Zika: Historia de un virus emergente

Dr. Marc M. Gozlan

Conflictos de interés

29 de febrero de 2016

Primera infección experimental en seres humanos

El informe de caso de Bearcroft no hace mención de la aprobación por el comité de ética o del consentimiento del paciente para la inducción deliberada de la infección en un individuo sano. ¿Podría este voluntario ser el propio investigador? Se describe al voluntario como un hombre europeo de 34 años que había sido residente en Nigeria durante un periodo de 4,5 meses antes de la inoculación y que no había tenido ningún contacto con alguna infección conocida durante ese periodo. El voluntario había recibido una vacuna contra la fiebre amarilla tres meses antes de viajar a Nigeria.[7]

El inóculo constaba de material reconstituido de cerebro de ratón infectado con la cepa del virus Zika de Nigeria Oriental, que se había conservado en frascos sellados a una temperatura de -50°C durante dos años. En el quinto día después de la inoculación, el brazo izquierdo del voluntario se expuso a un lote de mosquitos hembra, y 95 insectos quedaron repletos con la sangre del voluntario. En el séptimo día después de la inoculación, el paciente estuvo expuesto por segunda vez a un lote más pequeño de insectos, y se alimentaron 13 mosquitos hembra. S los insectos hematófagos potencialmente infectados se les permitió alimentarse de ratones lactantes, pero los mosquitos A. aegypti no lograron transmitir la infección a los ratones.[7]

Tras un periodo de incubación de 82 horas, el voluntario experimentó fiebre leve y breve (38°C en el quinto día), con cefaleas, malestar general, náuseas y vértigo, pero sin signos de afectación de algún tejido específico. Como en el caso de la niña de 10 años de Nigeria Oriental descrito por MacNamara dos años antes, el virus Zika fue aislado de la sangre del hombre durante la etapa aguda de la infección. Hacia la mañana del séptimo día, el paciente se sintió muy bien y su temperatura se normalizó.[7]

En 1958, otras dos cepas del virus Zika fueron aisladas de los mosquitos A. africanus en bosque tropical de Lunyo, entre el bosque tropical Zika y Entebbe. Al igual que el bosque tropical Zika, el de Lunyo está situado a las orillas del lago de la península de Entebe, pero este bosque tropical es 6 metros más bajo que el zika.[8]

Figura 5. Una torre de acero de 36,5 metros de altura para la captura de mosquitos por arriba de la cubierta forestal. Fotografía de Duncan Whitfield, EACSO. De Haddow AJ, et al. Bull  World Health Organ. 1964;31:57-69.[9]

En 1962-1963, nuevas cepas del virus Zika se aislaron de mosquitos arbóreos en el bosque tropical Zika. Tres de las cinco cepas provenían de mosquitos infectados capturados por arriba de la cubierta forestal durante tres horas después del atardecer. Esas observaciones demostraron que estos insectos se pueden propagar largas distancias cuando ocurren corrientes de conversión a nivel de la copa de los árboles [9] (Figura 5).

Durante una captura de insectos, David Simpson, un biólogo de 28 años del Instituto de Investigación de Virus Africano Oriental en Entebbe, cayó enfermo.[10] Simpson presentó una cefalea leve una noche, y a la siguiente mañana, un exantema maculopapuloso rosado, no pruriginoso, difuso, cubría su cara, cuello, tronco y brazos. Simpson también describió sensaciones de dolorimiento leve en su espalda y en los muslos. Al siguiente día, el exantema se había diseminado a las extremidades y afectaba a las palmas y las plantas. Hacia el medio día, su temperatura era de 37,4°C. El exantema desapareció por completo en el quinto día.

Nunca se supo con certeza el origen de esta infección humana, porque el investigador había visitado el bosque tropical Zika 23 días antes de enfermarse y fue picado por insectos en una época en que se estaban aislando cepas de virus de los mosquitos capturados en este bosque tropical. El biólogo también había estado manejando estas cepas en el laboratorio. Dado el carácter leve de la enfermedad, Simpson comentó que "si fue una infección típica por el virus Zika, no es sorprendente que en circunstancias normales, el virus no se aísle con frecuencia en el hombre".[10] El segundo y el tercer casos de infección por el virus Zika, notificados en 1973[11] y 1975,[12] también fueron infecciones relacionadas con el laboratorio.

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....