¿Es APHINITY el estudio final de las terapias añadidas a trastuzumab?

Kate Johnson

Conflictos de interés

6 de junio de 2017

CHICAGO, USA. Añadir pertuzumab (Perteza, Genentech) al tratamiento estándar con trastuzumab (Herceptin, Genentech) en pacientes con cáncer de mama temprano positivo para HER2 logró mejoras escasas y más efectos secundarios, según los resultados del estudio APHINITY (Pertuzumab y Herceptin Adyuvantes en la Terapia Inicial).[1,2]

El estudio, presentado en el Congreso Anual de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) 2017 y publicado en New England Journal of Medicine, plantea interrogantes en torno al futuro de los estudios que se basan en el éxito de trastuzumab.

"APHINITY debiera ser el último estudio de su generación", escribe la Dra. Kathy Miller, del Indiana University Melvin and Bren Simon Cancer Center, en Indianápolis, Estados Unidos, en un editorial complementario en NEJM.[3]

"Simplemente no es viable añadir más y más tratamiento a las pacientes con enfermedad positiva para HER2 que son seleccionadas únicamente en base a las características anatómicas. Los efectos tóxicos (y costo) son demasiado considerables para muchas para beneficiar a tan pocas".

De hecho, las implicaciones de costo de añadir pertuzumab a la combinación son "muy sustanciales", señaló la Dra. Carey Anders, encargada del debate en torno al estudio por parte de la ASCO, de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, Estados Unidos.

En su análisis del artículo, la Dra. Anders describió cómo, con base en las estimaciones de Medicare, un año de tratamiento con pertuzumab incrementaría el costo de trastuzumab estándar más quimioterapia desde aproximadamente 56.000 hasta 150.500 dólares.

Detalles de los resultados

El estudio APHINITY fue realizado en 4805 pacientes después de someterse a tratamiento quirúrgico por cáncer positivo para HER2. Las pacientes recibieron quimioterapia y trastuzumab durante un año, más pertuzumab o placebo.

La quimioterapia consistió en una serie de secuencias estándar de antraciclina-taxano, o un esquema de tratamiento sin antraciclina (TCH).

Para el criterio principal de valoración consistente en la sobrevida libre de enfermedad invasiva (SLEi), tras una mediana de seguimiento de 45,4 meses, el análisis por intención de tratar demostró una reducción del 19% en el riesgo relativo en el grupo con pertuzumab a los 3 años (94,1% frente a 93,2%; hazard ratio [HR] estratificado: 0,81; p = 0,045), informó el investigador del estudio, el Dr. Gunter von Minckwitz, PhD, presidente del Grupo de Mama Alemán en Neu-Isenburg, Alemania.

Estos datos indican que se necesitaría tratar a 112 pacientes con pertuzumab para evitar una recaída de enfermedad invasiva, dijo el Dr. Von Minckwitz.

Alrededor de dos tercios de las pacientes del estudio tenían ganglios positivos. Un análisis predefinido de subgrupo de pacientes según su afectación ganglionar demostró una reducción del 23% en el riesgo relativo entre las pacientes tratadas con pertuzumab frente a placebo (92% frente a 90,2%; HR no estratificado: 0,77; p = 0,019) con un número necesario para tratar de 56, dijo.

Asimismo, entre cerca de un tercio de pacientes con negatividad para receptor a hormona, el tratamiento con pertuzumab se relacionó con una reducción del riesgo relativo del 24% en comparación con placebo (tasas de SLEi a tres años de 92,8% frente a 91,2%; HR no estratificado: 0,76; p = 0,085), con un número necesario para tratar de 63.

En pacientes con positividad para receptor hormonal, no hubo ninguna diferencia entre los grupos de tratamiento.

Los efectos secundarios cardiacos fueron el criterio principal de valoración de la tolerabilidad. Los eventos cardiacos ocurrieron con el doble de frecuencia en pacientes que se trataron con pertuzumab (n = 17) que en las que recibieron placebo (n = 8). Sin embargo, la diferencia absoluta entre los grupos no fue estadísticamente significativa y muchos de los grupos tuvieron descensos temporales en la fracción de eyección en el ventrículo izquierdo, informó.

La diferencia más grande en los efectos adversos entre los grupos fue en lo que respecta a la diarrea, de manera que un 9,8% del grupo con pertuzumab presentó diarrea de grado 3 o más frente a un 3,7% del grupo que recibió placebo. Esto en gran parte se limitó al periodo de quimioterapia de tratamiento, entre las semanas 18 a 24, dijo.

Al pedirle su comentario sobre los hallazgos, el Dr. George Sledge, del Centro Médico de la Universidad Stanford, en California, Estados Unidos, dijo a Medscape Noticias Médicas que el estudio demuestra cuán difícil se ha vuelto estudiar el cáncer de mama en el contexto posquirúrgico. "Millares fueron aleatorizadas para demostrar una diferencia verdaderamente pequeña en los resultados", dijo, añadiendo, "si el nuevo tratamiento se convierte en un enfoque de tratamiento estándar, entonces claramente sobretrataremos a la mayoría de las pacientes".

El estudio fue financiado por Hoffmann-La Roche Ltd. El Dr. Von Minckwitz ha recibido financiación para investigación (institucional) de Pfizer, Sanofi, Amgen, Roche, Novartis, Celgene, Teva, AstraZeneca, Myriad Genetics, Abbvie, Vifor Pharma. La Dra. Anders ha desempeñado funciones de consultoría o asesoría en Angiochem, Genentech/Roche, GERON, Kadmon, Lilly, Merrimack, Nektar, Novartis, Sanofi y ha prestado sus servicios en la oficina de conferencistas para to-BBB technologies BV. Ha recibido financiación para investigación (institucional) de Angiochem, Cascadian Therapeutics, Geron, Lilly, Merck, Merrimack, Nektar, Novartis, Oncothyreon, Puma Biotechnology, Sanofi, Tesaro y to-BBB technologies BV. Es propietaria de patentes, regalías u otra propiedad intelectual de Jones and Bartlett y UptoDate.com. El Dr. Sledge y su centro han llevado a cabo estudios patrocinados por Genentech.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....