Llamado a la educación pública junto con accesibilidad a desfibriladores automáticos externos para mejor supervivencia en paro cardiaco

Marlene Busko

Conflictos de interés

13 de septiembre de 2016

ROMA,  ITALIA. La educación en el soporte vital básico podría ser hasta más importante  que el número de desfibriladores automáticos externos (DAE's), aunque ambos son  importantes, para reducir las tasas de muerte súbita cardiaca fuera-del-hospital,  de acuerdo a una investigación de Francia. [1]

El  componente educativo es "la piedra angular" de los programas para mejorar el  uso de DAE's por el público, junto con la disponibilidad de DAE’s,  comentó la Dra. Nicole Karam (Centro de Expertos en Muerte Súbita de París,  Francia) en conferencia de prensa previa a la sesión de mejores carteles en el Congreso de la Sociedad Europea de  Cardiología (ESC) 2016.

La  implicación para los creadores de políticas radica en la importancia de la  educación sumada a una mayor disponibilidad de DAE's, ya que sin educar a gente  en soporte vital básico "no se va a resolver el problema (de supervivencia) de  la muerte súbita....Si quieres incrementar la tasa, vas a tener que combinar  las dos estrategias," enfatizó.

"Si tú  educas a la gente (en soporte vital básico), las cosas van mejor; eso es  obvio," comentó a Medscape el Dr.  Josep Brugada Terradellas (Universidad de Barcelona, España), co-moderador de  la conferencia de prensa. La pregunta ahora es si la gente debe de recibir  educación intensiva en soporte vital básico o instrucciones simples de cómo utilizar  un desfibrilador. "Yo voy en favor de instrucciones muy simples: 'Esto es un  desfibrilador: deberías saber cómo utilizarlo,'" que es el abordaje utilizado  por los programas en Estados Unidos, dijo.

En  contraste, el gobierno Francés ofrece programas educativos de 1 día o 2 a 3  días que explican la reanimación cardiopulmonar (RCP), la muerte súbita y el  uso de DAE's, dijo Karam. "Necesitamos educar a las personas para realizar maniobras  de RCP antes de ir por un DAE, porque de lo contrario no vamos a salvar vidas",  agregó.

Considerables discrepancias en  Francia

           

Dra. Nicole Karam

           

Desde los años  noventa, los clínicos han recomendado que los programas con los dos componentes  – acceso a desfibriladores y educación en soporte vital básico – sean  implementados para mejorar la supervivencia en la muerte cardiaca  fuera-del-hospital, dijo Karam.

Para  investigar el impacto de estos programas en diferentes distritos de Francia,  los investigadores examinaron el número de DAE's, el número de personas que  recibieron educación en soporte vital básico y el número de partos cardiacos  fuera-del-hospital asociados a deporte, en los 51 distritos de Francia (29  millones de habitantes) durante 5 años.

Encontraron  considerables discrepancias dentro de los 51 distritos.

El número  de personas que fueron educadas varió desde 6955 a 36,636 por cada 100,000  habitantes, y el número de DAE’s varió de cinco a 3,399 por cada 100,000  habitantes en 1000 km2.

Solamente  un poco más de un tercio de los distritos (37%) han desarrollado un programa  substancial para acceso público a desfibriladores, lo cual fue arbitrariamente  definido como estar por arriba de la media para número de personas educadas en  soporte vital básico (>13,866 personas por cada 100,000 habitantes) al igual  que el número de DAE's disponibles parta el público (>22 DAE's por cada  100,000 habitantes en 1000 km2).

La tasa de  supervivencia posterior a un paro cardiaco fue peor en los distritos con bajo  (debajo de la media) en comparacion con alto (arriba de la media) nivel de educación en  soporte vital básico o disponibilidad de DAE's.

Específicamente,  en distritos con un nivel bajo de educación en soporte vital básico, la  supervivencia posterior a un paro cardiaco fue de solo 4.7% si el distrito  tenía una densidad de DAE's baja y 5.9% si el distrito tenía una densidad de DAE's  alta.

En  distritos con un alto nivel de educación en soporte vital básico, la  supervivencia posterior a un paro cardiaco fue de 16.8%  si el distrito tenía una densidad de DAE's  baja y de 22.5% si el distrito tenía una densidad de DAE's alta.

Después de  ajustar para múltiples variables (edad del paciente, presencia de testigos, RCP  realizada por un transeúnte, tiempo de respuesta y primer ritmo descargable),  la educación en soporte vital básico (pero no la densidad de DAE's) fue  significativamente asociada a supervivencia del paro cardiaco (odds ratio: 1,64; Intervalo de confianza  del 95%: 1,17 - 2,31, p = 0,004).

El  entrenamiento en RCP actualmente se lleva a cabo principalmente en los lugares  de trabajo, en colegios y universidades, resaltó Karam. Se necesita más enfoque  en entrenar niños  jóvenes desde los 13  años y entrenar gente de edad adulta jubilada.

Karam refirió no tener ninguna relación  económica pertinente.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....