Los biomarcadores se vuelven más exactos y pueden mejorar la evaluación clínica del riesgo cardiovascular en pacientes con diabetes

Larry Hand

Conflictos de interés

19 de octubre de 2016

BOSTON, EEUU. Para mejorar la estratificación del riesgo cardiovascular en pacientes con diabetes de tipo 2 estable, se ha de tomar en cuenta la incorporación de datos y de biomarcadores, sobre todo para la troponina T de alta sensibilidad (hs-TnT) y la porción aminoterminal del pro-péptido natriurético de tipo B (NT-proBNP) en los algoritmos estándar, de acuerdo con un análisis secundario de los resultados del estudio clínico SAVOR-TIMI 53. [1]

Los resultados fueron publicados en versión electrónica el 28 de septiembre de 2016 en JAMA Cardiology.

"Creo que los biomarcadores, en concreto la troponina de alta sensibilidad y el NT-proBNP, son mejores para estratificar el riesgo en pacientes con diabetes estable que muchas de las otras variables clínicas o características que utilizamos", dijo a Medscape el Dr. Benjamin M. Scirica (Brigham and Women's Hospital, Boston, Massachusetts, EEUU).

"Por ejemplo, una persona que tiene un valor elevado de troponina de alta sensibilidad pero ningún antecedente de infarto de miocardio, en realidad tiene más riesgo subsiguiente que alguien con un antecedente de infarto de miocardio pero con valores normales o bajos de troponina de alta sensibilidad", dijo.

Scirica y sus colaboradores analizaron si los marcadores ampliamente utilizados proporcionarían un valor pronóstico en la estratificación del riesgo con base en los datos del estudio SAVOR-TIMI 53, en el cual los investigadores evaluaron los efectos cardiovasculares del fármaco antidiabético saxagliptina (Onglyza, AstraZeneca) cuando se añadía al tratamiento habitual.

En su análisis incluyeron hs-TnT, NT-proBNP y proteína C reactiva de alta sensibilidad (hs-CRP), utilizando muestras obtenidas durante el estudio, que se evaluaron entre el 10 de mayo de 2010 y el 15 de junio de 2013. Descubrieron que en las muestras obtenidas de 12.310 pacientes que tenían enfermedad cardiovascular confirmada o múltiples factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, el incremento de las concentraciones de los tres biomarcadores se relacionaba en grado significativo con un aumento en el riesgo de los criterios de valoración cardiovasculares.

Incremento de biomarcadores y riesgo de variables cardiovasculares


Biomarcador/variable

Hazard ratio ajustado (IC 95%)

p

Troponina T de alta sensibilidad (Hs-TnT)

 

 

Muerte de origen cardiovascular

3,07 (2,35 - 4,02)

< 0,001

Infarto de miocardio

2,13 (1,69 - 2,67)

< 0,001

Hospitalización por insuficiencia cardiaca

3,85 (2,82 - 5,27)

< 0,001

Porción aminoterminal del pro-péptido natriurético de tipo B (NT-proBNP)

 

 

Muerte de origen cardiovascular

3,09 (2,46 - 3,89)

<0,001

Infarto de miocardio

1,95 (1,51 - 2,53)

< 0,001

Hospitalización por insuficiencia cardiaca

3,92 (3,11 - 4,92)

< 0,001

Proteína C reactiva de alta sensibilidad (Hs-CRP)

 

 

Muerte cardiovascular

1,49 (1,22 - 1,82)

< 0,001

Hospitalización por insuficiencia cardiaca

1,47 (1,20 - 1,81)

< 0,001

Los resultados fueron congruentes en pacientes con y sin enfermedades cardiovasculares establecidas.

"En comparación con las variables clínicas, estos biomarcadores realmente identifican a pacientes con alto y bajo riesgo de mucho mejor manera que lo que estamos haciendo en la práctica clínica", dijo Scirica a Medscape. "Al atender directamente a un paciente y se plantea uno cuál es su riesgo global, estos biomarcadores nos dirán si el paciente tiene alto o bajo riesgo".

"Si se está realizando una investigación, se puede identificar a estos pacientes y luego pensar en algún tipo de intervención, sea un tratamiento específico o modificar su estilo de vida, cualquier cosa", dijo.

Sea en pacientes con diabetes de tipo 2 que tienen enfermedades cardiovasculares o con múltiples factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares, los biomarcadores funcionan "y deben integrarse en el algoritmo de estratificación de riesgo típico de las directrices", concluyó.

Dijo que en todo el mundo se dispone de una prueba para NT-proBNP, en tanto que los análisis de troponina de alta sensibilidad se utilizan ampliamente en Europa y fuera de Estados Unidos, pero todavía no se aprueban para uso en Estados Unidos.

El Dr. Mikhail Kosiborod (St. Luke's Mid-America Heart Institute, Kansas City, Missouri, EEUU), quien no intervino en el presente análisis, comento a Medscape: "Creo que este estudio realmente aborda una necesidad clínica importante, pues no tenemos grandes formas de diferenciar el riesgo en pacientes con diabetes de tipo 2. Sabemos que, en promedio, estos pacientes son un grupo con más alto riesgo, pero no son un grupo homogéneo, algunos tienen alto riesgo y algunos no. Este estudio ciertamente nos dirige en la dirección correcta, en términos de nuestra capacidad para predecir mejor el riesgo".

"En este análisis se identificaron claramente dos biomarcadores que son realmente importantes, que ofrecen una posibilidad realmente excelente de pronosticar los resultados en un periodo relativamente corto, no en 10 a 15 años, sino dos o tres años", dijo Kosiborod.

"Una gran proporción de los pacientes tenían biomarcadores anormales al inicio. Fue una proporción muy importante de pacientes, aun entre aquellos que no tenían enfermedades cardiovasculares manifiestas. Además, los pacientes sin enfermedades documentadas pero que tenían incremento de los biomarcadores, tuvieron un riesgo alto e incluso más alto que aquellos con enfermedad documentada y bajas concentraciones de biomarcadores. Este es un aspecto muy importante que se ha esclarecido", concluyó.

El estudio SAVOR-TIMI 53 fue financiado por AstraZeneca y Bristol-Myers Squibb. Scirica refirió recibir fondos para investigación de AstraZeneca, Eisai, Merck y Poxel y honorarios por consultoría de AstraZeneca, Biogen Idec, Boehringer Ingelheim, Covance, Dr. Reddy's Laboratory, Elsevier Practice Update Cardiology, Forest Laboratory, GE Healthcare, GlaxoSmithKline, Health at Scale, Lexicon, Merck Sanofi, St. Jude's Medical y la Universidad de Calgary. Las declaraciones de los coautores se enumeran en el artículo.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....