Trastorno por déficit de atención e hiperactividad: ¿Lo ven los ojos?

Megan Brooks

Conflictos de interés

3 de junio de 2016

ATLANTA. El examen de la retina puede ayudar al diagnóstico de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), muestra una nueva investigación.

Confirmando investigaciones previas, los investigadores observaron que los pacientes con TDAH no tratado tienen un alto “ruido de fondo” en el electrorretinograma por patrón (PERG) en comparación con los controles sanos.

Ahora informan que el aumento del ruido se normaliza con el tratamiento del TDAH y los patrones del electrorretinograma por patrón quedan iguales que los de los controles sanos.

El Dr. Emmanuel Bubl, del Departamento de Psiquiatría y Psicoterapia de la Universidad del Sarre en Alemania, informó sus últimos hallazgos aquí en el Congreso Anual de la American Psychiatric Association (APA) 2016.

¿Correlación neural del TDAH?

“Cada vez hay más evidencia de una relevancia especial del ruido de fondo o actividad neural no impulsada por estimulo, en el TDAH”, dijo a Medscape Medical News el Dr. Bubl. “Los hallazgos de estudios en animales así como la investigación humana respalda esta línea de pensamiento y nuestros resultados directamente apoyan los hallazgos derivados de la investigación básica, lo cual es muy interesante”.

El electrorretinograma por patrón ― análogo a un electrocardiograma (ECG) de la retina ― proporciona una medida electrofisiológica de la actividad de las células ganglionares retinianas. “La gran ventaja de investigar la retina es que se investiga una red local a la cual se tiene fácil acceso. Nos gusta compararla con un ECG del ojo”, dijo el Dr. Bubl.

Los investigadores utilizaron el electrorretinograma por patrón para medir la respuesta de la retina a estímulos visuales de un tablero en 20 pacientes con TDAH y 20 controles sanos. Los pacientes con TDAH fueron sometidos a pruebas antes y después del tratamiento con metilfenidato.

El ruido neuronal antes del tratamiento fue más alto en el grupo con TDAH que en el grupo de control y se correlacionó significativamente con la inatención medida mediante las Escalas de Evaluación de Conners para el TDAH del adulto (CAARS), según los investigadores. El tratamiento con metilfenidato normalizó el elevado ruido de fondo en los pacientes con TDAH.

Los datos respaldan que el ruido de fondo acentuado se relaciona con el TDAH y apuntan a una correlación neural para el trastorno, dicen los investigadores.

La medicación para el TDAH efectivamente reduce la distracción y mejora la atención, y los estudios en animales parecen indicar que un mecanismo de acción básico es la disminución del ruido neuronal o las descargas de fondo, explicó el Dr. Bubl en su presentación.

“Investigación promisoria”

“Hay una gran investigación que se está realizando sobre correlaciones neurales en el TDAH, con un enfoque en la alteración del sistema dopaminérgico en diferentes regiones del cerebro”, dijo el Dr. Bubl a Medscape Medical News. “Al igual que con otros hallazgos, si obtenemos más evidencia de un ruido retiniano acentuado en el TDAH creo que esta es una herramienta promisoria”.

“En oftalmología”, añadió, “el electrorretinograma por patrón es un instrumento diagnóstico estándar que ha demostrado una gran utilidad en el ejercicio clínico. En psiquiatría, es una herramienta de investigación por el momento. Sin embargo, nuestros resultados respaldan que en el futuro se efectúe investigación adicional para explorar su potencial como una herramienta clínica”.

El Dr. Chandra Sripada, PhD, del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor, quien no intervino en el estudio, dijo “Los resultados se ven muy interesantes pero el tamaño de la muestra es pequeño”. No obstante, añadió, “diría que esta es una investigación promisoria y apunta a la necesidad de una investigación futura en este campo”.

El estudio no tuvo financiación comercial y los autores han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

procesando....