Las mujeres con diabetes tienen riesgo bajo al usar anticonceptivos hormonales

Miriam E. Tucker

Conflictos de interés

15 de diciembre de 2016

Un estudio nuevo señala que el riesgo de episodios tromboembólicos asociado a la mayoría de los anticonceptivos hormonales en mujeres con diabetes es más alto de lo normal pero aun así puede considerarse relativamente bajo.

La Dra. Sarah H. O’Brien, del Nationwide Children’s Hospital de Columbus (Estados Unidos), y sus colaboradores publicados en versión electrónica el 29 de noviembre en Diabetes Care los resultados obtenidos tras analizar una base de datos estadounidense muy numerosa.[1]

En casi 15.000 mujeres en edad fértil con diabetes que tomaban algún tipo de anticonceptivo hormonal, el riesgo absoluto global de episodios tromboembólicos estaba alrededor de una por 100 mujeres-años de uso, con tasas todavía más bajas en el caso de los anticonceptivos intrauterinos y en implantes subdérmicos.

Estos dos tipos de anticonceptivos hormonales "muy efectivos" son "opciones excelentes para las mujeres con diabetes que intentan evitar los efectos teratógenos de la hiperglucemia mediante una planificación meticulosa de sus embarazos", según la Dra. O’Brien y sus colaboradores.

Ha habido una preocupación especial por el riesgo de episodios tromboembólicos relacionados con los anticonceptivos hormonales combinados en las mujeres con diabetes, porque la propia diabetes predispone a presentar episodios tromboembólicos.

La Organización Mundial de la Salud recomienda prescribir anticonceptivos que solo contienen progestina a las mujeres con diabetes y otros factores de riesgo cardiovascular, pero hay poca información previa sobre los anticonceptivos que solo contienen progestina en las mujeres con diabetes.

La Dra. O’Brien y sus colaboradores afirman que "esta laguna de información puede estar contribuyendo a las tasas bajas de orientación, prescripción o servicios de anticoncepción para las mujeres con diabetes en comparación con las mujeres sin una enfermedad crónica".

Los anticonceptivos hormonales aumentan el riesgo de tromboembolismo pero las tasas globales son bajas

Los datos sobre el uso de anticonceptivos hormonales y episodios tromboembólicos (trombosis venosa, accidente cerebrovascular o infarto de miocardio) se analizaron inicialmente en el Clionformatic Data Mart durante 2002-2011 en 146.080 mujeres entre 14 y 44 años con diabetes tipo 1 o tipo 2. Después se ajustaron los datos por edad, tabaquismo, obesidad y otros factores de riesgo cardiovascular, además de complicaciones de la diabetes y antecedente de cáncer.

Un porcentaje alto de estas mujeres (72%) no tenía demanda de anticonceptivos hormonales durante el periodo de estudio.

Alrededor de un cuarto (24%) recibieron una prescripción de anticonceptivos con estrógeno y 1,5% de anticonceptivos con estrógeno y solo con progestina. La mayoría de estas mujeres tenían defectos de cobertura, por lo que solo 4% (6.042) realizaron un uso continuo.

Casi un 4% (5.987) habían recibido una prescripción de anticonceptivos solo con progestina, incluyendo acetato de medroxiprogesterona de liberación prolongada, un implante subdérmico o un dispositivo intrauterino. Solo un 0,5% (680) de estas mujeres realizaron un uso continuo.

En total hubo 3.012 episodios trombóticos, con una tasa total de 6,3 episodios trombóticos por 1.000 mujeres-años.

La tasa más alta estaba asociada al parche anticonceptivo transdérmico (16,4/1.000) y la más baja a los dispositivos intrauterinos (3,4/1.000) y a los implantes subdérmicos (0/1.000).

Comparados con los métodos anticonceptivos no hormonales, los anticonceptivos con estrógeno aumentaron significativamente el riesgo de tromboembolismo tanto en mujeres menores de 35 años como en las de 35 años o más (Hazard ratios, HR: 3,38 y 1,79, respectivamente; ambos p < 0,0001).

En los anticonceptivos que solo contienen progestina, el riesgo era alto solo en las mujeres más jóvenes (Hazard ratios, HR: 2,02; p < 0,0001) y no en las mujeres de 35 años o más (Hazard ratios, HR: 1,33; p: 0,59).

En una comparación directa, el riesgo de tromboembolismo fue mucho más bajo con los anticonceptivos solo de progestina que con los anticonceptivos con estrógeno, alcanzando significación estadística en las mujeres menores de 35 años (Hazard ratios, HR: 0,6) pero no en las mujeres de 35 años o más (Hazard ratios, HR: 0,74).

Los dispositivos intrauterinos y los implantes subdérmicos son opciones óptimas

No hubo diferencias en el riesgo de tromboembolismo entre una dosis de estrógeno mayor o menor de 30 μg ("dosis ultrabaja") ni entre los comprimidos que contienen drospirenona o desogestrel/gestodeno en comparación con otros tipos de progestina.

Aunque hubo un pequeño aumento del riesgo de tromboembolismo con el parche transdérmico comparado con los anticonceptivos orales (Hazard ratios, HR: 1,68; p: 0,0091), no se observaron diferencias con el anillo vaginal.

En comparación con un dispositivo intrauterino, tanto los comprimidos solo de progestina y como el acetato de medroxiporgesterona de liberación prolongada estaban asociados a un riesgo cuatro veces mayor de trombosis (Hazard ratios, HR: 3,69 y 4,69, respectivamente; ambas p < 0,0001). No obstante, los riesgos absolutos seguían siendo relativamente bajos, de 14,5 y 12,5 por 1.000 mujeres-años, respectivamente.

Solo 124 mujeres habían recibido una prescripción de implante subdérmico solo de progestina (Implanon y Nexplanon, Merck) y ninguna tuvo episodios trombóticos.

Los autores del estudio señalaron que "en la actualidad la diabetes afecta alrededor de dos millones de mujeres estadounidenses en edad fértil, pero incluso en las mujeres con una diabetes 'sin complicaciones' – menos de 20 años de duración y sin afectación orgánica grave – es posible que los médicos puedan evitar los anticonceptivos hormonales combinados por la posibilidad de efectos secundarios cardiovasculares".

Concluyeron que "nuestros resultados demuestran la seguridad de la anticoncepción hormonal en las mujeres con diabetes tipo 1 o tipo 2. Los anticonceptivos hormonales con el riesgo absoluto más bajo fueron los dispositivos intrauterinos y los implantes subdérmicos, y estos tipos de anticonceptivos hormonales reversibles muy efectivos son opciones excelentes para las mujeres con diabetes".

El estudio estaba financiado por la American Diabetes Association. Los autores han declarado que no tienen relaciones económicas relevantes.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....