La medicina personalizada logra mejores resultados: más pruebas

Roxanne Nelson, BSN, RN

Conflictos de interés

9 de junio de 2016

Un extenso metanálisis de estudios clínicos de fase 1 reveló que los pacientes en quienes se utilizó una estrategia personalizada de selección basada en biomarcadores tuvieron significativamente mejores resultados que aquellos en quienes no se utilizó un método basado en biomarcador.

El metanálisis comprendió 346 estudios de fase 1 (351 grupos) publicados que contaron con la participación de 13.203 pacientes. Reveló que una estrategia personalizada era un predictor independiente de mejores tasas de respuesta y de sobrevida sin avance de la enfermedad.

"Un enfoque basado en biomarcador, que es el fundamento de la medicina de precisión o personalizada, fue un factor independiente de mejores resultados, incluso en la población con cáncer resistente a tratamiento analizada en estudios de fase 1", dijo la autora principal del estudio, la Dra. Maria Schwaederle, PharmD, del Centro para Tratamiento Oncológico Personalizado, en la Escuela de Medicina, de la Universidad de California, San Diego.

"Los fármacos de acción molecular específica que fueron desarrollados sin un biomarcador tienen una eficacia deficiente, con una mediana de tasa de respuesta de sólo un 5%", explicó la Dra. Schwaederle, quien presentó los datos durante una conferencia de prensa que tuvo lugar antes del congreso anual de 2016 de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) en Chicago. "Sin embargo, un enfoque basado en biomarcador para el desarrollo de fármacos en fase 1 da por resultado altas tasas de respuesta, con medianas de tasas de respuesta superiores al 40% cuando se utilizan biomarcadores genómicos".

Desde el punto de vista histórico, en los estudios de fase 1 sólo se ha analizado la toxicidad, pero este metanálisis ha demostrado que esto es obsoleto.

"Se pueden lograr altos grados de eficacia en estudios de fase 1 utilizando la selección de biomarcadores", señaló.

Los biomarcadores representan una estrategia eficaz

El presente estudio es el tercero de una serie de estudios realizados por los mismos autores, dos de los cuales ya fueron publicados.

El primero fue un metanálisis de estudios de fase 3 de compuestos de acción molecular específica; el segundo fue un metanálisis de estudios de fase 2 sobre compuestos de acción molecular específica.

Según el coautor del estudio, el Dr. Richard Schilsky, jefe médico de la ASCO y ex jefe de la Sección de Hematología-Oncología (2009-2012) en la Universidad de Chicago, los tres estudios básicamente demuestran que si se utiliza un biomarcador para identificar a un paciente que ha de recibir un tratamiento de acción molecular específica, esto conlleva mejores resultados que si no se utiliza un biomarcador y se trata a una población de pacientes no seleccionados".

El presente estudio es el primero en demostrar que estas ventajas son evidentes, aun en una etapa temprana del desarrollo clínico, lo que indica que los biomarcadores de tumor se debieran utilizar cada vez más para seleccionar a los pacientes que participarán en los estudios clínicos de fase 1, dijo.

El Dr. Schilsky dijo a Medscape Medical News: "Lo importante de todo esto es continuar desarrollando la base de evidencia que indica que seleccionar los fármacos correspondientes con base en biomarcadores es una estrategia eficaz en todo el campo de la medicina personalizada para el cáncer".

La medicina personalizada está aquí

La Dra. Schwaederle y sus colaboradores analizaron datos de eficacia y tolerabilidad de 346 estudios de fase 1 publicados entre 2011 y 2013 (en 58 se utilizó medicina personalizada y en 293 no se utilizó).

En su análisis se compararon las tasas de respuestas (n = 351 grupos; 13.203 pacientes), la sobrevida sin avance de la enfermedad (n = 45 grupos; 1700 pacientes) y la tasa de mortalidad tóxica (n = 351 grupos, 13.203 pacientes) entre los dos grupos.

La sobrevida global no se incluyó en virtud de que los datos para la sobrevida global sólo se obtuvieron en 27 estudios (de los cuales, cuatro eran de medicina personalizada).

La estrategia personalizada se correlacionó de manera independiente con mejores tasas de respuesta (30,6% frente a 4,9%; p < 0,0001) y una mediana prolongada de sobrevida sin avance de la enfermedad (5,7 frente a 2,95 meses; p = 0,0002).

En la mayoría de los grupos con estrategia personalizada (98,3%) se utilizaron fármacos de acción molecular específica, pero en la mayor parte de los grupos en los que se utilizaron estos compuestos farmacológicos se aplicó un enfoque no personalizado y no se seleccionó a los pacientes con base en un biomarcador análogo (76%).

Los autores llevaron a cabo un subanálisis con grupos que recibieron tratamiento de acción molecular específica (n = 234 grupos), el cual demostró mejores tasas de respuesta cuando se utilizó un enfoque basado en biomarcador, en comparación con el empleo de ninguno (31,1% frente a 5,1%; p < 0,0001).

En los grupos en que se utilizó una estrategia no personalizada, los resultados fueron equivalentes a aquellos en los que se evaluó un compuesto citotóxico: tasa de respuesta mediana: 5,1% frente a 4,7% (p = 0,63); mediana de sobrevida sin avance de la enfermedad: 3,3 frente a 2,5 meses (p = 0,22).

Los grupos con estrategia personalizada en los que se empleó un biomarcador de DNA lograron tasas de respuesta más alta, en comparación con aquellos en los que se utilizó un biomarcador proteínico (42% frente a 22,4%; p = 0,001).

La mediana de mortalidad relacionada con el tratamiento no fue estadísticamente diferente entre los grupos en los que se utilizó una estrategia personalizada, en comparación con aquellos en los que no se utilizó (1,89% frente a 2,27%; p = 0,31).

Una de las fortalezas de este estudio fue que representó un análisis exhaustivo de todos los tipos de estudios. Además, se analizó el empleo de la medicina personalizada para una amplia gama de indicaciones, comentó el Dr. Don S. Dizon, FACP, vocero de la ASCO y moderador del comunicado de prensa.

"Este es un estudio importante que tuvo un análisis de series de datos muy extensas de más de 13.000 pacientes participantes en estudios de fase 1", dijo. "La medicina personalizada no es el futuro del tratamiento del cáncer, es el presente.

El Dr. Dizon dijo: "El estudio demuestra que la medicina personalizada está aquí y podemos utilizar la selección de los pacientes y lograr mucho mejores resultados que en el pasado".

No se informó ninguna financiación para la investigación. La Dra. Schwaederle ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente. Varios de los autores del estudio tienen relaciones económicas con la industria, según se señala en el resumen. El Dr. Dizon tiene relaciones económicas con UptoDate y Aeterna Zentaris.

procesando....