El WhatsApp en medicina: ¿Un arma de doble filo?

Matías A. Loewy

11 de agosto de 2017

En este contenido

Potencial del WhatsApp en la atención directa de pacientes a distancia

Si la telemedicina se define como "el suministro de servicios de atención sanitaria en casos en que la distancia es un obstáculo, llevado a cabo por profesionales sanitarios que utilizan tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para el intercambio de información válida para hacer diagnósticos, prevención y tratamiento de enfermedades",[9] el WhatsApp podría desempeñar un papel en ese campo.

El uso de las tecnologías de la información y la comunicación en medicina tiene el potencial de mejorar la calidad del cuidado en salud, prevenir errores médicos, reducir costos, aumentar la eficiencia administrativa, disminuir el uso de papel y ampliar el acceso médico, señaló en una conferencia el Dr. Roberto Debbag, coordinador del Programa de Telemedicina del Hospital de Pediatría Juan P. Garrahan, en Buenos Aires, Argentina, que ya tiene más de 220 centros conectados en todas las provincias del país.

Sin embargo, en diálogo con Medscape en Español, el Dr. Debbag consideró que la interacción vía WhatsApp "es una acción de telemedicina, y al mismo tiempo, no lo es", sobre todo porque no se cumplen determinados protocolos que formalicen y encuadren esa forma de consulta a distancia.

En la literatura médica existen trabajos publicados que sugieren el potencial del WhatsApp como complemento o una auténtica herramienta de telemedicina per se.[10]

Por ejemplo, en el año 2015, odontólogos italianos presentaron su experiencia con el uso de imágenes transmitidas por WhatsApp para evaluar la salud oral de pacientes, y categorizar la patología como traumática, infecciosa, neoplásica, autoinmune o no clasificable. [11] Más de 300 fotos fueron remitidas por dentistas, higienistas dentales, médicos o pacientes. Según reportaron los autores, la impresión a distancia (sobre todo diagnóstica) tuvo una concordancia de 82% con el examen clínico-patológico que recibió 96% de los pacientes. Casi la mitad de ellos también se sometió a una biopsia. El uso de esta aplicación "redujo las barreras geográficas a la consulta clínica inicial y alentó a una mayoría significativa de pacientes a buscar un examen clínico experto", concluyeron.

Otros estudios mostraron que fumadores bajo tratamiento de cesación tabáquica tuvieron menores tasas de recaídas cuando fueron incorporados a un grupo de WhatsApp con otros pacientes, el cual fue moderado por un consejero.[12]

También se ha informado que permite diagnósticos o clasificaciones confiables cuando los observadores evalúan fotos enviadas por WhatsApp, por ejemplo, de estudios de imágenes de fracturas de la meseta tibial o de traumas ortopédicos pediátricos.[13,14]

La Dra. Reichbach declaró: "Siempre prefiero ver a los pacientes, ya que existen condiciones, como un abdomen agudo, que no se pueden evaluar mediante intercambios de WhatsApp". Sin embargo, en algunos casos, cuando se conoce bien al paciente y uno tiene noción de qué patologías puede o no tener, resolver una duda [por esa vía] o dar algunas instrucciones básicas para que los padres queden más tranquilos, alivia al sistema de salud. Y quizá hasta se logre evitar que un niño pequeño vaya a una guardia con una virosis y salga con una neumonía".

Para el Dr. Iván Cherrez, profesor investigador de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo y del Respiralab Research Group de Guayaquil, Ecuador, quien ha liderado estudios para explorar el uso y las preferencias de las tecnologías de la información y la comunicación en pacientes latinoamericanos con enfermedades crónicas, la herramienta puede ayudar a la adherencia a los tratamientos (por ejemplo, mediante el envío de gifs recordatorios), y también podría extender la vida activa de los médicos. "Profesionales experimentados, pero que ya no pueden cubrir guardias convencionales [por limitaciones físicas], podrían hacer ‘guardias de WhatsApp’ desde su casa", manifestó el Dr. Cherrez a Medscape en Español, añadiendo que para tal efecto es necesario implementar una forma de cobrar esas consultas a distancia. "El WhatsApp es espectacular. Pero el médico tiene que ganar dinero honradamente por su trabajo".

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....