¿Es tiempo de retirar estos cinco procedimientos en medicina?

Stephanie Cajigal; Hallie Whitman

Conflictos de interés

15 de agosto de 2016

Pruebas de esfuerzo con ejercicio para cardiopatía isquémica

¿Qué dice la evidencia?

En un informe de 2012 la Comisión de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF) determinó que los adultos asintomáticos con bajo riesgo no deben someterse con regularidad a detección de arteriopatía coronaria con electrocardiograma (ECG) en reposo o durante el ejercicio. También llegó a la conclusión de que la evidencia actual es insuficiente para evaluar los beneficios y los daños de utilizar el ECG en reposo o durante el ejercicio para pronosticar cardiopatía coronaria en pacientes con riesgo intermedio o alto. Sin embargo, en la actualidad se están revisando estas recomendaciones. [5]

Además, el año pasado el American College of Physicians (ACP) dio a conocer un artículo en el cual se exhorta a recomendar no utilizar las pruebas para cardiopatía en adultos asintomáticos con bajo riesgo. Sin embargo, el ACP recomienda que los médicos promuevan los cambios en el estilo de vida, por ejemplo, el ejercicio con regularidad y los tipos de alimentación saludable, para ayudar a los pacientes a disminuir su riesgo de síntomas cardiacos. [6]

¿Quién aboga por este procedimiento?

En un comentario de experto publicado en Medscape en 2013, el Dr. Thomas Allison, PhD, explicaba que las pruebas de esfuerzo tienen utilidad en determinados casos. Comentó cómo las pruebas de ejercicio en cinta ergométrica con medición del consumo de oxígeno son una herramienta muy útil para distinguir causas y tipos de enfermedades cardiovasculares en pacientes con indicaciones quirúrgicas potenciales, pero pueden no ser útiles para los que tienen algunos tipos de cardiopatía estructural.

¿Cuál es la práctica diaria?

Una encuesta de Consumer Reports en 2010 reveló que de 1200 encuestados sanos de 40 a 60 años de edad, en 39% se había obtenido un ECG y en 12% se había efectuado una prueba de esfuerzo con ejercicio durante un periodo de 5 años. [7]

¿Hay una postura intermedia?

Aun cuando las pruebas de esfuerzo con ejercicio no son completamente infalibles, pueden ayudar a detectar dolor torácico y resaltan medidas apropiadas para los pacientes con alto riesgo como son los hombres ancianos, dice el profesor de la Escuela Médica Harvard, el Dr. Deepak Bhatt.

El Dr. Bhatt específicamente recomienda la prueba de esfuerzo con ejercicio para los hombres mayores sedentarios que desean comenzar programas de ejercicio intensivo. [8]

El cardiólogo Dr. Vladimir Vekstein está de acuerdo en que las pruebas de esfuerzo pueden ser adecuadas cuando hay síntomas o cuando los pacientes tienen predisposición específica a la arteriopatía coronaria o a la diabetes, o bien, tienen un antecedente familiar. [9]

¿Considera que se debieran retirar las pruebas de esfuerzo para cardiopatía en adultos asintomáticos con bajo riesgo?

Siguiente: Evaluación  prequirúrgica mediante radiografías de tórax

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....