Los antibióticos después de las relaciones sexuales disminuyen a casi la mitad la incidencia de las infecciones de transmisión sexual

Heather Boerner

Conflictos de interés

23 de febrero de 2017

SEATTLE, EUA. La profilaxis posexposición a demanda con doxiciclina podría reducir significativamente la incidencia de infecciones de transmisión sexual (ITS), según demuestra una nueva investigación.[1]

De hecho, la profilaxis con doxiciclina después de tener relaciones sexuales dio lugar a un descenso de 47% en las nuevas infecciones, informan investigadores franceses.

Estos datos son de suma importancia, expresó el autor principal, el Dr. Jean Michel Molina, del Hôpital Saint Louis en París, Francia.

Las tasas de infecciones de transmisión sexual, sobre todo sífilis, y cada vez más, gonorrea resistente a fármacos, han tenido un aumento asombroso en la población homosexual durante más de 6 años. Estas infecciones incrementan la susceptibilidad a infección por VIH y pueden tener consecuencias devastadoras y permanentes por sí mismas.

El Dr. Molina presentó los resultados de la investigación durante una sesión de estudios de última hora en el Congreso sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas 2017.

"Los hallazgos son muy importantes y podrían tener enormes implicaciones para la salud pública", manifestó la Dra. Wafaa El-Sadr, de la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad Columbia en la Ciudad de Nueva York, Estados Unidos, quien no participó en el estudio.

"Esta intervención al parecer fue muy eficaz. También pareció práctica y fácil de implementar", señaló a Medscape Noticias Médicas.

La Dra. El-Sadr también señaló que este modelo de tratamiento (que combina la profilaxis preexposición (PrEP), la profilaxis posexposición (PEP) para VIH, y la profilaxis posexposición antibacteriana para las infecciones de transmisión sexual) podría convertirse en una nueva forma integral de atención a la salud sexual en los hombres homosexuales.

Los participantes en el subestudio abierto aleatorizado realizado por el Dr. Molina y sus colaboradores (hombres homosexuales de Francia y Canadá con riesgo alto de VIH), provinieron del estudio IPERGAY (Intervención Preventiva de la Exposición con Riesgo entre los Homosexuales). IPERGAY fue diseñado para evaluar la eficacia y la tolerabilidad de la profilaxis preexposición dependiente de la actividad sexual, con la combinación de tenofovir más emtricitabina.

A los 116 hombres del grupo que recibió profilaxis se les dieron instrucciones para que tomaran dos pastillas de 100 mg de doxiciclina en las 72 horas subsiguientes a la práctica sexual sin el uso de condón; ninguno de los participantes del grupo de control recibió profilaxis.

Todos los hombres contaron con asesoramiento para reducción de riesgo, recibieron condones y cada ocho semanas se les realizaron análisis en búsqueda de VIH, sífilis, clamidia y gonorrea.

A una mediana de seguimiento de 8,7 meses, un número menor de hombres del grupo que recibió profilaxis había adquirido una enfermedad de transmisión sexual bacteriana (28 frente a 45; Hazard ratio: 0,53; Intervalo de confianza del 95%: 0,33 – 0,85; p = 0,008), en comparación con el grupo de control.

Tabla. Reducción del riesgo mediante profilaxis con doxiciclina

Infección Reducción, % Hazard ratio Intervalo de confianza 95% Valor de p
Gonorrea 17 0,83 0,47 - 1,47 52
Clamidia 70 0,30 0,13 - 0,70 0,006
Sífilis 73 0,27 0,07 - 0,98 < 0,05

En general, 71% de los hombres estaba asintomático.

Aunque los hallazgos de este estudio brindan esperanzas, todavía es prematuro implementar el tratamiento en el ámbito clínico, manifestó el Dr. Molina.

"Aun no contamos con los resultados del estudio de resistencia al antibiótico y, por tanto, se desconoce el efecto de esta estrategia a largo plazo", señaló el autor a Medscape Noticias Médicas. "En este punto no se recomienda la profilaxis con antibiótico para las infecciones de transmisión sexual. Consideramos que se necesita más investigación".

Resistencia y tratamiento integral

El problema del abuso de antibiótico en ganado estadounidense, que puede disminuir rápidamente la protección, fue planteado por algunos miembros de la audiencia.

La resistencia al antibiótico es una de las principales inquietudes de la Dra. Jeanne Marrazzo, de la Universidad de Alabama en Birmingham.

La idea de incrementar la resistencia a fármacos que cada vez más han ocasionado ceguera y sordera en los pacientes con infecciones de transmisión sexual, "me quita el sueño", señaló la doctora.

El mensaje fundamental de este subestudio no radica en que los médicos comiencen a proporcionar doxiciclina a los pacientes con alto riesgo, sino en el hecho de que 71% de las infecciones de transmisión sexual se presentó de forma asintomática, comentó la Dra. Marrazzo a Medscape Noticias Médicas.

Asimismo, indicó que los médicos no deberían descartar sífilis, en particular cuando vean una lesión en un hombre homosexual o una mujer que pudiera estar embarazada.

"Nunca deben asumir que no es sífilis, pues ésta puede adoptar muchas formas," explicó la Dra. Marrazzo. "Si alguien tiene una lesión genital, hay que realizar pruebas, tal vez de manera intuitiva, tratarlas. Es preciso determinar con cuidado los antecedentes neurológicos, así como llevar a cabo un examen neurológico, e interrogar sobre la presentación de sordera y cambios en la visión."

Todo esto, expresó la Dra. Marrazzo, debe realizarse en el contexto de los consultorios que afirman "el derecho de una persona a tener una vida sexual sana".

"No se trata sólo de una cuestión de justicia social, también es una cuestión de salud.Esto se logra educando a los pacientes y dándoles las herramientas para prevenir las  infecciones de transmisión sexual, y si resultan expuestos, tratarlos en forma confidencial y adecuada. Esto quiere decir que se debe invertir en un sistema que facilite su realización, lo cual a menudo significa que es necesario un sistema de salud pública que capte dónde el sistema de salud privada podría no estar cumpliendo su cometido.", finalizó la doctora.

El Dr. Molina informa recibir financiación de Gilead Sciences, ViiV Healthcare y Merck. La Dra. El-Sadr y la Dra. Marrazzo han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....