Un nuevo modelo de atención para tratamiento de pacientes con diabetes de tipo 2 se implementa en el Instituto Nacional de Nutrición en México

Laura Vargas-Parada

Conflictos de interés

27 de mayo de 2016

CIUDAD DE MÉXICO. El pasado viernes 20 de mayo, se llevó a cabo el simposio “Obesidad, hipertensión y diabetes: un enfoque multidisciplinario”, en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INNSZ).

Durante la inauguración, el Dr. David Kershenobich, director general del Instituto, destacó los retos que presentan dichas enfermedades para la atención del paciente y el interés que ha despertado el modelo de atención integral para pacientes con diabetes de tipo 2 que se implementa en el Instituto.

“La próxima semana estará aquí la secretaria de salud de Francia precisamente tratando de conocer el modelo de atención que se plantea aquí en el INNSZ”, dijo, al dirigirse al auditorio.

El modelo de atención forma parte de un programa denominado CAIPaDi (Centro de Atención Integral del Paciente con Diabetes) dirigido a pacientes con diabetes tipo 2, no fumadores, y sin complicaciones crónicas incapacitantes (es decir, ceguera, insuficiencia renal, amputación).

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2012, en México 1 de cada 10 personas tiene diabetes de tipo 2, esto es, cerca de 11 millones de mexicanos, una cifra por debajo de la real considerando que hasta el 50% de los pacientes no están diagnosticados.

Un análisis publicado en 2010 estima que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) invierte el 3.1% de sus gastos de operación, equivalente a 452 millones de dólares anuales, en la atención de pacientes con diabetes de tipo 2. El costo promedio anual por paciente sin complicaciones es de 2.700 en comparación con 3.600 dólares del paciente con complicaciones.

El nuevo modelo de atención tiene como objetivo disminuir las complicaciones mediante una educación integral y atención multidisciplinaria que permite un mejor control del paciente con diabetes de tipo 2 de reciente diagnóstico.

Al terminar el simposio, y en entrevista con Medscape, el Dr. Kershenobich explicó que el nuevo modelo de atención lleva ya dos años y medio en funcionamiento.

Se han atendido más de 800 pacientes, de los cuales 328 se encuentran controlados (HBA1c ≤ 7%) y el primer análisis, presentado durante el LV Congreso Internacional de la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología en noviembre de 2015, muestra que la aplicación del mismo favorece una mayor obtención de metas de control integrales a corto plazo en pacientes con diabetes de tipo 2 de reciente diagnóstico.  

El análisis se realizó con los 328 pacientes bajo control que completaron el programa entre marzo de 2014 y julio de 2015. La muestra comprende un 58,5% de pacientes de género femenino, con un promedio de edad de 51,5 ± 11 años, un tiempo de diagnóstico 2,7 ± 2 años, y un índice de masa corporal de 29,7 ± 5 kg/m2.

Se evaluaron los cambios en los parámetros definidos por el Programa de Reconocimiento a la Atención de la Diabetes (DRP) del Comité Nacional de Aseguramiento de Calidad (NCQA) de la visita 1 a la visita 4. Los cambios fueron significativos (p < 0.001) e incluyeron: HbA1c (8,1 ± 2 a 6,3 ± 8%); colesterol no HDL (154,8 ± 43 a 109,9 ± 28 mg/dl); triglicéridos (181 (45 - 2923) a 121 (38 - 435); TA sistólica 129,9 ± 17 a 120 ± 14 mmHg; peso 76,8 a 74,9 kg. La adherencia al programa fue del 78,3%.

Un aspecto crucial, comenta el Dr. Kershenobich, es cambiar el modelo de atención tradicional en el cual el paciente asiste a una consulta con el endocrinólogo de 20-30 minutos para el control de las cifras de glucemia. En este nuevo modelo el paciente asiste a sesiones “donde lo ven todos los especialistas, el mismo día de forma coordinada, en una consulta de 6 horas de duración. Esto se repite una vez al mes por cuatro meses, seguido de un sistema continuo de apoyo a distancia”.

El equipo multidisciplinario del programa incluye endocrinólogos especialistas en diabetes y obesidad, psiquiatras, educadores en diabetes, nutriólogos, odontólogos especialistas en periodoncia, especialistas en actividad física, oftalmólogos especialistas en retina y especialistas en el cuidado de pies. “En cada sesión el paciente recibe educación que le permite comprender su enfermedad y tener control sobre la misma, para que continué su tratamiento con su médico general”, añadió el Dr. Kershenobich.

“Se trata de una intervención diseñada para proporcionar educación y proveer técnicas de empoderamiento (usando herramientas interactivas de bajo costo), durante un corto periodo de tiempo, seguido por apoyo a distancia utilizando tecnologías de internet y teléfonos celulares”.

Dos aspectos son relevantes para el programa: tener metas para la atención y trabajar con un equipo multidisciplinario.

La idea a largo plazo es que “lo que estamos desarrollando en el Instituto pueda ser replicado en otras partes”.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE

procesando....