¿Está abrumando su espíritu el síndrome de desgaste profesional o "burnout"? Aquí hay algunos consejos

Leigh Page

Conflictos de interés

30 de agosto de 2016

En este contenido

No hay una solución simple

El Dr. Drummond, quien ha ayudado a centenares de médicos con síndrome de desgaste profesional, dice que no hay una solución simple. "No hay nada negro y blanco en el síndrome de desgaste profesional y no hay una solución permanente", dice.

Los médicos con desgaste profesional sufren de "fatiga de compasión", dice. Han extraído demasiado de su "cuenta bancaria emocional" y ahora está agotada.

Lidiar con el "burnout" implica encontrar "un equilibrio entre la energía que se consume en el trabajo y la capacidad para recargarse", dice el Dr. Drummond. "Todo médico encontrará su propia estrategia". A los médicos que participan en su programa se les pide que identifiquen tres a cinco actividades para reducir el "burnout" y que las pongan en práctica. Básicamente, estas estrategias significan técnicas específicas para reconectarse con la vida personal, reducir las horas de trabajo y superar situaciones estresantes.

Las técnicas que funcionan para unas personas pueden no funcionar para otras, dice el Dr. Hanscom. Por ejemplo, "a los médicos con síndrome de desgaste profesional a menudo se les pide que se relajen y se tomen algún descanso", dice, "pero esto simplemente puede empeorar las cosas". Para muchos médicos con síndrome de desgaste profesional, añade, las vacaciones son una oportunidad para "comenzar a obsesionarse con sus propios fracasos percibidos".

Sin embargo, los médicos agotados pueden defenderse. Una técnica común para combatir el desgaste profesional es la atención plena, en la cual se tratan las experiencias de una manera no crítica, tomando conciencia de los propios sentimientos y de los de otras personas. Eso implica desarrollar las propias percepciones y enfocarse en la situación inmediata. Se aprende a utilizar técnicas de respiración simples cuando se afrontan situaciones estresantes.

"Esta es una técnica para liberar el estrés y la frustración en el trabajo y convertirse en el ojo de la tormenta: calmado, enfocado y centrado, no importa lo que suceda alrededor de uno", dice el Dr. Drummond.

Se dispone de muchos cursos sobre atención plena, en versión electrónica o en persona, como los patrocinados por el Centro para Atención Plena de la Escuela Médica de la Universidad de Massachusetts. [3]

En un estudio de 2009, [4] los médicos de atención primaria participaron en un curso de atención plena que incluía meditación reflexiva; ejercicios de autopercepción; narraciones sobre experiencias clínicas significativas; y entrevistas apreciativas, una técnica utilizada para extraer lo que es importante para las personas y cómo pueden poner a trabajar este conocimiento en forma positiva. Estos médicos mostraron reducciones en el síndrome de desgaste profesional y en la alteración total del estado de ánimo. Otros estudios [5,6] sobre la utilización de la atención plena por médicos de atención primaria también han demostrado que ésta reduce el desgaste profesional.

La atención plena evita que los médicos drenen sus reservas de energía positiva, dice el Dr. Drummond. "Si observa que está enojado, frustrado o justificadamente indignado, el entrenamiento en atención plena lo ayudará a liberar estas emociones y realizar su trabajo con más rapidez y sin quemar tanta energía", dice.

La atención plena es recomendada por un gran número de expertos que atienden el síndrome de desgaste profesional en los médicos, incluida la Dra. Christine A. Sinsky, vicepresidenta de satisfacción profesional en la American Medical Association. Recomienda "practicar diariamente la atención plena y la indagación apreciativa".

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....