COMENTARIO

La intoxicación por plomo en pacientes pediátricos: entrevista con la Dra. Sánchez Villegas

Laura Vargas-Parada

30 de septiembre de 2016

Desde los primeros estudios, llevados a cabo a mediados de la década de 1960, la exposición a plomo ha ido cobrando importancia como un problema de salud de gran relevancia en México.

Entre las fuentes de exposición identificadas se encuentran el uso de cerámica vidriada, residir en áreas con intenso tráfico vehicular, la presencia de plomo en ciertas pinturas y la quema a cielo abierto de basura.[1]

Los niños están en mayor riesgo de ingerir plomo en el polvo y la tierra y son más susceptibles al sufrir daño neurológico debido a que su sistema nervioso se encuentra en desarrollo. Un estudio publicado en 1996 evaluó la prevalencia de intoxicación por plomo en niños entre 1 y cinco años que vivían en zonas marginales al norte de la Ciudad de México, encontrando que casi el 70% de los niños estudiados tenían niveles de plomo en la sangre mayores o iguales a 10 microgramos por decilitro (nivel entonces considerado por la Organización Mundial de la Salud como máximo permisible).[2]

Dra. María del Carmen Sánchez Villegas

Ante este panorama, la Dra. María del Carmen Sánchez Villegas, adscrita al Centro de Información y Asistencia Toxicológica del CMN La Raza, revisó el tema, poniendo especial énfasis en el trabajo que ha realizado estudiando los niveles de plomo en niños con diagnóstico de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). [3] Esto durante el 2do Encuentro Regional de Pediatría llevado a cabo en la Unidad Académica de la Fundación Clínica Medica Sur en la ciudad de México, el pasado sábado 24 de septiembre.

Al terminar la conferencia, Medscape en Español habló con la Dra. Sánchez, para ahondar un poco más en el tema y conocer sobre los nuevos resultados de su investigación.

Medscape: Durante su conferencia habló sobre un esfuerzo reciente para bajar los niveles aceptables de plomo en sangre a 5 microgramos por decilitro. (Nota: para el CDC de Estados Unidos - Centros para el Control y Prevención de Enfermedades-, ya no se considera aceptable ninguna cantidad de plomo en la sangre).

Dra. Sánchez:  Se han encontrado alteraciones importantes en el desarrollo psicomotor de los niños por lo que se ha propuesto bajar el nivel permitido a 5 microgramos por decilitro en sangre. Esto es una política internacional. En México, COFEPRIS es quien lo está revisando. Para mi lo más importante es que sean más estrictas las medidas preventivas y que la norma oficial oriente mejor al médico a estudiar al paciente.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....