El uso de marihuana puede duplicar el riesgo de síndrome de Takotsubo

Marlene Busko

Conflictos de interés

5 de diciembre de 2016

NUEVO ORLEANS, EEUU. El uso activo de marihuana se asoció a un incremento del doble de riesgo de desarrollar síndrome de Takotsubo, también llamado cardiomiopatía por estrés y caracterizado por un abombamiento transitorio del ápice del ventrículo izquierdo (apical ballooning), en un estudio observacional de una muestra nacional de pacientes hospitalizados.[1]

De manera similar a otros estudios, la mayoría de los pacientes con Takotsubo eran mujeres, que habían tenido algún evento estresante. A diferencia de los hombres, quienes eran más comúnmente consumidores activos de marihuana.

Además, a pesar de que los pacientes con Takotsubo que eran consumidores activos de marihuana eran más jóvenes (edad media de 44 frente a 66 años) y tenían un perfil de riesgo cardiovascular mas favorable que los no consumidores, estos tuvieron un mayor riesgo de presentar paro cardiaco (2,4% frente a 0.8%; p = 0,034) o recibir un desfibrilador automático implantable [DAI] (2,4% frente a 0,6%; p = 0,008), dijo el Dr. Amitoj Singh (St Luke's University Health Network, Bethlehem, Estados Unidos) en la conferencia de prensa previa a la presentación de carteles del Congreso del American Heart Association (AHA) 2016.

Los clínicos deben de considerar que los consumidores activos de marihuana con síntomas de un infarto de miocardio, podrían tener una cardiomiopatía por estrés, dijo el Dr. Singh a Medscape. "Esto no establece una causalidad entre la marihuana y la cardiomiopatía, así que se necesitan más estudios prospectivos".

"Considero que es preocupante que la marihuana pueda ser considerada benéfica por algún segmento de la población", dijo la portavoz de la AHA, la Dra. Ann Bolger (Universidad de California, San Francisco, Estados Unidos). "Esto podría ser una señal que para algunas personas o bajo ciertas circunstancias, el uso de marihuana podría crear un riesgo incrementado de eventos cardiovasculares", explicó a Medscape.

Esta es una relación muy interesante, pero "ciertamente no puede ser considerada sugestiva de tener una relación de causa-efecto" advirtió.

"La AHA ha identificado que esta falta de información sobre la relación del uso de  la marihuana y la enfermedad cardiovascular es problemática", dado que en Estados Unidos están buscando legalizar la marihuana para uso médico y recreativo, refirió la Dra. Mariell Jessup (University of Pennsylvania Heart and Vascular Center, Filadelfia, Estados Unidos) en la conferencia de prensa.

El estrés aturde al corazón y provoca dilatación auricular

El síndrome de Takotsubo es una miocardiopatía infrecuente que toma su nombre del japonés y sus trampas de pulpo, que es la representación que se observa en estudios de imagen, comentó el Dr. Singh. Los pacientes tienen un inicio agudo de disfunción ventricular izquierda, con coronarias sin estenosis significativas.

Su causa precisa se mantiene incierta, pero un posible mecanismo es que el estrés causa liberación de catecolaminas que aturden al miocardio. Además, los receptores endocanabinoides, que están presentes en el músculo cardiaco humano, podrían tener un papel en la fisiopatología del takotsubo.

Los investigadores apuntaron a tratar de determinar si había una asociación entre el consumo de marihuana y takotsubo, y de haberlo, tratar de identificar las características y evolución de los pacientes que eran o no consumidores activos de marihuana.

El estudio examinó a una cohorte de la muestra nacional de pacientes hospitalizados (National Inpatient Sample), 33.343 pacientes que fueron admitidos al hospital por síndrome de takotsubo del 2003 al 2011; de estos, 210 eran consumidores activos de marihuana, indicado en la historia clínica del paciente o una prueba positiva de muestreo en la orina.

Los consumidores de marihuana formaron un sub grupo distinto de pacientes con takotsubo. El 64% del total de pacientes consumidores de marihuana eran mujeres y 36% hombres, mientras que el 92% de los no consumidores eran mujeres y 8% eran hombres.

Comparado con pacientes que no utilizaban marihuana, los consumidores activos eran más jóvenes y tenían una menor prevalencia de: hipertensión (38% frente a 62%); diabetes de tipo 2 (2,4% frente a 17,6%); e hiperlipidemia (15,7% frente a 52,5%; todos p < 0,001).

Sin embargo, los usuarios activos, tenían más comúnmente antecedente de enfermedades psiquiátricas o abuso de sustancias. Específicamente, tenían mas probabilidad de tener antecedente de: depresión (32,9% frente a 14,5%), trastorno de ansiedad (28,4% frente a 16,2%); psicosis (11,9% frente a 3,8%). Y también tenían más probabilidad de presentar consumo de: tabaco (73,3% frente a 28,6%); alcohol (13,3% frente a 2,8%); cocaína o anfetaminas (11,9% frente a 0,3%; todas p < 0,001).

En un análisis multivariado de regresión binaria para los factores de riesgo para takotsubo, el consumo de marihuana fue un predictor independiente para takotsubo (odds ratio: 1,99; IC 95%: 1,72 - 2,32; p < 0,0001).

Los pacientes que usaban marihuana tuvieron una menor probabilidad de morir durante la hospitalización (0% frente a 1%, p = no significativa) y menos probabilidad de tener un evento cardiovascular mayor (23% frente a 32%; p = 0,008).

Sin embargo, "lo que fue alarmante era que a pesar de que estos pacientes eran mas jóvenes, con menos factores de riesgo cardiovascular tradicionales", los consumidores de marihuana tuvieron mayor probabilidad de tener un paro cardiaco o la necesidad de la implantación de un DAI, lo cual es "algo para reflexionar", mencionó el Dr. Singh.

Los investigadores aceptaron que este es un estudio preliminar con muchas limitaciones. Los datos no indicaron si los pacientes fumaron o consumieron la droga, tampoco la cantidad ni frecuencia del consumo de marihuana, o el intervalo de tiempo entre el consumo de marihuana y los síntomas de takotsubo. Además los datos no incluyeron tampoco ninguna información de estado por estado, para mostrar alguna luz en como la legalización de la marihuana en más estados podría afectar su uso y la posible enfermedad cardiovascular relacionada a la marihuana.

"Necesitamos entender mas acerca de la asociación potencial de el uso de marihuana y los eventos adversos cardiovasculares, y continuar investigando los mecanismos que podrían explicar dicha relación," dijo la Dra. Bolger, en acuerdo con el Dr. Singh y la Dra. Jessup.

Mientras tanto, "los pacientes que utilizan marihuana de forma recreativa, deben de ser conscientes de que su seguridad no está garantizada y responder de manera rápida a síntomas de dolor de pecho, falta de aire o palpitaciones", concluyó la doctora.

Los autores declararon no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....