagnóstico de cáncer después de accidente cerebrovascular isquémico fueron edad mayor de 76 años (p = 0,003), diagnóstico de cáncer en un lapso previo de más de 5 años (p = 0,042), concentraciones de fibrinógeno superiores a 450 mg/dl (p = 0,019) y cifras de hemoglobina inferiores a 13 g/dl (p = 0,004).

No hubo ninguna relación entre el diagnóstico de cáncer después de accidente cerebrovascular y otros factores de riesgo tromboembólicos así como la causa o la presentación clínica del accidente cerebrovascular, señala el equipo.

El Dr. Rogado dijo: "Se ha señalado que el cáncer es un estado hipercoagulable en el cual células tumorales activan el sistema de la coagulación".

"Esto podría explicar nuestra observación de concentraciones de fibrinógeno más altas en las personas a las que se les diagnosticó cáncer. Puede ser que el efecto protrombótico del cáncer contribuyese a los accidentes cerebrovasculares".

Los autores han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....