COMENTARIO

Revisión de artículos de cardiología: American Heart Association 2016

Dr. Daniel Micher

Conflictos de interés

9 de diciembre de 2016

En este contenido

2- HOPE-3: Las estatinas y el tratamiento anti hipertensivo en la enfermedad cardiovascular asintomática

Durante ya algún tiempo hemos sabido que la relación de c-LDL y la enfermedad cardiovascular está claramente establecida. En estudios previos se ha demostrado que la reducción de c-LDL con estatinas reduce el riesgo cardiovascular, sin embargo la mayoría de los pacientes era de raza blanca y no había información suficiente en poblaciones minoritarias. Por otro lado, la población de dichos estudios en su gran mayoría tenía enfermedad cardiovascular activa o múltiples factores de riesgo cardiovascular. El papel de las estatinas en prevención primaria de pacientes asintomáticos sin enfermedad cardiovascular no ha sido establecido.

Fue un gran estudio que evaluó los efectos a largo plazo de la rosuvastatina a una dosis de 10 mg al día (sin ajustar para el perfil de lípidos) en pacientes de distintos grupos étnicos en seis continentes que no tenían enfermedad cardiovascular y estaban en riesgo intermedio.

En el estudio HOPE-3 se evaluaron a 12.705 pacientes en 21 países, sin enfermedad cardiovascular, de los cuales 3087 eran mayores de 70 años y posteriormente se les aplicó un cuestionario basal a 2361 pacientes de los cuales se les logró dar seguimiento a 1626 pacientes (69% de la muestra basal).

Los paciente fueron aleatorizados de forma factorial 2x2 para recibir rosuvastatina 10 mg o placebo y candesartan/hidroclorotiazida 16/12,5 mg diariamente. La mayoría de los pacientes tenia al menos dos factores de riesgo cardiovascular.

La media de la presión arterial fue de 130/86 mm Hg y la media de c-LDL fue de 128 mg/dl. Se les dio una media de seguimiento de 5,6 años.

En comparación al grupo placebo, en el grupo de rosuvastatina la reducción media de el LDL fue de 35 mg/dL y la reducción media de la presión arterial sistólica y diastólica fue de 6/3 mm Hg respectivamente. El objetivo primario de muerte cardiovascular (accidente cerebrovascular no fatal e infarto de miocardio no fatal) ocurrió menos frecuentemente de manera significativa en el grupo de 10 mg de rosuvastatina (3,7%) que con placebo (4,8%), con reducción absoluta del riesgo de muerte cardiovascular (0,3%), infarto de miocardio (0,4%) y accidente cerebrovascular (0,5%). El grupo de candesartan/hidroclorotiazida no tuvo impacto en el objetivo primario comparado con placebo más que en el grupo con hipertensión basal (>143 mm Hg; 4.8% frente a 6.5%). Los resultados de el grupo de rosuvastatina + candesartan/hidroclorotiazida no fueron significativamente mejores que los de rosuvastatina sola. No hubo reducción de la mortalidad por cualquier causa de los grupos con tratamiento activo comparada con placebo.

Lo más importante:

La rosuvastatina, unas estatina potente, a dosis baja en pacientes sin enfermedad cardiovascular con riesgo intermedio, de diferentes grupos étnicos, redujo los eventos cardiovasculares comparado contra placebo. El tratamiento anti hipertensivo, no tuvo beneficios más que en el grupo con hipertensión previa.

Referencias :

Yusuf S, Bosch J, Dagenais G, Zhu J, y cols. Cholesterol Lowering in Intermediate-Risk Persons without Cardiovascular Disease. N Engl J Med. 2016 May 26;374(21):2021-31. doi: 10.1056/NEJMoa1600176. Artículo

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....