COMENTARIO

Microbiota y leche humana, una amistad indispensable

Dr. Jesús Hernández Tiscareño

Conflictos de interés

7 de agosto de 2017

CIUDAD DE MÉXICO, MEX. La microbiota del intestino tiene un papel fundamental en el mantenimiento de la salud, cambios en la diversidad, estructural o función de la microbiota intestinal se han asociado a condiciones de enfermedad.

El orden que las distintas bacterias colonizan el intestino del lactante está influenciado por varios factores, incluyendo el modo del nacimiento (cesárea o parto vaginal), edad al nacimiento (prematuridad, a término, postérmino), lactancia materna y uso de antibióticos.

Hace una década la leche materna se consideraba estéril, hoy en día se considera una fuente potencial de probióticos. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) definen a los probióticos como microorganismos vivos los cuales al ser administrados en cantidades adecuadas confieren un beneficio para la salud del huésped, las especies de probióticos más comúnmente estudiadas y usadas hoy en día son los géneros Lactobacillus, Bifidobacterium y Saccharomyces.[1]

"Actualmente se sabe que la microbiota se denomina el gran órgano olvidado, porque cumple funciones como un órgano, esta microbiota está constituida por una gran cantidad de células, la microbiota intestinal tiene función de protección contra la invasión de patógenos, de nutrición, es un gran capacitador de la función inmunológica, adecuado neurodesarrollo y metabolismo", expresó el Dr. Rodrigo Vázquez Frías, gastroenterólogo nutriólogo pediatra, y revisor de la Colaboración Cochrane, durante su presentación en la plenaria "Microbiota y leche humana, una amistad indispensable" en el marco del 35o Congreso Nacional de Pediatría de la Asociación Mexicana de Pediatría, en la Ciudad de México.[2]

Hay estudios que refieren que los lactantes amamantados suelen tener una microbiota dominada por bifidobacterias, mientras que los lactantes alimentados con fórmula tienen una microbiota más diversa, los recién nacidos prematuros o por cesárea muestran una diversidad reducida y una colonización tardía por bifidobacterias en comparación con los lactantes nacidos a término o por vía vaginal.[3,4]

El Dr. Vázquez Frías comenta que "la leche materna tiene probióticos, a través de estos puede modificar adecuadamente la microbiota, además en la leche materna también están los prebióticos, que, son el alimento de estos probióticos, y dentro de estos sabemos que la lactosa cumple un papel prebiótico importante, por lo que quitar la lactosa de la alimentación no es adecuado, también hay unos componentes importantes de la leche humana los cuales se llaman oligosacáridos"

Los oligoscaridos son alimento de las bacterias buenas, es decir a mayor cantidad de oligosacáridos se favorecen el crecimiento de bifidobacterias, si los niños toman leche materna van a ir desarrollando una microbiota adecuada que los va a llevar a un adecuado funcionamiento.

"Los oligosacáridos de la leche materna cumplen la definición de un prebiótico, es decir, un ingrediente fermentable que permite hacer cambios específicos, tanto en la composición y/o en la actividad de la microbiota gastrointestinal, confiriendo beneficios en el bienestar y salud digestiva del huésped", comentó el Dr. Vázquez Frías. Así también enfatizó que de todas las propiedades adecuadas que tiene la leche materna como reducir la obesidad y alergias, los oligosacáridos tienen gran importancia al favorecer una adecuada microbiota capacitando de forma adecuada el sistema inmunológico y las células epiteliales.

El Dr. Vázquez Frías destacó los siguientes puntos:

  • Todos tenemos una microbiota que cuidar, pero en los primeros 1000 días es fundamental.

  • La leche humana tiene grandes cantidades de oligosacáridos.

  • Cada mujer produce un perfil diferente de oligosacáridos, el cual cambia a lo largo de la lactancia.

  • Los oligosacáridos sirven como sustrato (prebióticos) para la microbiota del lactante.

  • Los probióticos también tienen acciones adhesivas, antimicrobianas y moduladoras de las células epiteliales y del sistema inmunológicos.

Finalmente, la plenaria concluyó con la declaración de que "la mejor recomendación es que tenemos que luchar por la lactancia materna en todos los niños".

Contenidos Relacionados

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....