La obesidad en México: epidemiología, higiene nutricional y síndrome metabólico

Laura Vargas-Parada

Conflictos de interés

26 de septiembre de 2016

Médicos del Instituto Nacional de Pediatría (INP) y de la práctica privada analizaron el tema de la Obesidad Pediátrica durante el 2do Encuentro Regional de Pediatría (ERP) 2016 en la Ciudad de México.

El simposio, donde se revisó la epidemiología y genética, estrategias de prevención y síndrome metabólico se llevó a cabo el 22 de septiembre. Participaron el Dr. Arturo Perea Martínez, coordinador de la Clínica de Obesidad, Clínica de Adolescentes y Clínica de Enfermedades Crónico Degenerativas del INP, el Dr. Sergio Díaz Madero, gastroenterólogo pediátrico del Hospital Español y el Hospital Ángeles de Interlomas y el Dr. Raúl Calzada León, jefe del Servicio de Endocrinología del INP.

El Dr. Arturo Perea abordó el tema de la Epidemiología y la Genética. Hizo hincapié en que la obesidad debe verse como una enfermedad de todos y que hay muchos focos rojos. Señaló que en México, el 57% de las mujeres entre 20-30 años tienen un IMC fuera del rango de normalidad lo que indica que la mayoría de los bebés se están gestando con un factor de riesgo.

Destacó que pocas veces se detalla de qué mueren las mujeres de 35 a 44 años en México, "de enfermedades crónico degenerativas evidentemente asociadas con el estilo de vida y con el sobrepeso y la obesidad".

A nivel mundial, señaló, México es el país de la OECD que muestra mayor prevalencia de diabetes en población adulta. De los 83 millones de personas que padecieron diabetes en 2010, casi el 11% fueron mexicanos. [1,2]

Los efectos en los gastos de bolsillo derivados de las enfermedades relacionadas con el sobrepeso y la obesidad son ya también evidentes. En 2011 estiman que cerca de 18 mil 560 millones de pesos se gastaron para tratar diabetes mellitus y 13 mil 816 millones para enfermedades cardiovasculares (COFEPRIS 2013).

Además del impacto económico, también están los efectos en la productividad. Una persona sana que transita al sobrepeso pierde potencialmente el 28% de su productividad.

Señaló que hay "datos que no se señalan en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) pero se ven en las instituciones es que 9 de cada 10 adultos que se atienden tienen sobrepeso y obesidad", dijo, "y 4 de cada 10 adolescentes".

En el caso de los menores de 5 años, comentó que entre 2006 y 2012 la prevalencia de riesgo para sobrepeso y obesidad aumentó el 13%. La ENSANUT 2012 registra una prevalencia nacional en menores de 5 años del 9.7%. [3] Esto habla de la necesidad de extender las medidas de prevención.

En el caso de la pediatría, un gran problema es que mucha de la medicina que se aplica a los niños se extrapola de los adultos. De ahí la necesidad de realizar mucha más investigación de acuerdo a la edad y el perfil de los pacientes pediátricos.

Respecto a la genética revisó brevemente los estudios que han mostrado una selección natural, en las poblaciones que colonizaron el continente americano, de genes que facilitan la acumulación de reservas de grasa.

Para terminar, el Dr. Perea señaló que hemos logrado comprender muchas cosas respecto a la diabetes, pero el tratamiento es un arte. Sin embargo, lo más importante de todo es concentrarse en la prevención. Sobre todo, dijo, "es muy importante la salud de los individuos en edad reproductiva".

El Dr. Sergio Díaz abordó a continuación el tema de Prevención e Higiene Nutricional. Explicó que tradicionalmente se ponía al niño al centro del problema (porque come mucho, porque no hace caso). Pero en realidad son muchos factores[4] los que intervienen además del estilo de vida y uno de los más importantes es la programación metabólica temprana y a través de un programa nutricional adecuado en las distintas etapas de la vida.

Destacó que los hijos de mujeres en edad reproductiva que llegan con obesidad al embarazo tienen de 1 a 4 veces mayor riesgo de ser obesos. Por otra parte, en las mujeres que durante el embarazo ganan excesivo peso, sus hijos tienen 21% más riesgo de desarrollar obesidad. Explicó que la mayoría de estas investigaciones se basan en estudios clínicos controlados y de meta-análisis.

La prevención en las mujeres embarazadas tiene que ver con mantener un estilo de vida saludable, con buena alimentación y ejercicio. Si ya se tiene sobrepeso, es conveniente bajar de peso, esto a pesar de que muchos médicos no lo consideran conveniente. Un estudio mostró que la pérdida de hasta casi 4 kilos es segura y disminuye riesgos como la preeclampsia. Otro estudio publicado en el BMJ en 2012 mostró que poner a dieta a las mamás y reducir el peso disminuye los riesgos para los niños. [5]

Independientemente del peso, la hiperglucemia durante el embarazo es otro factor de riesgo para tener hijos obesos señaló el pediatra. Las mujeres con diabetes también tienen mucho mayor riesgo de tener niños con sobrepeso y obesidad. El tabaquismo también influye, dice. Los niños de madres fumadoras tienen 50% más de riesgo de sobrepeso según estudios de meta-análisis.

"Los pediatras tenemos una gran responsabilidad al monitorear el crecimiento de los niños" explicó.

Señaló que, de acuerdo a un estudio publicado en American Journal of Epidemiology en 2005, los niños alimentados con leche materna en forma exclusiva durante los primeros 6 meses de vida tienen 22% menos riesgo de desarrollar obesidad y el beneficio es proporcional al tiempo que dura la lactancia. [6] Dijo que aunque la evidencia no es aún contundente, es una de las mejores estrategias disponibles.

Durante la ablactación, resulta crucial qué alimentos y cuándo se introducen. Se han reportado diferencias entre los niños que son ablactados antes de las 20 semanas y después de las 20 semanas, explicó. En el primer caso la prevalencia de sobrepeso observada es del 34.7% mientras que en el segundo caso es del 19.4%. Uno de los problemas es el contenido proteico de las fórmulas.

El Dr. Díaz sugiere fomentar la lactancia exclusiva hasta los 4-6 meses, mantener la lactancia durante la ablactación y ofrecer alientos saludables en porciones adecuadas antes de los 2 años.

Señaló que hay que tener mucho cuidado con algunos medicamentos, particularmente con los antibióticos que pueden tener como efecto adverso la obesidad. Un estudio publicado en 2015 en Pediatrics aborda el tema. Esto está relacionado con afectaciones a la microbiota. [7]

Otro grave problema son las bebidas azucaradas. "El 40% de los niños a los 2 años consume una bebida azucarada artificial", explicó, lo que produce un desbalance calórico por exceso de consumo de azúcar.

Se calcula que bastan 50 kcal extra en un preescolar para desarrollar obesidad. Parece poco, pero si se multiplica por los 365 días de un año suman 18,250 calorías. Por ello, la American Heart Association ha publicado recientemente una recomendación para que los niños consuman menos de 25 gramos de azúcar al día.[8] Un refresco de cola tiene más de esa cantidad, explica el también experto en nutrición.

Finalmente, un aspecto clave en la prevención a nivel pediátrico de la obesidad es trabajar estrechamente con los padres ya que hay una preocupación generalizada por que los niños tengan bajo peso y son los mismos padres quienes insisten en que se les den suplementos alimenticios. Como pediatras hay que ser muy prudentes destacó, "los queremos engordar y luego no sabemos como bajarlos de peso".

El simposio cerró con la participación del Dr. Raúl Calzada quien dedicó su tiempo a hablar del Síndrome Metabólico. Destacó que existen múltiples factores que intervienen en el riesgo para síndrome metabólico en niños, entre ellos, factores étnicos, historia familiar y obesidad materna.[9]

Lamentó que el síndrome metabólico es la "manifestación del fracaso total de las medidas preventivas y de tratamiento del sobrepeso y la obesidad".

En total acuerdo con el Dr. Díaz, retomó el tema de las bebidas azucaradas destacando que el mayor problema está en el consumo elevando de fructuosa, especialmente los jugos de fruta. Mencionó que muchos académicos los recomiendan desconociendo los muchos problemas que producen por el alto contenido de fructuosa.

Explicó que el síndrome metabólico en niños aún no tiene una definición de consenso. Se tienen que tomar en consideración raza, edad género y Tanner. Sin embargo, se ha cuestionado si tiene sentido medir la insulina sobre todo porque en adolescentes hay una resistencia a insulina natural. De ahí que ahora se incluyen, en cambio, marcadores de inflamación, vitamina D y coagulación. Para muchos, la hipertensión y los marcadores de inflamación son definitorios.

El Dr. Calzada destacó que si un país no tiene evidencia propia de las características fisiológicas de su población entonces se ve en la necesidad de utilizar parámetros de otros países con características muy diferentes. Tal es el caso de México donde a falta de datos e información se utilizan las evidencias de los Estados Unidos. De ahí que es muy importante que se generen datos locales que permitan tomar mejores decisiones.

Finalmente, el Dr. Calzada dedicó buena parte del final de su charla a destacar los problemas culturales alrededor del sobrepeso y la obesidad en México. [10]

 
Las familias consideran que la obesidad es normal y transitoria en los niños.
 
Dr. Raúl Calzada León

Por un lado, las autoridades que se niegan a aceptar que se trata de dos enfermedades crónicas que se generan desde el nacimiento. Y que mientras no se acepte que cualquier niño con sobrepeso es un enfermo crónico grave la población no se preocupará por la obesidad.

"Las familias consideran que la obesidad es normal y transitoria en los niños", dijo. "En un estudio que hicimos en 5 delegaciones de la ciudad de México las abuelas consideran que 97-99% de las niños con sobrepeso son más altos (lo que es cierto), más fuertes, más sanos, son líderes e inteligentes. Esto piensan madres y abuelas y conscientemente buscan que los niños tengan sobrepeso".[11]

Para el Dr. Calzada, no hay mucho que pueda hacerse para cambiar las ideas de estas personas. La respuesta a esta crisis de salud es trabajar en la educación de los niños de hoy, que serán los adultos del mañana.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....