Nueva guía emitida por CDC sobre las pruebas de IgM contra el virus de Zika en el embarazo

Janis C. Kelly

Conflictos de interés

12 de mayo de 2017

Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos actualizó el 5 de mayo las recomendaciones para los médicos que atienden a mujeres embarazadas asintomáticas con posible exposición al zika.[1]

La guía actualizada incorpora nuevos datos que muestran que la respuesta de inmunoglobulina M (IgM) al virus de Zika puede persistir durante más de 12 semanas y por tanto no es un signo fiable de infección reciente. Por el contrario, la positividad en la prueba de ácido nucleico (NAT) del virus de Zika se desvanece con el tiempo a medida que disminuye el nivel de ARN de zika, de manera que una prueba de ácido nucleico negativa no descarta una infección reciente.

"Este cambio se está haciendo debido a que la guía sobre las pruebas de zika de CDC en mujeres embarazadas se basa, en parte, en una prueba [Zika mediante ELISA IgM] para detectar anticuerpos contra el virus de Zika o proteínas que el cuerpo elabora para combatir las infecciones por el virus de Zika", de acuerdo con un nuevo comunicado de CDC.[2] "Nuevos datos parecen indicar que la infección por el virus de Zika, similar a algunas otras infecciones por flavivirus, puede hacer que los anticuerpos contra el virus de Zika permanezcan en el cuerpo durante meses después de la infección en algunos individuos. En consecuencia, es posible que los resultados de estas pruebas no puedan determinar si las mujeres se infectaron antes o después de su embarazo".

La determinación del tiempo de infección es importante pues el riesgo para el feto es más alto con la infección durante el primer trimestre del embarazo.

La guía actualizada modifica las recomendaciones para las pruebas de las mujeres embarazadas asintomáticas que podrían haber tenido exposición al virus de Zika antes de la concepción. Las recomendaciones para las pruebas en mujeres embarazadas que tienen síntomas de infección por virus de Zika permanecen sin cambio.

"Sin embargo", advierte el comunicado de CDC, "si una mujer embarazada sintomática tiene positividad para IgM y negatividad para la prueba de ácido nucleico, y ha vivido o viajado a una zona con un aviso preventivo de viaje por reporte de casos de zika publicada por CDC, los profesionales sanitarios deben reconocer que el resultado positivo para IgM no necesariamente indica infección reciente".

Cinco pasos para evaluar a mujeres embarazadas asintomáticas

CDC recomienda cinco pasos para valorar a las mujeres embarazadas asintomáticas con posible exposición al virus de Zika antes de la concepción, como las que han vivido o que han viajado con frecuencia (diariamente o cada semana) a zonas con aviso preventivo de viaje del CDC.

  1. Efectuar detección de riesgo de exposición y síntomas de zika en todas las mujeres embarazadas, con prueba de ácido nucleico del virus de Zika de inmediato en quienes presentaron síntomas durante el embarazo o cuya pareja sexual tuvo positividad en las pruebas para infección por virus de Zika.

  2. Evaluar de manera trimestral mediante la prueba de ácido nucleico del virus de Zika, a no ser que una prueba previa fuese positiva.

  3. Si se llevó a cabo amniocentesis por un motivo diferente a infección por virus de Zika, tomar en cuenta también llevar a cabo una prueba de ácido nucleico del virus de Zika en especímenes de amniocentesis.

  4. Asesorar de manera trimestral a las mujeres embarazadas sobre las limitaciones de la prueba de IgM para virus de Zika y la prueba de ácido nucleico.

  5. Considerar las pruebas de IgM previas a la concepción con el fin de determinar las concentraciones de IgM para el virus de Zika iniciales como parte de la asesoría previa a la concepción.

La infección por virus de Zika en una mujer embarazada conlleva un aumento en el riesgo para el feto, pero la guía actualizada de CDC hace notar que las respuestas prolongadas de IgM para el virus de Zika, al igual que en otras infecciones por flavivirus, complican los esfuerzos para distinguir las infecciones recientes de las previas en zonas con transmisión endémica. Puede ser más difícil establecer la temporalidad de la infección por la reacción cruzada con otros flavivirus, sobre todo dengue.

Datos de estudios de casos confirmados de Zika, mediante la prueba de ácido nucleico en pacientes sintomáticas en Puerto Rico, en donde el dengue no es un factor, revelaron una mediana de tiempo transcurrido hasta la primera IgM negativa de 122 días después del inicio de los síntomas (rango: 8 días - 210 días). Las pruebas de ácido nucleico en estas pacientes demostraron ARN del virus en 36% de las pacientes 8 a 15 días después del inicio de los síntomas, pero tres de cinco mujeres embarazadas en ese estudio tuvieron ARN detectable a los 46 días y una a los 80 días después del inicio de los síntomas.

"Nuestra guía actual es parte de un esfuerzo continuado por compartir datos lo más pronto posible para acciones de salud pública", agregó en el comunicado de prensa el Dr. Henry Walke, gerente de incidentes de las iniciativas de respuesta al virus de Zika en CDC. "A medida que sabemos más sobre las limitaciones de las pruebas de anticuerpos, seguimos actualizando nuestra guía para garantizar que los profesionales sanitarios cuenten con la información más actualizada para asesorar a las pacientes que se infectan por virus de Zika durante el embarazo".

Comentario

3090D553-9492-4563-8681-AD288FA52ACE
Los comentarios están sujetos a moderación. Por favor, consulte los Términos de Uso del foro

procesando....