El resurgimiento de mucosa duodenal muestra perspectivas iniciales favorables en la diabetes

Marlene Busko

Conflictos de interés

5 de julio de 2016

NUEVA ORLEANS. En un estudio de un solo grupo, el primero en seres humanos, 39 pacientes en Chile con diabetes de tipo 2 que se sometieron al procedimiento de resurgimiento endoscópico de la mucosa duodenal, conocido como el procedimiento Revita (Fractyl), tuvieron mejores concentraciones de marcadores metabólicos a los 6 meses sin efectos adversos duraderos importantes, informan investigadores.

Si se reproducen estos primeros hallazgos promisorios en estudios más extensos adicionales con un grupo de control simulado, los médicos clínicos podrán algún día ofrecer a los pacientes diabéticos este tratamiento mínimamente cruento, el cual parece proporcionar mejoras potenciales en la diabetes de un modo similar a las observadas con el procedimiento de derivación gástrica.

El Dr. Alan Cherrington, PhD, profesor de medicina y fisiología molecular y biofísica en la Universidad Vanderbilt, en Nashville, Tennessee, presentó estos hallazgos preliminares aquí en el congreso de la American Diabetes Association (ADA) 2016.

El resurgimiento de la mucosa duodenal es un procedimiento endoscópico en etapa de investigación mediante el que se produce ablación térmica de la mucosa duodenal y recibió la Marca CE en Europa en abril, con base en los resultados de este estudio; estos últimos datos del estudio realizan un análisis más detallado del efecto sobre los marcadores metabólicos.

Hasta el momento se desconoce el mecanismo de acción. Sin embargo, en un estudio internacional de seguimiento extenso, REVITA 1, que en la actualidad está alistando participantes y que ya ha obtenido datos de tolerabilidad y eficacia a las 12 semanas en 28 pacientes, debiera aportar más información, dijo el Dr. Cherrington.

Advirtió: “La esperanza es que al saber más acerca de porqué funciona esto, podemos desarrollar un enfoque relativamente sencillo para realizarlo”, dijo a Medscape Medical News. Por el momento, el procedimiento es “promisorio pero de ninguna manera está comprobado”.

“Ciertamente los datos son notables”, comentó a Medscape Medial News la presidenta de la sesión, la Dra. Meredith A. Hawkins, del Albert Einstein College of Medicine, en Bronx, Nueva York.

Los clínicos pueden “estremecerse solo de pensar en el impacto del tratamiento quirúrgico gástrico en los pacientes, de manera que el concepto de un procedimiento mucho menos cruento que pueda tener tales efectos espectaculares intriga mucho”, dijo.

“Además, será interesante ver si la investigación adicional puede aclarar el mecanismo y ver si el procedimiento altera las hormonas intestinales o el microbioma o algunos otros factores”.

Mejores concentraciones de marcadores metabólicos a los seis meses

No está claro como la ablación térmica de una sesión de la superficie de una mucosa duodenal conduce a mejores concentraciones de marcadores de glucemia, pero esto puede estar relacionado con una disminución del contacto de los nutrimentos con la mucosa duodenal después de este procedimiento, según se observa tras una operación de derivación gástrica, explicó el Dr. Cherrington.

Esta línea de investigación en parte se inspiró en el procedimiento de ablación con el sistema BARRX de tejido esofágico anormal en pacientes con esófago de Barrett, añadió. La investigación original se realizó en un modelo porcino.

Este primer estudio realizado en seres humanos contó con la participación de 44 pacientes con diabetes de tipo 2 del mismo centro, y 39 pacientes se sometieron al procedimiento. Para ser elegibles, debían tener una HbA1c de 7,5% a 12% y a la vez tomar uno o más antidiabéticos.

Los pacientes tenían una de edad de 53 años y casi dos tercios (64%) eran del género masculino. En promedio, tuvieron un índice de masa corporal (IMC) de 30,8 y una HbA1c de 9,6%; habían padecido diabetes durante un periodo de 5,7 años.

Alrededor de un tercio (11) de los pacientes se sometieron a una ablación de un segmento duodenal de 3,4 cm, y los otros 28 pacientes se sometieron a una ablación de un segmento duodenal más largo de 9,3 cm en un procedimiento de 1 hora realizado bajo anestesia por un gastroenterólogo.

Después del procedimiento, los pacientes recibieron una dieta baja en calorías durante dos semanas y efectuaron la transición desde el consumo de líquidos hasta los alimentos en papilla.

El procedimiento fue bien tolerado, los pacientes tuvieron escasos efectos adversos durante los 6 meses de seguimiento, los cuales se resolvieron con el tratamiento.

A los 6 meses, la HbA1c promedio se redujo 1,2% con respecto al inicio (p < 0,001). Las reducciones en la HbA1c fueron mayores en los pacientes que habían recibido una ablación de un segmento duodenal más largo.

Las reducciones de la HbA1c ocurrieron para toda la gama de valores de HbA1c iniciales y fueron evidentes pese a una utilización reducida de los medicamentos antidiabéticos.

El Dr. Cherrington resumió: “Si bien se necesita más análisis de la eficacia, la tolerabilidad y la utilidad clínica del resurgimiento de la mucosa duodenal, este estudio demuestra la promesa de este nuevo tratamiento endoscópico dirigido al duodeno para la diabetes de tipo 2”, resumió el Dr. Cherrington.

El estudio fue patrocinado por Fractyl. Cherrington forma parte de las juntas de asesores de Biocon, Fractyl, Metavention, NuSirt Biopharma, Sensulin y Zafgen. Es consultor para Eli Lilly, Silver Lake, Islet Sciences, Novo Nordisk, Profil Institute for Clinical Research, Thermalin Diabetes, Thetis Pharmaceuticals, vTv Therapeutics, ViaCyte y Viking. Recibe apoyo para investigación de Eli Lilly, Merck, Metavention, Novo Nordisk, Silver Lake, y Thermalin Diabetes y tiene acciones en Fractyl, Metavention, Sensulin, Thetis Pharmaceuticals y Zafgen. Los conflictos de interés de los coautores se enumeran en el resumen.

procesando....