El mantenimiento con rituximab aumenta la sobrevida en el linfoma de células del manto después de trasplante

Zosia Chustecka

Conflictos de interés

16 de diciembre de 2016

SAN DIEGO, EEUU. Pacientes jóvenes con linfoma de células del manto (LCM) que se han sometido a autotrasplante de células precursoras deberían recibir tratamiento de mantenimiento con rituximab (una inyección cada dos semanas durante tres años), dicen investigadores franceses que informan una ventaja para la sobrevida con este esquema.

Los nuevos datos de sobrevida provienen de los resultados finales del estudio LyMa, llevado a cabo en Francia y Bélgica, y presentados en el 58° Congreso Anual de la American Society of Hematology [1] por el Dr. Steven Le Gouill, PhD, en el departamento de hematología, del Hospital de la Universidad de Nantes, en Francia.

El linfoma de células del manto, que contribuye con cerca de 6% a los linfomas no Hodgkin en adultos, suele responder al tratamiento inicial pero inevitablemente los pacientes experimentan recaídas y la duración de la respuesta disminuye de una terapia de rescate a la siguiente, explicó el Dr. Le Gouill.

Ya se ha demostrado que el tratamiento de mantenimiento con rituximab mejora la sobrevida cuando se utiliza en pacientes de edad avanzada con linfoma de células del manto. [2]En ese estudio, los pacientes recibieron terapia de inducción con R-CHOP (rituximab, ciclosporina, doxorubicina [hidroxidaunomicina], vincristina [Oncovin] y prednisolona).

Los nuevos resultados provienen de un estudio realizado en 229 pacientes más jóvenes (mediana de edad: 57 años) en que se utilizó una terapia de inducción diferente consistente en R-DHAP (rituximab, dexametasona, citarabina a dosis altas [Ara-C] y platino). La tasa de respuesta completa (CR/Cru) después de R-DHAP fue 77,3%. Los pacientes que no respondieron a este esquema (n = 20) recibieron ciclos adicionales de R-CHOP.

Los pacientes luego recibieron autotrasplante de células precursoras para el cual el esquema de acondicionamiento fue R-BEAM (rituximab, carmustina [BiCNU], etopósido, citarabina [Ara-C] y melfalán). En total, 257 pacientes (incluidos 12 que recibieron R-DHA/R-CHOP) se sometieron a trasplante.

Los pacientes que respondieron al trasplante (n = 240) fueron luego distribuidos de manera aleatoria (1:1) a seguimiento mediante observación o para recibir mantenimiento con rituximab (375 mg/m2, una infusión cada dos meses durante tres años).

Los resultados finales de este estudio demuestran que el tratamiento de mantenimiento con rituximab redujo el riesgo de avance de la enfermedad en 60% (HR: 0,4; IC 95%: 0,23 - 0,68; p = 0,0007) y el riesgo de muerte en 50% (HR: 0,5; IC 95%: 0,25 - 0,98; p = 0,0454).

La tasa de sobrevida sin avance de la enfermedad a cuatro años fue 82,2% con rituximab frente a 64,6% con observación (p = 0,0005) y la tasa de sobrevida global a cuatro años fue 88,7% con rituximab frente a 81,4% con observación (p = 0,0413).

El Dr. Le Gouill y sus colaboradores llegaron a la conclusión de que el mantenimiento con rituximab (una infusión cada dos meses durante tres años) es un nuevo patrón de tratamiento para pacientes jóvenes con linfoma de células del manto.

La coordinadora de la sesión, la Dra. Anca Prica, del Hospital Princesa Margarita, en Toronto, Canadá, dijo a Medscape Noticias Médicas que para ella estos datos son confirmadores. "Ya hacemos esto. Utilizamos sistemáticamente mantenimiento con rituximab en nuestros pacientes después de someterlos a trasplante, habiendo extrapolado los datos de los pacientes sin trasplante en otros estudios de linfoma indolente que demuestran que rituximab mejora la sobrevida libre de progresión de la enfermedad".

La mejora de la sobrevida global observada en este estudio fue impresionante, hicieron notar durante la sesión de preguntas y respuestas varios médicos que asistieron al congreso. Sin embargo, hubo cierto debate en torno al empleo de R-DHAP como el tratamiento previo al trasplante; algunos médicos dijeron que utilizan R-CHOP, y algunos, como la Dra. Prica, usan un esquema alternado de R-DHAP y R-CHOP.

El Dr. Le Gouill informa recibir honorarios por remuneración por consultoría, honorarios o financiación para investigación de Roche, Janssen-Cilag y Celgene. La declaración de conflictos de interés de los coautores se enumera en el resumen.

La Dra. Prica informa recibir honorarios de Celgene y Janssen.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....