COMENTARIO

Revisión de Artículos: Neurología y enfermedad renal crónica, consecuencias neurológicas de la obesidad, y trastornos centrales en el paciente con mareo

Dr. Zaira Medina Lopez

Conflictos de interés

29 de junio de 2017

En este contenido

Dra. Zaira Medina López

En esta sección estarán disponibles los resúmenes de artículos recientes, publicados en las principales revistas de neurología, analizados por la Dra. Zaira Medina López. La Dra. Medina López es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México donde cursó su posgrado en Medicina Interna y Neurología. Actualmente es Médico Adscrito de Neurología en el Centro Médico “Lic. Adolfo López Mateos” del Instituto de Salud del Estado de México en la Ciudad de Toluca.
 

1. Neurología y enfermedad renal crónica

En este artículo, la Dra. Hocker hace una revisión de la relación que existe entre el sistema nervioso y las enfermedades renales. Si bien existen enfermedades sistémicas que pueden afectar a ambos órganos, en esta revisión nos enfocaremos a las complicaciones neurológicas de la enfermedad renal crónica.

Los trastornos del equilibrio ácido-base pueden afectar negativamente el metabolismo neuronal y deterioran la función cerebral al incrementar la afinidad del amonio por la deshidrogenasa de glutamato, resultando en desaminación oxidativa de glutamato y exceso de amonio en los astrocitos y neuronas, con la activación de los canales iónicos sensibles al ácido.

Por otro lado, las manifestaciones neurológicas de la uremia incluyen letargo, encefalopatía, crisis epilépticas, trastornos del movimiento agudos y coma. Algunas complicaciones del sistema nervioso son la neuropatía periférica y la miopatía.

No existe correlación absoluta entre los niveles séricos de nitrógeno uréico o creatinina y los síntomas de uremia. Más bien, la rapidez del incremento en dichos niveles y otros factores como la edad del paciente podrían ser importantes.

La encefalopatía urémica se manifiesta como apatía, fatiga, labilidad emocional, errores de percepción, irritabilidad, deterioro cognitivo, letargo, alteraciones del sueño, alucinaciones, crisis tónico-clónicas generalizadas y estado de alerta fluctuante con progresión al estado de coma. El electroencefalograma (EEG) se caracteriza por lentitud generalizada, ritmo theta, ondas trifásicas y puede haber ondas delta de alto voltaje bilaterales paroxísticas.

En cuanto a los trastornos del movimiento, se han descrito temblores (asterixis, fasciculaciones y mioclono multifocal, descrito como arrítmico o asincrónico) y puede ser necesaria la realización de un EEG para diferenciarlo de crisis epilépticas. Las crisis se presentan hasta en un tercio de los pacientes con encefalopatía urémica y el uso de cefepime (en el contexto de enfermedad renal crónica) puede generar neurotoxicidad. Los antiepilépticos que tienen alta afinidad por las proteínas séricas (es decir, carbamazepina, fenitoína y ácido valpróico) suelen tener pocos cambios en la concentración asociados a la diálisis, a diferencia de los medicamentos como levetiracetam y topiramato.

La neuropatía urémica puede ser no dolorosa, se presenta inicialmente con prurito o disestesias "quemantes" de los pies con disminución en la sensibilidad térmica y palestesia, se ha reportado que tiene involucro autonómico. Generalmente tiene patrón distal, axonal, dependiente de longitud, sensitivo-motor de fibras gruesas.

Existen complicaciones neurológicas descritas en el contexto de pacientes con diálisis como el síndrome de desequilibrio post-dialítico caracterizado por una constelación de síntomas que incluyen cefalea, irritabilidad, visión borrosa, náusea. calambres musculares, encefalopatía y crisis epilépticas. Se desarrolla al final de la diálisis y mejora horas después, pero hay formas descritas con duración de varios días.

La demencia asociada a diálisis es vista cada vez con menor frecuencia. Se describe como un cuadro de inicio subagudo, progresivo con apatía, cambios de personalidad, disartria, ataxia, disfasia, mioclonías, crisis epilépticas que progresa hasta mutismo e inmovilización con mortalidad elevada durante los siguientes seis meses.

De igual forma, también se ha informado del desarrollo de hematomas subdurales no traumáticos relacionados con alteraciones de la coagulación secundarios a uremia.

Lo más importante
Las complicaciones neurológicas de la Enfermedad renal crónica pueden afectar prácticamente cualquier parte del Sistema Nervioso. Su fisiopatología involucra el desarrollo de alteraciones hormonales, metabólicas y posiblemente tóxicas por acúmulo de metabolitos neurotóxicos no dializables que resulta en una compleja interacción difícil de dilucidar, pero con consecuencias clínicas relevantes y potencialmente tratables.
REFERENCIA
  • Hocker SE. Renal Disease and Neurology. Continuum (Minneap Minn). 2017;23(3):722-743. doi: 10.1212/CON.0000000000000469. Resumen

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....